Compartir

Dificultades de aprendizaje: qué son, causas y tipos

 
Por Lorena García Vega. 15 octubre 2020
Dificultades de aprendizaje: qué son, causas y tipos

Conforme los niños y niñas van creciendo, el adulto muestra una mayor atención en su proceso de aprendizaje, pudiendo detectar algunos problemas que se acusan especialmente en un bajo rendimiento académico.

Entre las diferentes causas que pueden desencadenar en un bajo rendimiento, se sitúan las dificultades de aprendizaje, estas son un término genérico que se refiere a un grupo heterogéneo de trastornos, manifestados por dificultades significativas en la adquisición y uso de la capacidad para entender, hablar, leer, escribir, razonar o para las matemáticas.

Estos trastornos del aprendizaje son intrínsecos al individuo, suelen ser debidos a una disfunción del sistema nervioso y pueden acompañar a la persona durante toda la vida.

En este artículo de paraBebés vamos a conocer las dificultades de aprendizaje, qué son, causas y tipos.

¿Qué son las dificultades de aprendizaje?

Las dificultades de aprendizaje no están asociadas a un coeficiente intelectual (CI) bajo. Hay muchos niños y niñas que poseen un coeficiente intelectual situado en la media, que adquieren buenas habilidades, son educados bajo un sistema que permite que se desarrollen correctamente y que en casa siguen esa misma línea de educación y, sin embargo, presenta algún tipo de dificultad que les impide llevar el ritmo de la clase.

Con el término dificultad de aprendizaje se describen una serie de limitaciones que el cerebro tiene para obtener, almacenar, utilizar y transmitir la información que posee. Por lo tanto, no tiene por qué ir asociado a un bajo cociente cognitivo, pero, a la larga, si no se interviene, podría suponer un problema en cuanto a su rendimiento en los estudios, su futuro laboral o sus relaciones sociales.

Causas de las dificultades del aprendizaje

Muchas veces las causas de los problemas de aprendizaje están sin determinar. Los factores que pueden intervenir para que el niño presente dificultades de aprendizaje son:

  • Causas genéticas. Pudiéndose heredar de otros familiares que lo padezcan; los diagnósticos no solo ayudan a la persona que los padece, cuando estos se deben a causas genéticas, ponen la señal de alarma y es más fácil detectar e intervenir ante un nuevo posible miembro en la familia.
  • Enfermedades. Puede ser que el niño haya padecido alguna enfermedad como meningitis o encefalitis y le haya dejado alguna secuela, pero también se puede producir por alguna lesión en la cabeza por algún accidente o caída grave.

Signos y síntomas de los problemas de aprendizaje

Lo más importante ante cualquier dificultad es estar atentos, observar e intervenir cuanto antes para recibir la ayuda y estimulación necesaria. Cuando los especialistas se dispongan a realizar una evaluación, explorarán 4 aspectos prioritariamente:

  • Aspectos intelectuales
  • Aspectos madurativos
  • Aspectos instrumentales
  • Aspectos emocionales

Un indicador suele ser el lenguaje, ya que el uso que hace de él es bastante pobre, les cuesta expresarse correctamente. En este artículo puedes ver el desarrollo del lenguaje. Los niños con dificultades de aprendizaje presentan cierta inmadurez en su sistema nervioso, reflejándose especialmente:

  • Trastornos de motricidad (fina y gruesa)
  • Confusión figura-fondo
  • Trastornos del lenguaje
  • Noción temporal confusa
  • Dificultad de orientarse en el espacio
  • Deficitaria percepción del esquema corporal

En cuanto al área instrumental también presentan una serie de dificultades en:

  • Cálculo
  • Escritura
  • Lectura
  • Ortografía

Sobre los trastornos emocionales no tienen por qué ser un indicador de dificultad de aprendizaje. Sin embargo, suelen estar vinculados, pues el niño posee una serie de carencias verbales que le impiden relacionarse de la misma forma con el entorno y las situaciones. Esto se refleja especialmente cuando el grupo de iguales comienza a resolver los conflictos utilizando las palabras y la forma en la que el niño los suele resolver, es por medio de gestos corporales acompañándolos en muchas ocasiones, de cierta agresividad. Aquí explicamos cómo abordar las conductas agresivas a través de la disciplina positiva.

El hecho de hacerse entender y no ser capaz le provoca la sensación de frustración que, por otra parte, le dificulta gestionar las emociones desde una perspectiva más calmada y sosegada.

También hay que tener en cuenta que, previo a un diagnóstico, los niños con dificultad de aprendizaje muestran una equivocada apariencia de falta de interés en los estudios, poca implicación, perezosos, no realizan la tarea o la hacen sin mostrar ningún tipo de esfuerzo, no escuchan y pueden caer sobre ellos la injusta etiqueta (deberían eliminarse todas) de vagos, pasotas, rebeldes.

Señales para detectar los trastornos de aprendizaje

Como padre y madre, ¿a qué tipo de comportamientos debes prestar más atención? Hay que estar especialmente atento si el niño presenta alguno o varios de estos indicadores:

Las señales a identificar desde los 2 años hasta los 6 años son:

