Compartir

Mi bebé de 8 meses no gatea: por qué y qué hacer

 
Por Eva Martínez Fierro. 15 enero 2020
Mi bebé de 8 meses no gatea: por qué y qué hacer

¿A qué edad gatea un bebé? El gateo suele ser la primera forma de desplazamiento que realizan los bebés por sí mismos entre los 6 y los 10 meses de edad. Es un hito del desarrollo psicomotriz que no todos los niños realizan, ya que aprenden antes a andar o usan otras técnicas para moverse (arrastrarse, rodar…). Es una etapa muy importante en la que los bebés aprenden a coordinar brazos y piernas y comienzan a ser más autónomos y, nosotros, debemos propiciar las condiciones necesarias para favorecer que nuestro bebé llegue a gatear. ¿Y si un bebé no gatea? ¿Es obligatorio que todos los bebés gateen?

En este artículo de paraBebés, vamos a ver si es normal que un bebé de 8 meses no gatee, si no se para ni se sienta y qué hacer si a esa edad no gatea.

También te puede interesar: Cuándo gatea un bebé

Mi bebé de 8 meses no gatea, ¿es normal?

Para que un bebé logre llegar a gatear, debe tener suficientemente desarrollados los músculos de brazos, piernas y espalda, además de contar con cierta madurez neurológica y con la suficiente coordinación motriz que le permita mover brazos y piernas alternativamente para desplazarse. El desarrollo no es igual para todos los bebés, y habrá algunos que estén preparados para gatear con 6 meses y, otros, no lo estarán hasta los 10. En el siguiente artículo encontrarás más información sobre el inicio del gateo.

Lo más importante, es respetar el momento evolutivo de nuestro hijo e hija y no forzarle a realizar algo para lo que no está preparado. Por lo tanto, si tu bebé con 8 meses no gatea, no hay de qué preocuparse, puesto que entra dentro de la normalidad.

Mi bebé de 8 meses no gatea, ni se para ni se sienta

Como hemos mencionado anteriormente, cada bebé tiene un ritmo de desarrollo diferente y logran los hitos evolutivos en diferentes momentos. No podemos generalizar y, además, debemos tener en cuenta otros factores como, por ejemplo, el momento de su nacimiento. En caso de los niños prematuros, tardarán más en alcanzar ciertos logros y será su pediatra quién evalúe cada caso particular.

Ya hemos visto en el apartado anterior que no gatear con 8 meses no es algo preocupante pero, ¿qué pasa si tampoco es capaz de sentarse? En este punto debemos diferenciar dos cosas distintas: mantenerse sentado y sentarse por sí mismo. Con 8 meses de edad, un bebé nacido a término, por lo general, es capaz de mantener el equilibrio si le sentamos en el suelo, en la trona o en la silla. Además, este es uno de los requisitos para comenzar la alimentación complementaria alrededor de los 6 meses.

Por otro lado, el hecho de sentarse solos, lleva algo más de tiempo. De hecho, muchos bebés aprenden antes a gatear y luego a sentarse. Si su pediatra considera que tu bebé no tiene ninguna patología previa y se está desarrollando correctamente, no debes preocuparte si con 8 meses todavía no gatea o no se sienta por sí mismo. Cuando esté preparado, lo hará.

Qué hacer si un bebé de 8 meses no gatea

Como hemos mencionado anteriormente, con 8 meses es normal que un bebé no gatee, ya que entre los 6 y los 10 meses es cuando se suele lograr este hito. Hay niños y niñas que, incluso, primero aprenden a caminar y luego a gatear. Lo que sí debemos hacer nosotras, las personas que les acompañamos, es propiciar las condiciones adecuadas para fomentar, en este caso, su psicomotricidad. Mediante ejercicios de estimulación, lograremos que nuestro bebé se interese por explorar el medio en el que se encuentra, incitando así el gateo. A continuación vamos a ver los consejos que puedes seguir:

1. El movimiento libre

Existe una corriente pedagógica desarrollada por Emi Pikler que se basa en la libertad de movimientos de los bebés. Debemos evitar tener a nuestros hijos e hijas durante largos períodos de tiempo en hamacas, carritos, cuna… tenemos que aprovechar los momentos en los que esté despierto para dejarle en el suelo y que él mismo pueda moverse libremente.

Para ello, podemos crear un espacio seguro en el que colocaremos una manta o una colchoneta para que no se golpee, lejos de lugares que supongan una amenaza como enchufes sin protección, muebles que se puedan caer, objetos pequeños a la vista… así, poco a poco descubrirá las capacidades y las limitaciones de su cuerpo e irá aprendiendo por sí mismo a moverse de todas las formas posibles: a sentarse, a girar sobre sí mismo, a gatear, a ponerse de pie… el papel del adulto queda en un segundo plano, sirviendo de guía para el bebé, sin intervenir y sin forzar posturas que el bebé no logra hacer por él mismo.

2. Espejo

Al poner un espejo delante de él, le hará gracia verse en el reflejo (aunque de momento no se reconozca), y puede que así trate de avanzar hacia él. Además, es muy beneficioso contar con un espejo a su altura para que vea sus expresiones, su cuerpo, su entorno…

3. Juguetes

Si ofrecemos a nuestro hijo o hija sus juguetes favoritos cuando está tumbado en el suelo, intentará alcanzarlos. Por ejemplo: la imitación, junto con el juego, es uno de los mecanismos de aprendizaje de los niños y niñas pequeños, por lo que si nos ve gatear a nosotros, seguramente trate de hacerlo igual.

En definitiva, si nuestro bebé no gatea, que no sea porque no le hemos dado la oportunidad de hacerlo. Debemos estimular a nuestros bebés en todos los sentidos, para que poco a poco vayan conociendo su entorno e interesándose por él. Debemos huir de las comparaciones entre niños y centrar la atención en lo más importante que nuestro hijo esté activo y sea feliz. Cuando esté preparado para hacer algo, lo hará.

Encontrarás más consejos útiles en el siguiente artículo sobre Cómo ayudar a un bebé a caminar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi bebé de 8 meses no gatea: por qué y qué hacer, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Desarrollo y crecimiento del bebé.

Bibliografía
  • Godall, T. (septiembre de 2016). Movimiento libre y entornos óptimos. Reflexiones a partir de un estudio con bebés. Recuperado de: https://www.google.com/url?sa=t&source=web&rct=j&url=https://www.piklerloczy.org/sites/default/files/documentos/teresa_godall_movimiento_libre_y_entornos_optimos._reflexiones_a_partir_de_un_estudio_con_bebes.pdf&ved=2ahUKEwjP7KSpjPXmAhWZDWMBHYSLBEs4ChAWMBZ6BAgCEAE&usg=AOvVaw0_GNIV_iDy20USGTMJ5ljq
  • Saeta, M (29 de agosto de 2019). El gateo: ¿imprescindible para el desarrollo del bebé? Recuperado de: https://www.criarconsentidocomun.com/el-gateo-imprescindible-para-el-desarrollo-del-bebe/

Escribir comentario sobre Mi bebé de 8 meses no gatea: por qué y qué hacer

¿Qué te ha parecido el artículo?

Mi bebé de 8 meses no gatea: por qué y qué hacer
Mi bebé de 8 meses no gatea: por qué y qué hacer

Volver arriba