Compartir

Cómo preparar papillas para bebés de 6 meses

 
Por Eva Martínez Fierro. Actualizado: 12 diciembre 2019
Cómo preparar papillas para bebés de 6 meses

Llega el momento de comenzar la alimentación complementaria (AC) de nuestro bebé y empiezan a surgirnos un montón de dudas: "¿cuántas veces hay que darle de comer?", "¿qué cantidad preparamos?", "¿qué alimentos puede tomar?", "¿es necesario empezar por papillas y purés?"... En la revisión de los seis meses con el o la pediatra, nos suelen dar un papel orientativo con todas estas cuestiones explicadas de forma general. Incluso hay ocasiones en las que los profesionales sanitarios no actualizados con los últimos estudios, indican comenzar con los purés antes de cumplir los 6 meses de edad o esperar para introducir ciertos alimentos.

En este artículo de paraBebés vamos a ver cuáles son las primeras papillas y purés que puedes hacer a tu bebé y cómo puedes prepararlas, así como las alternativas que puedes llevar a cabo siguiendo en todo momento las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

También te puede interesar: Cómo preparar leche de soya para bebés

¿Cuáles son las primeras papillas para un bebé?

Normalmente, las primeras papillas que empieza a tomar un bebé son las de frutas. Es una merienda rápida, sencilla y muy nutritiva ya que les aporta multitud de nutrientes, vitaminas y fibra que les va a ir fenomenal para regular su tránsito intestinal, ya que con el inicio de la alimentación complementaria se vuelve más lento y puede surgir el estreñimiento. Aquí puedes ver si es mejor la fruta cocida o cruda para bebés.

Después de introducir las frutas, podemos empezar a preparar a los bebés purés de verduras a los que iremos añadiendo ingredientes progresivamente. En realidad, el orden da igual, podemos empezar preparando purés de verduras y después seguir con la fruta. En el siguiente apartado vamos a ver qué alimentos y en qué cantidad vamos a usar para cocinar.

¿Qué puede comer un bebé de 6 meses?

Lo esencial para empezar a preparar purés o papillas, es respetar el tiempo de introducción de cada alimento nuevo para comprobar que a nuestro bebé no le da alergia. Para ello, introduciremos solo un alimento nuevo al día, con el objetivo de que, si alguno le da reacción, sepamos identificar con rapidez cuál ha sido.

Para los alimentos potencialmente alérgenos (pescado, huevo, frutos secos, gluten, legumbres…) y aquellos que tengan algún antecedente familiar de alergia en la familia, debemos ofrecer dicho alimento durante tres días seguidos y no introducir ninguno nuevo en ese tiempo. Las últimas indicaciones que encontramos en la Guía de la Alimentación Complementaria elaborada por la Asociación Española de Pediatría (AEDP) en 2019, nos explican que introducir los alimentos potencialmente alérgenos a edades tempranas (de 6 meses en adelante) y no esperar a que sean más mayores como se hacía hasta hace unos años, puede prevenir reacciones alérgicas futuras.

A partir de los 6 meses, los niños pueden comer prácticamente cualquier alimento evitando hasta el año de edad la sal, las verduras de hoja verde (acelgas, espinacas…) y los lácteos, principalmente. También deberemos tener cuidado con el azúcar, intentando atrasar el máximo posible su introducción y ofreciendo alimentos dulces muy esporádicamente.

En cuanto a la cantidad de alimento a ofrecer, debemos tener en cuenta que los bebés hasta el año de edad son lactantes, por lo que la leche ya sea materna o de fórmula, debe ser su alimento principal y no se debería sustituir ninguna toma por comida, únicamente complementar como indica su nombre. Al inicio, seguramente comerán dos o tres cucharadas y progresivamente irán regulándose y tomando más cantidad.

Recetas de papillas para bebés de 6 meses

Teniendo en cuenta lo anterior, vamos a ver cómo preparar papillas de frutas, cereales, arroz y avena para bebés a partir de los 6 meses.

Cómo hacer papilla de frutas

Como hemos mencionado anteriormente, la papilla de frutas suele ser el primer alimento que los bebés toman diferente a la leche. Para ello, siguiendo las indicaciones de un alimento nuevo al día, podemos comenzar con media pera, por ejemplo. Si todo va bien, al día siguiente podemos ofrecer un cuarto de pera y un cuarto de manzana y así progresivamente. Podemos combinar frutas nuevas con las ya introducidas y debemos tener en cuenta que el plátano o la manzana pueden estreñir al bebé.

También, tenemos que actuar con sentido común y no hacer excesiva cantidad de papilla ya que nosotros seríamos incapaces de comernos 3 piezas de fruta medianas para merendar y, además, se nos oxidará. Si vamos a pasar la tarde fuera de casa y queremos llevar la papilla, podemos añadir unas gotitas de limón para evitar esto. Algunos ejemplos de combinaciones de papillas de frutas son las siguientes:

  • Medio plátano, media pera y media naranja exprimida (no es bueno abusar del zumo de naranja porque tiene mucho azúcar, pero nos aportará líquido si nos queda muy espesa).
  • Media manzana y media pera.
  • Tres fresas (teniendo en cuenta que es un alimento alérgeno y se debe ofrecer durante 3 días), medio plátano y el zumo de media naranja.
  • Medio kiwi, media mandarina y un cuarto de manzana.

