menu
Compartir

Estoy embarazada y siento punzadas en mi parte íntima, ¿qué puede ser?

 
Por Yurisbeth Zanotty. Actualizado: 3 febrero 2021
Estoy embarazada y siento punzadas en mi parte íntima, ¿qué puede ser?

Durante el período de gestación el cuerpo de la mujer experimenta modificaciones importantes, desde el punto de vista anatómico y funcional. Estas adaptaciones son necesarias para proporcionar el espacio que el bebé necesita para crecer y desarrollarse con éxito.

La mayoría de las embarazadas, siente preocupación al presentar molestias o dolores en el interior de la vagina, sobre todo al no saber qué las ocasiona. Si es tu caso, no te preocupes las punzadas son normales y son señales que todo va evolucionado de forma correcta. En este artículo de paraBebés, responderemos a la siguiente pregunta: estoy embarazada y siento punzadas en mi parte íntima, ¿qué puede ser? Te explicaremos las causas principales de su aparición.

 

Causas de los pinchazos genitales en el embarazo

La presencia de pinchazos genitales en el embarazo, pueden ser ocasionados por razones anatómicas y hormonales. A continuación, veremos las causas anatómicas y hormonales de las punzadas genitales en el embarazo:

  1. Aumento del tamaño del útero: para mantener al bebé cómodo incrementa el volumen y este ejerce mayor peso sobre el piso de la pelvis y por consiguiente, puede causar presión vaginal y dolor genital.
  2. Aumento en la presión vaginal durante el embarazo: los ligamentos son estructuras que sostiene al útero en su lugar. Unen la matriz con los huesos de la pelvis de la gestante. En el embarazo, estos ligamentos se estiran para brindar estabilidad y sostenimiento al bebé, y como todo el aparato genital femenino está en contacto con el útero, su tensión también aumenta y se presenta dolor en zonas más inferiores, como la vagina.
  3. Aumento del tamaño del bebé: ejerce presión sobre la pelvis, y también en los órganos presentes en el piso pélvico como el útero, la uretra, la vejiga y la vagina. Su debilitamiento puede causar mayor peso en esa área y por consiguiente dolor vaginal.
  4. Presión en la parte baja de la cadera y la pelvis: el dolor vaginal se vuelve más intenso conforme avanza el embarazo, entre el segundo y tercer trimestre, debido a la presión en esta zona. En este artículo encontrarás la siguiente información: estoy embarazada y me duele el vientre, ¿es normal?
  5. Valores altos de la relaxina: esta hormona es producida por el cuerpo lúteo del ovario y por la placenta durante la gestación. Su acción es facilitar el paso del bebé a través de la zona pélvica en el momento del parto, al inducir la relajación de los músculos. Los valores más altos de esta hormona se evidencian al principio del embarazo, porque interviene en la implantación del óvulo fertilizado en el útero, causando dolor muscular y tensión en toda la zona abdominal, incluyendo en la vagina.

 

¿Son normales los calambres genitales en el embarazo?

Los calambres en los genitales son una condición que toda gestante experimenta y que puede afectar el área genital. Se relacionan principalmente con la adaptación en el canal del parto, y la segregación de hormonas maternas. Por lo tanto, si te preguntas si los calambres en los genitales en el embarazo son normales, la respuesta es que sí.

Cuando el abdomen inicia su crecimiento, el cuerpo se inclina hacia adelante por efectos de la gravedad y para mantener el equilibrio. Esta condición genera una curvatura fisiológica de la columna vertebral llamada lordosis. La lordosis se acentúa entre el quinto y octavo mes, causando presión en los nervios abdominogenitales y genitocrurales.

El nervio genitocrural, también llamado genitofemoral, es un nervio sensitivo que involucra la región genital y la porción superior interna del muslo. Al existir una compresión o fallas en la irrigación sanguínea a esa área, pueden ocasionarse calambres genitales.

Si quieres saber más, consulta el siguiente artículo: Calambres en el vientre durante el embarazo, ¿son normales?

¿Cuándo debo preocuparme por el dolor vulvar en el embarazo?

El dolor vulvar en el embarazo es absolutamente normal. Aun así puede ser que pienses lo siguiente: estoy embarazada y siento punzadas en mi parte, ¿qué puede ser? Aun y ser normal, si este dolor está acompañado por los siguientes síntomas, es importante que acudas a un profesional sanitario.

  1. Sensación de dolor o presión muy intensa por período de tiempo prolongado durante horas o días.
  2. Fiebre y/o escalofríos.
  3. Sangrado. Consulta el siguiente artículo si es normal el sangrado en las primeras semanas de embarazo.
  4. Dolor al orinar.
  5. Náuseas. En este artículo tienes información sobre cómo quitar las náuseas en el embarazo.
  6. Vómitos.
  7. Diarrea.

Infecciones

A veces hay causas más graves que necesitarán tratamiento para que no ocasione daños a la embarazada ni al bebé. Por ejemplo, una infección no tratada puede extenderse por todo el cuerpo y ponerlos en peligro, incluso podría causar un parto prematuro. Si te preguntas cuándo debo preocuparme por el dolor vulvar en el embarazo, a continuación, te mostramos las posibles infecciones que pueden derivar de un dolor intenso en la zona genital:

  1. Vaginitis: inflamación vaginal causada por la presencia de hongos o bacterias en la vagina.
  2. Infección del tracto urinario.
  3. Apendicitis.
  4. Cistitis.
  5. Cálculos renales.

¿Qué hacer ante las punzadas en las partes íntimas durante el embarazo?

Comúnmente la presencia de punzadas en las partes íntimas son solo consecuencias propias del embarazo. Sin embargo, en ocasiones las punzadas en las partes íntimas durante el embarazo son molestas y desagradables. En ese caso, hay que seguir las recomendaciones de un profesional sanitario, tales como las siguientes:

  1. Toma suficiente agua: para evitar los episodios de estreñimiento y mantener el cuerpo hidratado.
  2. Mantente activa durante el embarazo: realizar ejercicios como caminar, te ayudará a mejorar la circulación sanguínea, fortalecer los músculos y mantener una buena postura.
  3. Mantén una postura derecha para cargar objetos: no debes cargar objetos pesados.
  4. Evita poner en tensión los músculos sacrolumbares: si necesitas levantar un objeto del suelo, usa siempre las piernas, no la espalda y no debes ponerte de cuclillas.
  5. Siéntate correctamente: sobre todo cuando debes permanecer sentada mucho tiempo.
  6. Al dormir debes acostarte de lado con las piernas flexionadas, encorvada y con una pierna extendida y la otra flexionada.
  7. Realiza cambios de posición constante.
  8. Disfrutar de baños con agua caliente para relajarte.
  9. Las embarazadas con calambres o dolor en la zona íntima constantes, requieren una evaluación más precisa para determinar las causas de los síntomas.

Si deseas leer más artículos parecidos a Estoy embarazada y siento punzadas en mi parte íntima, ¿qué puede ser?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud en el embarazo.

Bibliografía
  • López E, Ramos E, Martin Y. Calambres musculares benignos durante el embarazo. Medicina Naturista. 2012: 6; 2. 89-92.
  • Parisi L, et al. Muscular cramps: proposals for a new classification. Acta Neurol Scand. 2003: 107; 3, 176-86.
  • Wurcel V. Tratamiento de los calambres nocturnos en embarazadas. Evid. Actual. Práct. Ambul. 2007: 10; 2, 61-62.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Estoy embarazada y siento punzadas en mi parte íntima, ¿qué puede ser?
Estoy embarazada y siento punzadas en mi parte íntima, ¿qué puede ser?

Volver arriba