Compartir

Hernia umbilical del bebé: síntomas, causas y tratamiento

 
Por Sheila Peón. 24 marzo 2020
Hernia umbilical del bebé: síntomas, causas y tratamiento

Tras el nacimiento del bebé, un pequeño trozo de lo que era el cordón umbilical permanece unido al abdomen hasta que este termina de secarse y finalmente se desprende, después de unos días. Una vez que se ha caído, los padres y madres tendrán que observar y controlar el aspecto que tiene el ombligo, por si existiera alguna anomalía.

Una de estas posibles anomalías es la hernia umbilical, que se produce debido a una falta de cierre del anillo umbilical. Es una patología habitual y normalmente benigna, que sobre todo puede notarse especialmente cuando el bebé llora o hace fuerza.

En este artículo de paraBebés vamos a ver las causas por las que se produce la hernia en el ombligo de los recién nacidos, los síntomas que provoca una hernia umbilical, cuál es el mejor tratamiento para eliminarla y cómo podemos evitar una hernia umbilical en el bebé.

Causas de la hernia umbilical en recién nacidos

Una hernia umbilical es una protuberancia de tamaño variable, que se produce porque parte del intestino sale hacia el exterior a través de la abertura de los músculos del abdomen, por donde pasaba antes el cordón umbilical durante el embarazo.

Estos músculos abdominales, que previamente tenían una abertura, normalmente se cierran tras el nacimiento del bebé. Pero a veces esto no ocurre o se cierra parcialmente, pudiendo aparecer así una hernia en el abdomen. Por tanto, la causa principal de la hernia umbilical en recién nacidos es que no se han cerrado los músculos del abdomen. La protuberancia puede aparecer al nacer o más adelante durante la vida del niño o de la niña.

La hernia umbilical sucede en el 5% de los bebés recién nacidos, y no se relaciona con ninguna otra patología o enfermedades. En bebés prematuros es tres veces más frecuente, al igual que en niños y niñas de bajo peso al nacer.

Se ha observado que los bebés afroamericanos tienen un riesgo un poco mayor que el resto.

Síntomas que produce una hernia umbilical

Cuando el muñón del cordón umbilical se cae, el ombligo del bebé queda entre 0,5 y 1 cm hacia fuera, que es lo que se conoce como “ombligo cutáneo”. Esto es lo normal, pero si finalmente queda una hernia umbilical, estos son los síntomas:

  • Protuberancia, abultamiento o inflamación en la zona del ombligo, que se hace más evidente cuando el pequeño hace fuerza, tose o llora.
  • No produce dolor alguno.
  • Son inofensivas.

En otros casos derivan en algunas complicaciones, aunque por fortuna son poco frecuentes. Una de esas complicaciones que pueden llegar a ser peligrosas para la salud del bebé ocurre cuando el tejido que sobresale, al quedar “estrangulado”, le llega menos cantidad de sangre y produce dolor. Si no llega nada de sangre a este tejido, el tejido se muere y produce una peligrosa gangrena, pudiendo extenderse a todo el abdomen.

Estos son los síntomas de dicho estrangulamiento, en el que se requerirá atención médica urgente:

  • Cambio de color y aspecto de la hernia, más inflamada y endurecida.
  • Irritabilidad y lloro constante.
  • Dolor intenso en el abdomen.

 

Tratamiento para eliminar la hernia umbilical en bebés

Lo más seguro es que el pediatra prefiera esperar un tiempo, ya que la mayoría de las hernias umbilicales en bebés se resuelven y se cierran solas sin hacer nada a medida que van creciendo, normalmente antes de cumplir los dos años. Aunque hay algunos que tardan un poco más de tiempo.

En el caso de que el pequeño ya tenga 4 años y sigue teniendo la hernia en el ombligo, si esta es de un tamaño exageradamente grande o si se ha producido el estrangulamiento que antes hemos visto, se hará necesaria como tratamiento una intervención quirúrgica para poder resolverla. Sin esta cirugía, es probable que la hernia se vuelva aún más grande y moleste más. El objetivo de esta operación es empujar el contenido de esta hernia dentro de la cavidad abdominal y reparar la zona en la pared del músculo.

Después de la intervención, es importante procurar que el bebé no sufra estreñimiento, porque esto significaría que tiene que hacer más fuerza para evacuar y no interesa hasta que no esté del todo recuperada la herida.

 

Cómo evitar la hernia umbilical en los bebés

En la actualidad no se conoce ningún método para poder prevenir las hernias umbilicales en los bebés.

Existen algunas creencias populares que no tienen ningún fundamento científico que avale su eficacia, por lo que no sirven para eliminar las hernias. Como ejemplo, antiguamente se creía que se solucionaban colocando sobre el ombligo herniado una moneda, un botón, un garbanzo o algún objeto parecido sujeto con un trozo de esparadrapo.

Tampoco sirven los drenajes ni el uso de fajas. Incluso son contraproducentes, así que lo mejor en estas situaciones es acudir al los profesionales de pediatría para que ellos o ellas valoren y aconsejen cuál es el mejor tratamiento.

Si deseas leer más artículos parecidos a Hernia umbilical del bebé: síntomas, causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud del bebé.

Bibliografía
  • Asociación Española de Pediatría. (2013). Guía práctica para padres desde el nacimiento hasta los 3 años.
  • Medline Plus. (2019). Hernia umbilical.

Escribir comentario sobre Hernia umbilical del bebé: síntomas, causas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Hernia umbilical del bebé: síntomas, causas y tratamiento
Hernia umbilical del bebé: síntomas, causas y tratamiento

Volver arriba