Compartir

Cómo aliviar el dolor de la ciática en el embarazo

 
Por Sheila Peón. 27 abril 2020
Cómo aliviar el dolor de la ciática en el embarazo

El nervio ciático es el nervio más largo del cuerpo humano, el cual nos permite sentir nuestras extremidades inferiores. Se origina en la pelvis para seguir por el glúteo, por la parte trasera de las piernas y llegar hasta el pie. Por ello, una presión sobre él puede provocar una serie de molestias, en una parte o por todo el recorrido. Es a lo que llamamos ciática.

Puede aparecer durante el embarazo provocado por factores tales como el aumento de peso, la modificación del dentro de gravedad, cambios posturales o la acción de algunas hormonas, como es el caso de la progesterona.

En este artículo de paraBebés veremos cuáles son los síntomas de la ciática, cuándo empieza y cuánto dura, si es normal o no que aparezca al principio del embarazo, si puede provocar que no podamos caminar, medidas para aliviar este dolor y qué ejercicios podemos realizar para aliviar la ciática durante la gestación.

Síntomas de la ciática en el embarazo

Son varios los síntomas que pueden aparecer cuando se sufre de ciática, que variarán dependiendo de la gravedad y de cada persona. Estos son los principales:

  • Dolor que comienza en la zona baja de la espalda, pudiendo pasar por una nalga y la parte posterior de una de las piernas y el pie. Este dolor suele aparecer solamente en un lateral del cuerpo y raramente se produce en los dos.
  • Normalmente duele más al sentarse.
  • Dificultades para ponerse de pie o caminar.
  • Hormigueo o adormecimiento en la pierna afectada y/o el pie.
  • Ardor o quemazón en el área perjudicada.

Ciática en el embarazo: cuándo empieza y cuánto dura

La ciática durante la gestación suele aparecer con más frecuencia en la segunda mitad del embarazo, momento en el que la mujer a menudo adopta malas posturas de espalda debido al tamaño y peso de la barriga, impulsando la pelvis hacia delante.

La duración de la ciática va a depender del daño que se produzca sobre el nervio ciático. Normalmente, el dolor intenso suele remitir en unos días. Pero a veces las molestias son tan grandes que pueden llegar a ser muy incapacitantes, dificultando la deambulación.

No todas las embarazadas van a tener un episodio de ciática a lo largo de su embarazo, pero casi la mitad de ellas en algún momento sí. Los indicadores de mayor probabilidad de sufrir ciática son:

  • menor edad
  • si se sufren a menudo dolores lumbares
  • si se han sufrido en embarazos anteriores
  • descansar poco por las noches o dormir pocas horas
  • tener problemas de columna
  • sufrir depresión durante el embarazo

¿La ciática al principio del embarazo es normal?

La ciática puede aparecer en cualquier embarazada durante cualquier trimestres de gestación. Pero si esta surge al comienzo del embarazo, el embarazo no será la causa, ya que al útero no le ha dado tiempo aún a agrandarse lo suficiente como para ejercer presión sobre el nervio ciático.

El origen de esa ciática entonces podría ser una mala postura o una hernia discal previa, entre otras patologías en las que se alcance a presionar el nervio ciático.

¿Es normal que por la ciática no pueda andar?

Dependiendo de la gravedad y de la intensidad de la ciática, es cierto que hay algunas personas que ni siquiera pueden levantarse de la cama por el dolor que esta produce, o el dolor sobre el glúteo y la pierna puede dificultar el caminar o incluso llegar a ponerse en pie.

Cómo aliviar el dolor de la ciática

Los ejercicios, posiciones y remedios más eficaces para evitar y aliviar el dolor de la ciática son los siguientes:

1. Evitar el sedentarismo y practicar ejercicio moderado

Lo más recomendado es la natación, ya que al estar sumergida en el agua se evita el impacto sobre las articulaciones. También se puede dar largos paseos o apuntarse a clases de yoga y llevar a cabo técnicas de relajación, salvo en casos en los que el médico haya recomendado reposo.

2. Llevar una dieta sana y equilibrada

El aumento excesivo de peso durante el embarazo aumenta el riesgo de padecer ciática.

3. Buena higiene postural

No permanecer sentada durante mucho tiempo ni en la misma posición, así como no cruzar las piernas. Mantener la espalda lo más recta posible y si debes recoger algo del suelo no doblar la espalda, sino las rodillas. Procura no levantar mucho peso.

4. El calzado es importante

Este no sebe ser ni muy plano ni con mucho tacón. Lo ideal es entre 3-5 cm.

5. Utilizar una almohada

Es recomendable poner un cojín entre las piernas a la hora de dormir. La mejor postura para dormir es sobre el lado izquierdo, y utilizando a mayores esta almohada se consigue mantener la columna recta y aliviar el dolor. Aquí se explica la posición ideal ara dormir estando embarazada.

6. Calor seco

Varias veces al día, directamente sobre la zona dolorida con ayuda de una bolsa de agua caliente, un saco de semillas o baños de agua caliente, con la precaución de que el agua no esté a demasiada temperatura.

7. Masajes

Aprovecha para pedir a tu pareja que te realice un suave masaje, junto con música relajante para aliviar el dolor de la ciática.

Si después de seguir estos consejos el dolor de ciática no cesa, lo mejor es acudir a tu médico/a por si tiene que recetarte algún medicamento que ayude a tratar esta molesta patología, recuerda que siempre hay que evitar la automedicación. Tomarnos medicamentos durante el embarazo por nuestra cuenta puede repercutir en la salud del bebé.

Ejercicios para la ciática en el embarazo

Los ejercicios que puede hacer una embarazada con ciática dependerán principalmente del dolor que sienta y de su estado físico general. Los ejercicios los dividimos en tres tipos:

De fortalecimiento

Para fortalecer la columna vertebral y los músculos. Como los típicos abdominales:

  • Dorsales: sentada con las piernas cruzadas, rota el torso hacia un lado y hacia otro aguantando unos segundos cada vez.
  • Lumbares: tumbada mirando hacia el techo, con las piernas flexionadas y llevándolas hacia un lado mientras se gira la cabeza hacia el contrario y viceversa)
  • También se puede realizar pilates adaptado al embarazo.

De estiramiento

Estos son muy recomendables para aliviar en concreto el dolor que produce la ciática.

  • Uno lo podemos realizar tumbadas con la espalda apoyada, los pies posados en el suelo y las rodillas flexionadas.
  • Otro, llevando un tobillo hacia la rodilla contraria y tirar a la vez del muslo (el de la rodilla) hacia nuestro pecho.

De bajo impacto

En esta clasificación nos encontramos:

  • Los paseos diarios sin parar durante ½-1 hora (o lo que nos permita la ciática)
  • La natación y las actividades acuáticas como el aquagym para embarazadas
  • El yoga
  • La danza del vientre para embarazadas

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo aliviar el dolor de la ciática en el embarazo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud en el embarazo.

Bibliografía
  • Hochschuler, S.; (2013). Fisioterapia y ejercicios para la ciática.
  • Junta de Comunidades de Castilla la Mancha. (2018). Anexo Ejercicios de gimnasia para la embarazada.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo aliviar el dolor de la ciática en el embarazo
Cómo aliviar el dolor de la ciática en el embarazo

Volver arriba