Compartir

Cómo saber si mi bebé tiene cólicos

 
Por Júlia Ortiz, Educadora infantil y editora. Actualizado: 30 octubre 2019
Cómo saber si mi bebé tiene cólicos

Los cólicos son un dolor abdominal causado por la retención de gases en el abdomen y que, normalmente, aparecen entre el nacimiento y los 4 meses de edad. Es una cuestión que, en general, causa mucha angustia y las familias se preguntan qué pueden hacer cuando un bebé tiene cólicos, cuáles son las causas y cómo se pueden evitar.

En este artículo de paraBebés sobre cómo saber si mi bebé tiene cólicos, te ayudamos a detectar los posibles síntomas, las causas que producen los cólicos y algunos masajes para reducirlos.

También te puede interesar: Mi bebé tiene la lengua blanca, ¿es normal?

¿Los cólicos del bebé cuando empiezan?

Una pregunta muy frecuente entre las familias es cuándo empiezan los cólicos del bebé. Es muy común que aparezcan los cólicos en bebés recién nacidos y, aproximadamente, hasta los 4 meses de edad. Ocurre en este período, ya que es el momento en el que su sistema gastrointestinal está madurando y, además, se está adaptando a alimentación que el bebé recibe, ya sea leche materna o artificial.

Si te preguntas "cuándo terminan los cólicos del lactante", aunque depende mucho de cada bebé, hacia los 4 o 5 meses suelen desaparecer o, por lo menos, disminuir.

Otro de los momentos en el que los cólicos son muy populares es cuando se inicia la alimentación complementaria. Cuando se inicia la alimentación complementaria hay alimentos que pueden alterar la flora intestinal del bebé y, en general, todo su sistema digestivo. Será importante observar de qué alimentos se trata y consultarlo con el pediatra.

Causas de los cólicos

Aunque muchas veces no haya una causa concreta de la aparición de los cólicos, algunas situaciones pueden aumentar las probabilidades de que aparezcan. Algunas de las causas más frecuentes de los cólicos son las siguientes:

  • Pautas alimentarias fijas: algunas familias establecen unos horarios y unas pautas fijas para alimentar a un bebé. Cuando un bebé es alimentado sólo en los horarios que se establecen puede pasar hambre, llorar mucho y llegar a la toma con mucha ansia, lo que puede producir cólicos. Es recomendable que un bebé sea alimentado a demanda y sin un horario predeterminado, ya que favorece a que el bebé coma más tranquilo y llegando a la toma sin tanta hambre.
  • Bebé que llora mucho: un bebé necesita contacto y mucho cariño. Los bebés que no reciben estos dos aspectos citados anteriormente y que, por ejemplo, se duermen en la cuna llorando o que no son atendidos cuando lloran, tienen más tendencia a los cólicos, ya que ingieren más aire.
  • Flora intestinal alterada: una posible causa de cólicos del lactante puede ser que la flora intestinal esté alterada. Puede tratarse de un período de tiempo en concreto o que el médico tenga que recetar probióticos.
  • Lactancia artificial: no todos los tipos de leche artificial se adaptan perfectamente al sistema digestivo del bebé. Una leche artificial que no es adecuada puede causar cólicos del lactante y, en este caso, se deberá revisar qué leche se le está ofreciendo.
  • Intolerancia a la proteína de la leche vaca o a la lactosa: otra de las causas de que un bebé tenga cólicos podría ser una intolerancia a la proteína de la leche de vaca o a la lactosa.
  • Mal agarre del bebé al biberón: un biberón que no se da de la forma correcta puede provocar que el bebé ingiera aire y, consecuentemente, tenga cólicos.
  • Mal agarre del bebé al pecho: cuando hay un mal agarre del bebé al pecho puede ingerir aire y provocar cólicos. Normalmente, cuando hay un mal agarre del bebé en el pecho, suele aparecer dolor como, por ejemplo, grietas en los pezones de la madre. Si te preguntas cómo evitar los cólicos del lactante, será importante revisar la postura y el agarre del bebé mamando y, si es necesario, modificarlos.
Cómo saber si mi bebé tiene cólicos - Causas de los cólicos

Diagnóstico de los cólicos

A un bebé menor de 3 meses que llora sin una causa identificada, la mayoría de veces es diagnosticado de cólicos. Aunque es un inconveniente muy frecuente entre los bebés, será importante determinar otros posibles problemas y no diagnosticar sin un médico que un bebé tiene cólicos.

Señales de que un bebé tiene cólicos

Si nos preguntamos, por ejemplo, cómo saber si un bebé de 1 mes tiene cólicos, lo más importante será observar al bebé e identificar los posibles síntomas que pueda tener. Algunos de los síntomas pueden ser los siguientes:

  • Llora mucho e intensamente, sobre todo de tarde/noche.
  • Encoge las piernas hacia el abdomen, cierra los puños y se pone rojo.
  • Está intranquilo y le cuesta dormir.
  • Tiene la barriga abultada e inflamada.
  • Tiene muchos gases.
  • Tiene regurgitaciones.
  • Se retuerce constantemente.

