Compartir

Cómo son las deposiciones del bebé con lactancia artificial

 
Por Lorena García Vega. 25 enero 2021
Cómo son las deposiciones del bebé con lactancia artificial

Las deposiciones de los bebés, especialmente de los recién nacidos, son un tema que preocupa mucho a los padres y les surgen muchas dudas, especialmente, porque necesitan saber qué baremos entran dentro de lo establecido como normal en cuanto a frecuencia, consistencia, color y saber si el bebé tiene diarrea o está estreñido.

Además, las deposiciones del bebé cambian con mucha frecuencia, ya no solo porque se altere al alimentación y se introduzcan nuevos alimentos, sino por el crecimiento, el desarrollo, el ritmo de cada bebé, sus digestiones o el tipo de lactancia. En este artículo de paraBebés, os contamos cómo son las deposiciones del bebé con lactancia artificial.

También te puede interesar: Mi bebé no hace caca: por qué y qué hacer

La primera caca del bebé

La primera deposición del recién nacido se denomina meconio. Suele hacerse en las 24 horas siguientes al nacimiento del bebé y es totalmente diferente a cualquiera que vaya a hacer durante el resto de su vida, puesto que, a través del meconio, expulsa diferentes sustancias que han formado parte del tiempo que ha estado en el vientre materno.

El meconio o pez, se caracteriza por ser muy densa, muy oscura y tiene un olor muy desagradable que no se parece al de las heces normales. El meconio está formado por células muertas, líquido amniótico que ha ingerido el bebé durante el embarazo, diferentes restos de la gestación, bastante mucosa, de ahí su densidad y algunas secreciones que forman parte del sistema digestivo del bebé.

Una vez que ha expulsado el meconio, el bebé comienza a hacer unas cacas denominadas de transición, reciben este nombre porque son una transición entre el meconio y las cacas definitivas que tendrá el bebé. Suelen aparecer durante el segundo y cuatro día de vida y se caracterizan por ser muy pegajosas, líquidas o semilíquidas y tener un color verde muy oscuro, cambiando la tonalidad negra del meconio.

Es muy importante observar al bebé y cerciorarse de que ha expulsado todo el meconio. Durante los primeros días, es probable que el bebé haga entre dos o tres cacas diarias, y si no tiene dificultad para comer, hace una buena digestión y va expulsando desechos de gestación y el exceso de bilirrubina que ayudará a reducir los casos de ictericia, es casi seguro que antes de la primera semana ya haya eliminado todos los restos de meconio.

Deposiciones del bebé con leche materna

Las deposiciones del bebé con leche materna son muy líquidas con un color amarillo mostaza y no tienen demasiado olor, pudiendo hacer entre 5 u 8 deposiciones diarias. En este articulo, te contamos más sobre la caca amarilla en el bebé.

Es bastante frecuente que después de la toma e incluso durante la toma, el bebé haga caca. Esto puede preocupar a los padres, ya que son demasiadas veces y temen una deshidratación, una mala digestión o cualquier otra causa. Sin embargo, este proceso totalmente normal, recibe el nombre de falsa diarrea, derivado del cólico gastrocólico. Este hace que se active el aparato digestivo de los bebés cuando entra en contacto con el alimento.

Cuando el bebé alcanza el primer mes de vida, suele ir reduciendo la frecuencia en las deposiciones, llegando incluso, a pasar varios días sin hacer caca, es lo que se denomina falso estreñimiento.

Puede que haya casos en el que el bebé no haga caca en una semana o incluso diez días, pero cuando la hace, a pesar de ser muy abundantes, al bebé no le molesta y las hace sin dificultad.

Deposiciones del bebé con lactancia artificial

¿Cómo son las deposiciones del bebé con lactancia artificial? Muy diferentes a la leche materna, tanto en su apariencia como en su respuesta en el organismo del bebé. A continuación, veremos cómo son las deposiciones del bebé con lactancia artificial:

  • Las cacas de leche de fórmula son más pastosas, más espesas y más marrones que la leche materna. Además al dejar bastante residuo, mucho más que el pecho, el olor es más fuerte y desagradable. Son menos parecidas a las cacas que hará el bebé cuando sea algo más mayor.
  • Suelen hacer entre 2 y 5 cacas diarias, haciendo con menos frecuencia que los bebés que toman leche materna.
  • Los bebés alimentados con lactancia artificial son más propensos al estreñimiento, y no suelen darse las circunstancias como con la leche materna, de los falsos estreñimientos. Si un bebé lleva varios días sin hacer deposiciones, hay que consultar al pediatra, porque sí puede tratarse de estreñimiento real porque el bebé deja un mayor residuo.
  • El bebé si está estreñido hará las cacas más duras, pudiendo expulsar pequeñas bolitas. Se mostrará inquieto, molesto e incluso le costará hacer caca. También puede ocurrir que, aunque el bebé tome leche de fórmula y lleve varios días sin hacer caca, se muestre tranquilo, coma normal, todo su día a día sea normal y cuando haga caca, lo hago sin esfuerzo y con una consistencia blanda.

En este artículo encontrarás información sobre cómo ayudar a mi bebé a hacer caca.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo son las deposiciones del bebé con lactancia artificial, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud del bebé.

Bibliografía
  • Williams, F., & Resines, A. (2013). Cuidado del bebé de 0 a 1 año. Tikal.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo son las deposiciones del bebé con lactancia artificial
Cómo son las deposiciones del bebé con lactancia artificial

Volver arriba