Compartir

Remedios para el estreñimiento en bebés recién nacidos

 
Por Sheila Peón. Actualizado: 20 diciembre 2019
Remedios para el estreñimiento en bebés recién nacidos

Un bebé recién nacido no viene con un manual de instrucciones bajo el brazo, y saber lo que le ocurre cuando está llorando puede suponer un gran reto para los padres, sobre todo si se trata de papás primerizos. Una de las razones por las que puede llorar el pequeño es por el molesto estreñimiento, una situación a la que debes poner remedio rápidamente para que se siente aliviado y cómodo de nuevo.

En este artículo de paraBebés veremos qué remedios para el estreñimiento en bebés recién nacidos existen, las posibles causas de estas molestias y cómo aliviar el mal estar de tu hijo o hija con remedios caseros muy fáciles de aplicar.

Qué es bueno para el estreñimiento en bebés recién nacidos

El estreñimiento en el bebé recién nacido es un trastorno digestivo menor que puede remitir en cualquier momento. Si tu pequeño tiene este problema, hará deposiciones duras, en forma de bolas y poco frecuentes que le producirán molestias, cólicos e incluso fisuras anales. En este caso, es normal ver al niño o a la niña irritable, retorciéndose de molestia por los gases o llorando a la hora de evacuar.

Que tu bebé pase unos días sin hacer caca no significa que sea necesariamente estreñimiento, pues mientras las deposiciones sean blanditas no habrá de qué preocuparse. Por ello, no te obsesiones con el número y la frecuencia de deposiciones, solo observa bien la consistencia y el aspecto de las heces cuando vayas a cambiarle el pañal.

Tampoco debes confundir el estreñimiento con la disquecia, que es cuando el bebé no puede ir de vientre aunque tenga ganas de hacerlo debido a una falta de coordinación de los músculos y esfínteres; cabe destacar que esto no es preocupante, pues se debe a la propia inmadurez del cuerpo. En este caso, cuando tu bebé logre defecar, las heces serán blandas, por lo que podrás distinguirlo del estreñimiento.

Causas de estreñimiento en bebés recién nacidos

Estas son las causas más habituales del estreñimiento en recién nacidos:

  • Alimentación con leche de fórmula: debido a su composición, esta leche es más pesada y algo más difícil de digerir que la leche de la madre, por ello pasa más tiempo en el intestino del pequeño y tarda más en salir. Además, esta no contiene la microbiota de la leche materna (una serie de microorganismos que favorecen el desarrollo de la flora intestinal del recién nacido). En bebés alimentados con lactancia materna exclusiva es más difícil ver estreñimiento, ya que en la mayoría de los casos defecan casi después de cada toma, debido al llamado "reflejo gastrocólico".
  • Malnutrición y/o deshidratación: puede ser también que el bebé no esté alimentándose correctamente y, por consiguiente, no tome suficientes líquidos. En este caso le costará más defecar porque las deposiciones se habrán vuelto más duras.
  • Inmadurez: también es posible que el niño aún sea muy pequeño y tenga cierta inmadurez neurológica del intestino, la cual podría provocar lentitud en las deposiciones.
  • Fisuras anales: son heridas en el ano que causan mucho dolor al evacuar, de modo que estas podrían estar provocando estreñimiento en el pequeño de forma secundaria.
  • Medicación: si tu hijo o tu hija está en tratamiento con algún medicamento, podría ser que un efecto secundario de dicho medicamento le provocase estreñimiento.
  • Síndrome de Down, espina bífida o hipotiroidismo: los niños y niñas que padecen de estas afecciones son más propensos al estreñimiento.

Este otro artículo llamado Mi bebé no hace caca: por qué y qué hacer puede ayudarte a encontrar una solución al problema. Sin embargo, si tu pequeño sufre de estreñimiento y no tienes claro el motivo, lo mejor será acudir al pediatra, pues solo con un buen diagnóstico le podrán ofrecer al bebé los mejores cuidados.