Para evitar que pueda ser otro aspecto que no sean los cólicos del lactante observaremos que el bebé:

  • Recibe atención, afecto y contacto constante.
  • Ha comido.
  • Está limpio.
  • Está descansado.
  • No tiene otro tipo de problema como una gripe.

Cómo aliviar los cólicos en los bebés

Seguramente tengas mil preguntas acerca de cómo aliviar los cólicos del bebé y qué soluciones hay para los cólicos del lactante. Cabe especificar que en este artículo no recetamos medicamentos ni tratamientos, ya que no estamos autorizados para ello.

Cómo aliviar los cólicos a un bebé

Hasta los 6 meses de edad, es recomendable que un bebé no ingiera nada más que leche materna o leche de fórmula, por lo tanto, trataremos de no dar remedios o infusiones sin consentimiento médico.

Lo mejor para calmar los cólicos son los masajes anti cólicos. Los masajes anti cólicos tratan de expulsar todos los gases que el bebé tiene acumulados en el abdomen. Una buena opción para un bebé que tiene cólico del lactante es acudir al fisioterapeuta, ya que nos indicará y nos enseñará aquellos ejercicios o movimientos que son pertinentes para reducir los cólicos. Un método muy utilizado para los cólicos del lactante es el método Rubio, una serie de masajes que favorecen el tránsito intestinal.

Hay algunos masajes que son sencillos y se pueden practicar en casa durante los momentos más críticos de los cólicos. Todos los ejercicios explicados a continuación se realizarán con el vientre del bebé al descubierto y con el pañal debajo del culete por si quisiera hacer pipi o caca. A continuación, te explicamos los 5 masajes y movimientos anti cólicos más efectivos:

  1. Masaje desde el ombligo hacia los genitales: para este movimiento, colocaremos la palma de la mano a la altura del ombligo del bebé y realizaremos movimientos hacia los genitales, favoreciendo la salida del aire.
  2. Masaje desde el ombligo hacia los laterales: sujetando la barriga del bebé con las dos manos y con los dos pulgares en el ombligo del bebé, arrastraremos los pulgares hacia los lados, creando una línea horizontal.
  3. Masaje del sol y la luna: se trata de realizar un recorrido similar al que realizan el sol y la luna durante el día. Con la palma de la mano derecha colocada en el lado izquierdo del vientre del bebé, realizaremos un movimiento hacia el lado derecho. Cuando una mano ya haya hecho el recorrido, la otra mano volverá a realizar el mismo.
  4. Movimiento de las piernas hacia el abdomen: se trata de flexionar las piernas del bebé acompañando los muslos hacia su barriga. Este movimiento, después de haber realizado los dos anteriores, suele expulsar bastantes gases.
  5. Movimiento de la bicicleta: se trata de realizar un movimiento similar al punto 3, aunque esta vez realizaremos el movimiento individualmente, pierna por pierna. Flexionamos la pierna derecha hacia el vientre del bebé y después la pierna izquierda.

Otros de los consejos para calmar a un bebé que tiene cólicos del lactante son los siguientes:

  • Portear ergonómicamente: mediante un portabebé ergonómico y respetando la posición vertical con las piernas en forma de M y la espalda en forma de C, se favorece a una buena regulación del tránsito intestinal y a la reducción de los posibles cólicos.
  • Amamantar: además de aportar alimento, amamantar también aporta múltiples beneficios afectivos y tranquilizantes.
  • Coger al bebé en posición balcón: cogemos al bebé con el vientre encima del antebrazo y lo balanceamos hasta que se calme.
  • Preparar un baño caliente: mediante un baño calentito relajante el bebé se puede tranquilizar y los cólicos pueden disminuir.
  • Acunarlo en el cochecito: si tienes los brazos cansados o si no sirven como método de consuelo, el cochecito puede ser una buena alternativa,
  • Dar una vuelta en el coche: a muchos bebés les relaja ir en coche, así que si tu bebé tiene un ataque desconsolado de lloros, ¡prueba de pasearlo con el coche!
  • Ofrecer chupete: si la lactancia ya se ha establecido y entra en tus planes de crianza, puedes probar de darle un chupete para tratar de calmarlo.
  • Pedir ayuda: ¡si estás saturado/a pide ayuda a un familiar para poder descansar!
Cómo saber si mi bebé tiene cólicos - Cómo aliviar los cólicos en los bebés

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo saber si mi bebé tiene cólicos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud del bebé.

Bibliografía
  • Campos, M. G., Navero, J. P., & de la Rosa, I. I. (2002). Crisis convulsiva secundaria a intoxicación por anís estrellado en un lactante. Anales de Pediatría (Vol. 57, No. 4, pp. 366-368). Elsevier Doyma.
  • Fernández Medina, I. M. (2013). Cólico del lactante: cuidados basados en la evidencia. Metas de enfermería, 16(4), 50-55.

Escribir comentario sobre Cómo saber si mi bebé tiene cólicos

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo saber si mi bebé tiene cólicos
1 de 3
Cómo saber si mi bebé tiene cólicos

Volver arriba