  • Retraso en la adquisición del lenguaje. Sobre los dos años los niños deben disponer de vocabulario suficiente como para poder manifestar sus necesidades y, en torno a los 2 años y medio, son capaces de construir frases de dos palabras. En este artículo hablamos sobre por qué puede ser que un niño de 3 años no hable.
  • Dificultades para aprender conceptos, como por ejemplo los colores, las letras o los números; más allá de ser capaces de nombrarlos, la problemática también reside en que no los identifica.
  • Dificultades en la expresión y comprensión del lenguaje. Sobre los tres años aproximadamente el niño es capaz de expresarse de tal manera que, los adultos entienden todo lo que dicen, sin embargo, en niños que presentan dificultad de aprendizaje, les cuesta expresarse, en ocasiones lo que dicen no se entiende con claridad y además poseen muy poco vocabulario.
  • Dificultades para prestar atención, el tiempo de atención de un niño es bastante limitado y enseguida se deja llevar por un nuevo estímulo, sin embargo, sobre los 2 años y medio ya es capaz de permanecer atento escuchando una historia.
  • A partir de los 5 años muestra dificultades para ser capaces de dibujar formas sencillas como el círculo, trazo que comienzan a marcar de forma inconsciente en edades muy tempranas, el cuadrado o el triángulo.
  • Les cuesta vestirse de forma autónoma, sobre todo las prendas en las que es necesario abrocharse los botones.
  • El manejo de las tijeras les resulta una dificultad, saltar o hacer ejercicios que requieren una cierta coordinación y desarrollo de la lateralidad.
  • La actitud que presenta hacia la adquisición de nuevos aprendizajes no suele ser positiva, mostrando conductas de ira, frustración e irritabilidad.

Una vez pasada la primera infancia, a partir de los 6 años aproximadamente, pueden presentar otro tipo de indicadores como:

  • Les cuesta entender e interpretar las indicaciones verbales, pudiendo ser entendido como desobediencia, si no hay todavía un diagnóstico.
  • Dificultad para recordar datos y memorizar.
  • Dificultad para escribir con claridad, teniendo una ortografía bastante ilegible.
  • Dificultad para hacer cálculos sencillos de matemáticas o ser capaz de interpretar el enunciado de un problema.
  • Dificultad para explicar sin ayuda y de forma autónoma algún tipo de información tanto de manera oral como escrita.
  • Dificultad para seguir instrucciones en cualquier tipo de contexto o situación.
  • Dificultad para mantener la atención durante un tiempo prolongado, como puede ser la duración de una clase.

Tipos de trastornos del aprendizaje

Los trastornos de aprendizaje han existido siempre, pero hasta hace no mucho tiempo, no se diagnosticaban y por lo tanto no se trataban. No obstante, hay dificultades que son muy comunes, que presentan en torno al 10%- 15% de la población y que con una apropiada intervención no tienen por qué interferir en el éxito académico.

Hay varias dificultades específicas de aprendizaje. Los problemas de aprendizaje más comunes son los siguientes:

Dislexia

Dificultad para el aprendizaje e integración de la lectura y la escritura, pudiendo mostrar déficits en varias áreas de desarrollo y continuar manifestándose en la edad adulta. Se caracterizan por poseer dificultades en la descodificación de las palabras, apreciándose en la dificultad por recordar y aprender normas gramaticales así como automatizar reglas ortográficas. En este artículo encontrarás más información sobre este trastorno del aprendizaje, la dislexia.

Disgrafía

Este trastorno del aprendizaje consiste en la dificultad de expresión escrita. Existen dos tipos de disgrafía:

  • La motriz, el niño es capaz de pronunciar y representar los sonidos, pero presenta dificultades en la escritura al poseer una psicomotricidad fina poco desarrollada.
  • La específica, donde el niño tiene dificultades para reproducir la forma de la letra, esto se debe a una escasa coordinación, ritmo y orientación espacial y temporal.

Disortografía

Dificultad para desarrollar la escritura, esto se refleja en problemas para deletrear, tiende a reemplazar letras o escribir las palabras tal y como las pronuncia, agrupándolas normalmente por sílabas. En este artículo encontrarás más información sobre este trastorno del aprendizaje, la disortografía.

Discalculia

Dificultad para la adquisición de habilidades matemáticas y el procesamiento numérico. No está asociado a un déficit de inteligencia, pero sí puede repercutir en su adaptación al medio. En este artículo encontrarás los síntomas, causas y el tratamiento de la discalculia.

Trastorno de aprendizaje no verbal

El trastorno de aprendizaje no verbal (TANV) es un problema de neurodesarrollo que afecta al aprendizaje y está relacionado con la dificultad de la coordinación motora, gestión emocional, organización espacial, adaptación a nuevas situaciones. Todavía no se puede concluir que se deba a una disfunción o lesión en el hemisferio derecho y puede afectar de forma diferente a cada persona.

Trastorno específico del lenguaje

El trastorno específico del lenguaje (TEL) o disfasia es la dificultad para la comprensión del lenguaje hablado y escrito. Los niños y niñas con TEL suelen relacionarse poco y debido a su escasez de lenguaje oral terminan aislándose o siendo aislados lo que puede llevar a la confusión con el trastorno de espectro autista (TEA). Sin embargo y a diferencia de los rasgos autistas, los infantes con trastorno específico del lenguaje sí presentan intención comunicativa, siendo capaces de expresarse gestualmente.

La importancia de la intervención precoz

Las dificultades de aprendizaje, como se ha ido viendo a lo largo del artículo, no son imposibilidades de aprendizaje, sino que, si son tratadas de la forma correcta, no tiene que interponerse entre el niño y el éxito escolar. La intervención y diagnóstico es fundamental, pero también lo es la detección y aceptación de que el niño puede necesitar ayuda específica para enfrentarse a la tarea académica.

Existen muchos profesionales que acompañan al niño y a sus familias para que esta dificultad no suponga un problema y que, con la colaboración de todos se puedan ir solucionando dichas dificultades.

Si deseas leer más artículos parecidos a Dificultades de aprendizaje: qué son, causas y tipos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Desarrollo y crecimiento del niño.

Escribir comentario sobre Dificultades de aprendizaje: qué son, causas y tipos

¿Qué te ha parecido el artículo?

Dificultades de aprendizaje: qué son, causas y tipos
Dificultades de aprendizaje: qué son, causas y tipos

Volver arriba