Remedios para el estreñimiento en bebés recién nacidos - Qué es bueno para el estreñimiento en bebés recién nacidos

Cómo aliviar el estreñimiento en bebés recién nacidos

Si el niño se alimenta con leche de fórmula, el médico te dirá si la mejor opción es hacer el cambio por una leche especial anti-estreñimiento o diluir un poco los biberones, es decir, utilizar la misma cantidad de polvos y un poco más de agua de la normal. Si se tratase de un caso severo de estreñimiento, el pediatra podría recetarle al niño o a la niña unos medicamentos que estimulasen las deposiciones.

También se ha observado que las fórmulas anti-estreñimiento que contienen probióticos pueden ayudar a regular la flora intestinal y producir heces más blanditas.

No se recomienda aplicar ni supositorios de glicerina ni enemas, así como tampoco se aconseja administrar laxantes a los bebés por nuestra cuenta sin antes haber consultado con el pediatra. Aunque algunos medios hablen de la estimulación del ano con el termómetro, desde paraBebés te aconsejamos que evites hacer esto, pues podrían hacerle más daño al pequeño.

Remedios caseros para el estreñimiento en bebés recién nacidos

Si prefieres optar por remedios más naturales y prescindir de medicamentos para el estreñimiento en bebés, te enumeramos una serie de opciones que puedes llevar a la práctica desde casa. Descubre, a continuación, los más efectivos remedios naturales para el estreñimiento en bebés recién nacidos:

  1. Calor: dar baños de agua templada y poner sobre su tripa un saquito templado de semillas (nunca directamente sobre su piel y vigilando la temperatura) puede ser una opción perfecta para aliviar sus dolores rápidamente y conseguir que haga deposiciones más blandas.
  2. Porteo: si lo llevas contigo en una mochila o fular, le estarás dando tu calor y haciendo cierta fricción en su tripa mientras caminas, algo que puede aliviar mucho sus molestias. Además, la postura que adoptará de "ranita" facilitará la expulsión de gases y la evacuación. Puedes descubrir más información sobre el Porteo ergonómico: qué es, beneficios y tipos en este otro artículo de paraBebés.
  3. Masajes: con ayuda de un aceite natural especial para la piel de los bebés puedes realizar un pequeño masaje en su tripa. Es importante que muevas tus manos siempre en sentido de las agujas del reloj para estimular mejor el recorrido de las heces a través del colon.
  4. Ejercicios: hay ejercicios muy simples que pueden ayudar a tu bebé a sentirse mejor. Mientras tu hijo o tu hija esté tumbado hacia arriba, eleva sus piernas y flexionalas sobre su abdomen con cuidado. De este modo, las heces harán presión sobre el esfínter anal y saldrán más fácilmente.

Todos estos recursos darán mejor resultado si se acompañan de un horario regular de comidas (sin dejar pasar mucho tiempo en ayunas), de un ambiente agradable para el bebé y de una correcta higiene del área del pañal para prevenir molestias añadidas como la dermatitis. Además, también puede interesarte este otro artículo sobre Cómo ayudar a mi bebé a hacer caca.

Si deseas leer más artículos parecidos a Remedios para el estreñimiento en bebés recién nacidos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud del bebé.

Bibliografía
  • Martín Aragón, M.T.; 2009. Estreñimiento y cólico del lactante.
  • Martínez García, E.; 2018. Estreñimiento del recién nacido.
  • Medline Plus. 2018. Estreñimiento en bebés y niños pequeños.
  • Uribarri, F.; 2016. Estreñimiento en el neonato y lactante.

Escribir comentario sobre Remedios para el estreñimiento en bebés recién nacidos

¿Qué te ha parecido el artículo?

Remedios para el estreñimiento en bebés recién nacidos
1 de 2
Remedios para el estreñimiento en bebés recién nacidos

Volver arriba