Salud en el embarazo

Cómo aliviar los dolores musculares en el embarazo

 
Leidy Mora
Por Leidy Mora. 9 diciembre 2021
Cómo aliviar los dolores musculares en el embarazo

El embarazo es una etapa donde el cuerpo de la madre sufre una transformación, que va más allá del crecimiento del útero. Durante la gestación, prácticamente todos los tejidos responden a la acción hormonal, de manera directa e indirecta, como es el caso de los músculos.

Los músculos pueden lesionarse en esta etapa por diferentes razones, aunque generalmente estas lesiones están relacionadas con la ganancia de peso producto del crecimiento del bebé. Esto puede ser bastante incómodo para la madre, sobre todo cuando se junta con otros malestares del embarazo. Por eso, en el siguiente artículo de paraBebés, te diremos cómo aliviar los dolores musculares en el embarazo siguiendo algunos consejos prácticos y naturales.

Índice

  1. Cuándo empiezan los dolores musculares en el embarazo
  2. Aplicar calor en el músculo lesionado
  3. Realizar masajes en el área donde se percibe el dolor
  4. Utiliza fajas de sujeción
  5. Descanso
  6. Evita realizar esfuerzos
  7. Realiza ejercicios aptos para embarazadas
  8. Al dormir, utiliza un cojín de lactancia entre las piernas
  9. Remedios naturales para el dolor muscular en el embarazo
  10. Tratamientos alternativos
  11. Utiliza fármacos analgésicos recetados por el médico

Cuándo empiezan los dolores musculares en el embarazo

Los dolores musculares en el embarazo son habituales y, en algunas madres, comienzan en el primer trimestre, pero no es hasta el tercer trimestre de la gestación cuando se agudizan y se vuelven más frecuentes.

Causas de los dolores musculares en el embarazo

Las causas que generan estos dolores musculares a lo largo de la gestación son variadas. Entre estas destacan las siguientes:

  • El aumento de la carga física impacta en músculos, tendones y ligamentos, debido al aumento de peso que se experimenta.
  • La presión que hace la cavidad uterina en los tejidos aledaños.
  • La adaptación postural al peso de la barriga.
  • La acción de la hormona relaxina sobre los tejidos, que puede producir lesiones en articulaciones y músculos.

Todos estos factores causan algún malestar durante el embarazo. El más frecuente es el dolor en los músculos de la espalda baja, que es experimentado por un 60% de las madres al final del embarazo, así como dolores en la zona abdominal, en los glúteos y en las piernas, especialmente alrededor de la rodilla.

Estos dolores musculares en el embarazo pueden ser tratados con el objetivo de mejorar la calidad de vida de la madre, aunque no se recomienda el consumo frecuente de fármacos para tratarlos. Existen maneras naturales y sencillas de calmarlos, por lo que, a continuación, daremos algunos consejos para aliviar los dolores musculares en el embarazo.

Aplicar calor en el músculo lesionado

Uno de los tratamientos más conocidos para aliviar el dolor muscular en el embarazo es aplicar calor en el músculo afectado. Para hacerlo, puedes colocar una bolsa térmica en el foco del dolor durante unos minutos y acompañarlo de un baño con agua caliente, dejando que el agua corra por la zona.

Esta acción ayudará a que aumente el flujo sanguíneo y fomentará la movilidad y la flexibilidad del músculo adolorido, sin afectar el embarazo. Si hay inflamación y dolor, también se recomienda alternar 10 minutos de calor y 10 minutos de frío.

Realizar masajes en el área donde se percibe el dolor

Otra manera de aliviar el dolor muscular en el embarazo es a través de masajes en la zona adolorida. Para esto, es recomendable utilizar cremas analgésicas a base de árnica y caléndula.

Lo ideal es que le pidas a un profesional o a tu pareja que te dé este masaje, pues ayuda a relajar los músculos y a liberar sustancias, como las endorfinas, que bloquean estos dolores. A la hora de hacer este masaje, hay que presionar firmemente el área del dolor y mover los nudillos de las manos hacia arriba y hacia abajo en la zona afectada. Hazle saber a tu masajista con qué técnica sientes más alivio.

Utiliza fajas de sujeción

Las fajas de sujeción en el embarazo ayudan a aliviar los dolores, debido a que disminuyen el peso de la barriga, mejoran la postura y minimizan la presión del bebé en la zona pélvica. En este artículo encontrarás información sobre cuándo empezar a usar faja en el embarazo.

Por las razones expuestas anteriormente, usar faja en el embarazo alivia los dolores musculares, especialmente los que afectan la espalda baja y la pelvis. Lo importante es elegir la faja correcta y usarla solo durante ratos cortos, cuando se estés parada o caminando.

Cómo aliviar los dolores musculares en el embarazo - Utiliza fajas de sujeción

Descanso

Algunos de los dolores musculares en el embarazo aparecen porque la madre no descansa lo suficiente durante el día. Muchas trabajan sentadas sin tener periodos de descanso o, por el contrario, pasan largos ratos de pie, ejerciendo presión en un solo punto, por lo que pueden verse lesionados los músculos.