Para elaborar estas papillas seguiremos estos pasos:

  1. Lavar. En primer lugar, lavaremos las frutas seleccionadas.
  2. Pelar. A continuación pelaremos las frutas.
  3. Cortar. Después las cortamos en trozos.
  4. Triturar. Por último las pondremos en el vaso de la batidora y trituraremos. Luego, se las ofrecemos al bebé con una cuchara.

Cómo hacer papilla de cereales

Para hacer estas papillas, podemos usar cereales industriales (preparados para bebés) que podemos encontrar en cualquier tienda de alimentación o bien usar cereales naturales (arroz, avena, trigo…) como veremos más adelante. Para hacer la papilla de cereales de caja, debemos seguir las instrucciones del fabricante para ver la cantidad apropiada en cada momento. En cualquier caso, su elaboración es muy sencilla.

  1. Preparar la leche. Primero prepararemos un bol con la cantidad de leche templada que tome habitualmente el bebé (materna o de fórmula).
  2. Añadir los cereales. Después agregaremos las cucharadas de cereales hasta que consigamos la textura que más le guste. Cuantas más cucharadas le añadamos, más espesa quedará.

Cómo hacer papilla de arroz

La papilla de arroz es una forma estupenda de ofrecer al bebé cereales naturales exentos de azúcar añadido. Para ello necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • Un cuarto de taza de arroz
  • Una taza de leche materna o de fórmula, agua o caldo casero
  • Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE)

Para hacer la papilla de arroz, procederemos siguiendo estos pasos:

  1. Cocer el arroz. El arroz se debe cocer en agua de forma habitual siguiendo las indicaciones del fabricante.
  2. Añadir la leche. Una vez cocido el arroz, lo ponemos en el vaso de la batidora y añadimos la taza del líquido que hemos escogido.
  3. Triturar todo junto y añadir un chorrito de AOVE y ¡listo! Consejo: el líquido es mejor añadirlo poco a poco para conseguir la textura perfecta.

Cómo hacer papilla de avena

La papilla de avena es otra forma de aportar cereales naturales a nuestro hijo. Es un alimento laxante, por lo que nos ayudará a aliviar el estreñimiento del bebé. Usaremos los siguientes ingredientes:

  • Un cuarto de taza de copos suaves de avena
  • Una taza de leche materna o de fórmula

Para hacer la papilla de realizaremos los sigueintes pasos:

  1. Hervir la avena. En primer lugar, ponemos a hervir los copos de avena en agua durante 5 minutos aproximadamente (ya que la leche materna y de fórmula no está recomendado llevarla a ebullición).
  2. Batir. Después de hervir los copos de avena, los escurrimos y los ponemos en el vaso de la batidora junto con la leche seleccionada y batimos. Consejo: a esta mezcla podemos añadirle alguna fruta si nos apetece y la dará otro sabor.

Alternativas a las papillas: el Baby Led Weaning

En los últimos años, está tomando fuerza un método totalmente apuesto a los purés. Se trata del Baby Led Weaning (BLW), que consiste en ofrecer a los bebés la alimentación complementaria en trozos sólidos dejando que ellos gestionen su alimentación, a la vez que aprenden las texturas y los sabores de cada alimento en particular decidiendo qué quieren comer y en qué cantidad.

En realidad, no es un método nuevo, pues es algo que se ha realizado toda la vida hasta que se inventó la batidora y es una forma igualmente válida e interesante para ofrecer a nuestros bebés el amplio abanico gastronómico con el que contamos. Para ello, debemos tener en cuenta ciertas medidas de seguridad como no atar los arneses de la trona y presentar los alimentos blanditos para que ellos puedan aplastarlos con las encías, entre otras cosas. Si quieres saber más sobre este método, puedes leer este artículo de paraBebés en el que se explica con todos los detalles qué es el método Baby Led Weaning, sus beneficios y cómo introducirlo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo preparar papillas para bebés de 6 meses, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Alimentación del bebé.

Bibliografía
  • Gomez M. (2018) Recomendaciones de la Asociación española de pediatría sobre la alimentación complementaria. Recuperado de https://www.aeped.es/comite-lactancia-materna/documentos/recomendaciones-aeped-sobre-alimentacion-complementaria
  • Llorca, J. (2018). Sin dientes y a bocados. España. Vergara.
  • Organización Mundial de la Salud. Alimentación complementaria. Recuperado de: https://www.who.int/nutrition/topics/complementary_feeding/es/

Escribir comentario sobre Cómo preparar papillas para bebés de 6 meses

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo preparar papillas para bebés de 6 meses
Cómo preparar papillas para bebés de 6 meses

Volver arriba