menu
Compartir

Deshidratación en bebés: causas, síntomas y tratamiento

 
Por Leidy Mora. 24 febrero 2021
Deshidratación en bebés: causas, síntomas y tratamiento

Durante la infancia, las infecciones gastrointestinales son frecuentes, sin embargo, pueden traer algunas complicaciones en el bebé si no son atendidas a tiempo. Una de ellas es la deshidratación, que se presenta cuando hay un desequilibrio en los líquidos corporales, ya sea porque el bebé no toma suficientes líquidos o porque está perdiendo más agua y minerales de lo habitual.

Ahora bien, es importante como mamás saber de qué forma actuar en caso de que se presente, en este artículo de paraBebés hablaremos de la deshidratación en bebés: causas, síntomas y tratamiento.

Causas de la deshidratación en bebés

La deshidratación es un cuadro clínico que se produce cuando hay perdidas de líquidos corporales y sales minerales sin reposición, creando un desbalance hídrico que provoca que los órganos no funcionen de forma correcta. El bebé pierde agua a través del sudor, las lágrimas, el pis y la caca.

A cualquier edad se puede sufrir de esta alteración, pero son los bebés y los niños quienes tienen ciertas características que los predisponen a sufrir de deshidrataciones severas en cortos períodos de tiempo. Concretamente, el cuerpo de los bebés tiene mayor cantidad reserva de líquidos.

El cuerpo de un recién nacido tiene aproximadamente 75% de agua, a partir del año baja a 65%, mientras que un adulto tiene solo entre 50 y 60%. Por eso, un bebé tiene mayor necesidad de aporte de líquidos para mantenerse en equilibrio. Así pues las causas de la deshidratación en bebés son:

  • Los bebés tienen mayor superficie corporal por donde evaporar agua. Además, la inmadurez en sus mecanismos de termorregulación hace que les cueste adaptarse más a los cambios de temperatura.
  • No puede manifestar que están sedientos.
  • Diarreas: La gastroenteritis aguda es la primera causa de deshidratación en niños.
  • Vómitos: como resultado alteraciones digestivas. En este artículo, verás qué hacer cuando un bebé vomita por boca y nariz.
  • Fiebre y calor: producen sudoración.
  • Faringitis y estomatitis: enfermedades que provoquen la disminución de la ingesta de líquidos.
  • Otras causas graves como quemaduras corporales.
  • Infecciones: los bebés y los niños son propensos a sufrir de infecciones. Estas hacen que presenten fiebres y alteraciones gastrointestinales como diarreas y vómitos.

Síntomas de la deshidratación en bebés

Debes estar atenta a las manifestaciones de la deshidratación en tu bebé, que se clasifican de leves a moderadas y graves dependiendo de la cantidad de líquidos perdidos sin reponer.

Síntomas leves a moderados de la deshidratación del bebé

  • Se muestra sediento y tendrá la boca seca.
  • El bebé está más apático, se mueve menos, juega menos.
  • Va a disminuir las veces que hace pis. Se evidencia por la cantidad de pañales que le cambias, menos de 6 pañales al día. En este artículo, te contamos por qué mi bebé recién nacido no hace pis.
  • La fontanela o mollera, la separación blanda de la cabeza del bebé, está hundida.
  • Cuando llora, salen pocas lágrimas.
  • Dependiendo de la causa de la deshidratación, puede tener heces blandas por pérdida de líquidos por diarrea. Si la pérdida es por vómitos, tendrá cacas duras.

Síntomas graves de la deshidratación en el bebé

  • Ojos hundidos.
  • Al llorar, no tendrá lágrimas.
  • El bebé se muestra muy irritable y somnoliento.
  • Fontanela hundida.
  • Boca seca y piel reseca y arrugada.
  • Hará pis solo una o dos veces al día. La orina será de color amarillo fuerte y tendrá olor.
  • Respiración anormal, taquicardia e hipotensión arterial.
  • Muestra palidez. Sus manos y pies están fríos.
  • Puede presentar cambios en el estado de conciencia.

Tratamiento de la deshidratación en bebés

¿Cómo evitar la deshidratación en bebés? Cuando un bebé presenta los síntomas es importante buscar soluciones para combatir los riesgos de deshidratación en bebés. A continuación, veremos distintos tipos de tratamiento para la deshidratación en bebés en función de la gravedad de cada caso.

Rehidratación oral

La manera más efectiva de reponer estos líquidos y sales perdidas en deshidrataciones leves a moderadas es con suero oral, también llamado sales de rehidratación oral. Contiene agua y solutos como sodio, potasio, cloruro, citrato y glucosa. Se consiguen en las farmacias, a precios accesibles y vienen en presentaciones con distintos sabores agradables para que sea bien recibido por el bebé. Este suero oral debes dárselo poco a poco a sorbos durante el día.

En el caso de bebés con leche materna a libre demanda, se debe destacar que si presentan una deshidratación leve, puedes manejarlo manteniéndolo hidratado con suero oral y líquidos habituales. Si por el contrario se alimenta con leche de fórmula, puedes adicionar teteros de agua. Si el bebé tiene alimentación complementaria, puedes agregar jugos de fruta y caldos, todo dependiendo si el bebé acepta líquidos.

La deshidratación en bebés es prevenible, si tu bebé tiene diarrea, vómitos, fiebres y sudoración, debes estar atenta a ofrecerle líquidos y sueros de rehidratación oral que favorezcan el correcto balance de líquidos sin traer consecuencias, mientras es evaluado por su pediatra.

Rehidratación intravenosa

En los casos graves de deshidratación en bebés, donde hay impedimentos para rehidratarlos por vía oral y el bebé tenga perdidas importantes de agua y sales, se utiliza rehidratación intravenosa para la restitución de los líquidos perdidos.

En todo caso, si tu bebé muestra síntomas de deshidratación, debes llevarlo a donde su pediatra para que realice un examen físico y sustente con los exámenes de sangre el grado de gravedad de la deshidratación. Así mismo, el pediatra debe buscar la causa de la deshidratación para atacarla con el tratamiento adecuado.

Si deseas leer más artículos parecidos a Deshidratación en bebés: causas, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud del bebé.

Bibliografía
  • Molina, JC. (2019). Deshidratación. Rehidratación oral y nuevas pautas de rehidratación parenteral. Madrid. Pediatría Integral 23, (2):98-105.
  • Santos, M. (2006). Deshidratación. Perú. Revista de las Ciencias de la Salud de Cienfuegos Vol.11. Especial 1. Recuperado de: http://www.sld.cu/galerias/pdf/sitios/urgencia/22_deshidratacion.pdf

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Deshidratación en bebés: causas, síntomas y tratamiento
Deshidratación en bebés: causas, síntomas y tratamiento

Volver arriba