Según cuál sea tu situación para aliviar estos malestares en el embarazo, te recomendamos seguir estas indicaciones:

  • Si pasas largos ratos sentada: ponte de pie y camina y asegúrate de tener una correcta postura en la silla.
  • Si pasas largos ratos de pie: siéntate o recuéstate cada cierto tiempo. Lo ideal es no pasar mucho rato en una misma posición.

Evita realizar esfuerzos

La relaxina hace que los tejidos se flexibilicen con el fin de prepararlos para el momento del parto. Si se realizan movimientos bruscos o se levantan objetos pesados, los músculos pueden lesionarse, debido a que están más elásticos. En estas situaciones, además de lesionar los tejidos, puedes poner en riesgo el bienestar del bebé.

Así pues, si sientes dolores musculares en el embarazo, no hagas esfuerzos o presiones el músculo afectado, evita movimientos constantes y peso extra.

Realiza ejercicios aptos para embarazadas

¿Cómo aliviar el dolor muscular en el embarazo? Una de las maneras para prevenirlo es realizar ejercicios suaves permitidos como la natación, el yoga y el pilates prenatal, además de 30 minutos de caminata diaria. Descubre se se puede nadar en el embarazo y los algunos ejercicios de natación para embarazadas.

Además, la matrona también puede recomendarte ejercicios para aliviar los dolores musculares más habituales como, por ejemplo, el dolor lumbar.

Cómo aliviar los dolores musculares en el embarazo - Realiza ejercicios aptos para embarazadas

Al dormir, utiliza un cojín de lactancia entre las piernas

Si tienes dolores musculares en el embarazo durante el tercer trimestre, en la pelvis y en la espalda, puedes aliviarlos poniéndote un cojín o almohada entre las piernas al dormir. Esto mantiene la espalda recta y refuerza la zona lumbar, lo que mejorará la posición vertebral y aliviará los dolores musculares que puedan generarse por tensión en esta zona.

Remedios naturales para el dolor muscular en el embarazo

¿Cómo aliviar los dolores musculares en el embarazo? No debemos dejar de un lado los remedios naturales que tienen efectos antiinflamatorios y analgésicos sobre los músculos. A continuación, te mostramos cuáles son los mejores remedios naturales para el dolor muscular en el embarazo:

  • Infusión de jengibre: es apto para consumir en el embarazo y un potente desinflamatorio muscular. En este artículo verás si se puede tomar jengibre en el embarazo y cómo tomarlo.
  • Aceite de oliva y de romero: tienen propiedades analgésicas y antiinflamatorias cuando los colocas directamente sobre la zona adolorida.
  • Frutas: como la piña. Se recomienda consumirlas para aliviar los dolores musculares en el embarazo, sin embargo, si sufres de acidez es mejor no comerlas.

Recuerda que el consumo de toda infusión o remedio natural debe ser previamente aprobado por un profesional sanitario.

Cómo aliviar los dolores musculares en el embarazo - Remedios naturales para el dolor muscular en el embarazo

Tratamientos alternativos

Cuando los dolores musculares en el embarazo se hacen constantes y afectan la vida cotidiana de la embarazada, se recomienda que tratarlos con tratamientos alternativos, como la acupuntura o acupresión y la reflexología, que están permitidas en el embarazo.

La meditación y el mindfulness también pueden ayudar a reducir el estrés en la madre y, de este modo, disminuir algunos dolores musculares que aparecen debido a esta causa. En este artículo encontrarás más información sobre para qué sirve la meditación.

Utiliza fármacos analgésicos recetados por el médico

No se aconseja el consumo frecuente de fármacos para aliviar los dolores musculares en el embarazo, pero puede ser una opción para cuando los dolores se vuelven agudos. El analgésico permitido en el embarazo es el paracetamol, pues los estudios han comprobado que no produce efectos sobre el embarazo si su consumo es ocasional. Eso sí, no debe excederse de la dosis recomendada, que es 650 mg por toma, ni consumirlo por más de 3 días seguidos.

Como hemos visto, hay diferentes maneras de aliviar el dolor muscular en el embarazo, sin embargo, lo primordial es prevenirlos, optando por mantener una buena postura, realizando ejercicios de bajo impacto diariamente e incluyendo vitaminas y minerales en la dieta diaria.

Es importante que cuando aparezcan estos dolores musculares en el embarazo, lo consultes con tu médico tratante y tu matrona, pues ellos te aconsejarán las mejores alternativas para tratarlos sin poner en riesgo el bienestar del embarazo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo aliviar los dolores musculares en el embarazo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud en el embarazo.

Bibliografía
  • American pregnancy association (2021). Treating Muscle Cramps During Pregnancy. Recuperado de: https://americanpregnancy.org/healthy-pregnancy/pregnancy-health-wellness/treating-muscle-cramps-during-pregnancy/
  • Lacassie, H. (2014). Dolor y Embarazo. España. Revista médica clínica los condes. Vol. 25. Núm. 4. Julio 2014, páginas 641-650.
  • Munjin, M. (2007). Dolor lumbar relacionado al embarazo. Chile. Revista chilena de obstetricia y ginecología 2007; 72(4), paginas 258-265.
  • Rivera, R. (2012). Manejo del dolor no obstétrico durante el embarazo. Colombia. Revista colombiana de anestesiología. Volumen 40, Número 3, agosto-octubre de 2012, páginas 213-223.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 4
Cómo aliviar los dolores musculares en el embarazo