menu
Compartir

Síndrome del bebé sacudido: síntomas, causas, prevención y tratamiento

 
Por Leidy Mora. 29 abril 2021
Síndrome del bebé sacudido: síntomas, causas, prevención y tratamiento
Imagen: Guías Médica

Una de las primeras causas de la mortalidad infantil en los países desarrollados es el síndrome del bebé sacudido, una condición que responde a una sacudida violenta del bebé menor de 3 años que provoca un traumatismo craneoencefálico, trayendo consecuencias graves en el bebé como parálisis cerebral, retraso mental y en algunos casos la muerte.

En el siguiente artículo de paraBebés hablaremos del síndrome del bebé sacudido, cuales son los síntomas detectables en el bebé, qué causa esta condición, las maneras de prevenirlo y el tratamiento al que se someten los bebés que sufren de este maltrato.

Qué es el síndrome del bebé sacudido

El síndrome del bebé sacudido, también conocido como "traumatismo craneal por maltrato", es un conjunto de síntomas que resultan de una lesión en el cerebro grave producida por sacudir o zarandear violentamente al bebé. Este maltrato infantil es un problema de salud pública, cuya tasa de mortalidad estimada es de 20-25% de los niños que lo padecen.

Este síndrome es especifico en bebés menores de dos años (aunque puede extenderse hasta los 5 años), pues hasta esta edad el bebé aún no tiene el tono muscular adecuado para sostener con fuerza su cabeza. Este síndrome lesiona gravemente las células del cerebro, provocando desgarro de los vasos sanguíneos y a su vez hemorragias intracraneales, además de otras lesiones que provocarán una falta de oxigenación e inflamación cerebral. Esto se verá reflejado en el bebé a través de un conjunto de síntomas específicos de daño neurológico que veremos a continuación.

Síntomas del síndrome del bebé sacudido

¿Cómo saber si mi bebé tiene el síndrome del bebé sacudido? Veamos los signos y síntomas del síndrome del bebé sacudido:

  • Lentitud o ausencia de movimientos
  • Piel pálida azulada
  • Dificultad para succionar y tragar
  • Fuerte irritabilidad
  • Vómitos
  • Convulsiones
  • Rigidez
  • El bebé no sonríe ni vocaliza
  • Dificultad para respirar
  • Dificultad para mantenerse despierto
  • Dificultad para levantar la cabeza
  • Temblores

Es importante destacar que en la mayoría de los casos el bebé no presentará lesiones externas visibles, esto se debe a que los huesos del cráneo son aún maleables en esta edad, sin embargo, no se descartan las fracturas, en especial si al sacudirlo la cabeza se detiene al pegar de una superficie. También se pueden presentar pequeños hematomas, en especial alrededor de las orejas y en la retina.

Causas del síndrome del bebé sacudido

La causa de este síndrome es la fuerte sacudida violenta del cuidador, que, al agarrar al bebé por el tórax y agitarlo bruscamente, provocará fuertes movimientos en la cabeza que generará estas graves lesiones.

Esto se debe a que la cabeza del bebé es grande y pesada con relación al cuerpo, además, la musculatura que la sostiene es débil en estos años, esto causa que, ante una fuerte sacudida, el bebé no pueda sostener su cabeza y se vaya hacia adelante y atrás con movimientos de aceleración y desaceleración, lo que provoca que el cerebro se mueva y choque con las paredes del cráneo. Esto sucede porque en los bebés, hay un espacio entre estas dos estructuras, para permitir que el cerebro crezca y se desarrolle, por lo tanto, al impactar, se rompen los vasos sanguíneos, que en bebés son frágiles y se destruyen otros tejidos cerebrales, produciendo lesiones a nivel neurológico que van desde discapacidades hasta la propia muerte.

Las consecuencias del síndrome del bebé sacudido son:

  • Hemorragias intracraneales (hematomas subdurales)
  • Edema cerebral
  • Lesiones de la médula espinal
  • Lesiones oculares, como hemorragias de la retina
  • Lesiones de la columna vertebral
  • Fractura de costillas

Entre las consecuencias a futuro que puede desarrollar el niño destacan: discapacidad neurológica, parálisis cerebral, retraso mental, pérdida de la visión y audición, incapacidad psicomotora, entre otras.

Consecuencias del síndrome del bebé sacudido

Las consecuencias del síndrome del bebé sacudido son:

  • Hemorragias intracraneales (hematomas subdurales)
  • Edema cerebral
  • Lesiones de la médula espinal
  • Lesiones oculares, como hemorragias de la retina
  • Lesiones de la columna vertebral
  • Fractura de costillas

Entre las consecuencias a futuro que puede desarrollar el niño destacan: discapacidad neurológica, parálisis cerebral, retraso mental, pérdida de la visión y audición, incapacidad psicomotora, entre otras.

Tratamiento del síndrome del bebé sacudido

Lo importante es llevar al bebé inmediatamente a urgencias, el bebé debe ser tratado en la brevedad posible, para evitar así que el daño cerebral avance y se produzca la muerte. Al llegar al hospital, le realizarán pruebas diagnósticas especificas como resonancia magnética y tomografía computarizada, así se evaluará el grado de las lesiones en el cerebro, también realizarán exámenes en busca de fracturas y daño ocular.

El tratamiento dependerá de la gravedad, puede ser necesario internarlo en una unidad de cuidados intensivos para asistencia respiratoria, administración de fármacos, drenajes, monitorizar la presión dentro del cráneo. También el bebé puede ameritar una cirugía para detener hemorragias intracraneales. Posteriormente, rehabilitaciones y terapias cognitivas y de lenguaje.

Prevención del síndrome del bebé sacudido

Este síndrome ocurre, generalmente, cuando el bebé llora sin poderlo calmar y los padres o la persona que cuida al bebé se frustran, perdiendo el control de la situación, realizando este movimiento violento, que puede ser grave con tan solo unos momentos de sacudida intensa.

¿Cómo prevenir el síndrome del bebé sacudido? Para prevenirlo, es importante dar a conocer este síndrome, muchas personas desconocen las consecuencias de este movimiento hacia el bebé, descubriéndolo demasiado tarde. Estos consejos pueden ayudarte:

  • Nunca sacudas fuertemente al bebé, ni para calmarlo, ni en medio de juegos.
  • Si tu bebé está a cargo de otros cuidadores, debes indicarle que nunca deben zarandear al bebé y explicarle acerca de los peligros.
  • Evalúa estrategias para calmar al bebé cuando llora como, cargarlo y acunarlo, colocarle un chupón, colocarle música suave, sacarlo a dar una vuelta su cochecito o en el auto, entre otras. Coméntalas con los cuidadores.
  • Si sientes que en ocasiones no puedes manejar al bebé o tienes problemas de ansiedad y de control de emociones, es importante que pidas ayuda a un profesional de salud.

Si deseas leer más artículos parecidos a Síndrome del bebé sacudido: síntomas, causas, prevención y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud del bebé.

Bibliografía
  • Rufo Campos, M. (2006). El síndrome del niño sacudido. Cuadernos de Medicina Forense, (43-44), 39-45.
  • Domínguez, T. N., & Guinea, S. F. (2008). Síndrome del bebé sacudido:¿ Es posible el diagnóstico diferencial?. Psicopatología Clínica Legal y Forense, 8(1), 107-128.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Síndrome del bebé sacudido: síntomas, causas, prevención y tratamiento
Imagen: Guías Médica
Síndrome del bebé sacudido: síntomas, causas, prevención y tratamiento

Volver arriba