menu
Compartir

Cómo estimular a un bebe recién nacido

 
Por Mary Dulcinia Lugo. 2 marzo 2022
Cómo estimular a un bebe recién nacido

¿Ha nacido el bebé y no sabes cómo estimularlo? Los sentidos del bebé se empiezan a desarrollar en el vientre materno, por lo que es importante proporcionarle un entorno estimulante desde el momento en que nace. De hecho, los bebés recién nacidos no solo duermen y se alimentan, sino que ya empiezan a explorar el mundo a través de los sentidos. El tacto y el oído ya están desarrollados al nacer, sin embargo, otros sentidos, como la vista, tardan más tiempo en madurar.

Así pues, desde el nacimiento, la estimulación temprana en el bebé es fundamental. En este artículo de paraBebés, te mostramos cómo estimular a un bebé recién nacido con distintas estrategias y ejercicios. Actividades ideales para incentivar la estimulación sensorial, auditiva, visual y comunicativa del infante durante sus primeros días de vida.

También te puede interesar: Cómo estimular a un bebé de 1 mes

Características del desarrollo en un bebé recién nacido

Los bebés recién nacidos reaccionan ante la sensación del tacto y el sonido de la voz. Además, ellos buscarán la tranquilidad al acomodarse en el regazo del cuidador. Eso sí, los recién nacidos ya están listos para aprender del mundo que les rodea. Específicamente, dentro de las principales características del desarrollo que presenta un bebé recién nacido se encuentran las siguientes:

  • Le encanta mirar a la cara de su cuidador.
  • Puede reconocer la voz de su papi o mami.
  • Responde ante sonidos interesantes, como sonajas o música relajante y puede intentar averiguar de dónde proviene el sonido.
  • Gira un poco la cabeza y se mueve ligeramente.
  • Hacia el primer mes va eliminando el reflejo de prensión y comienza a abrir las manos poco a poco.
  • Asocia a su cuidador con alimento, calidez, comodidad y seguridad.

Por eso, es muy importante que el bebé sienta tu voz desde el primer momento y aprenda que estás cerca para su protección. A continuación, veremos algunas estrategias adecuadas para estimular a un bebé recién nacido:

 

La importancia de tu presencia

Una de las primeras estrategias de estimulación temprana para el bebé es sentirse acompañado. Por eso, es esencial que reciba caricias, arrullos y mimos en las horas que está despierto.

Además, puedes colocar su cunita o moisés en un sitio de la casa en el cual haya cierta actividad familiar o también puedes tenerlo a tu lado mientras ves la televisión.

Darle el pecho

No existe mejor estimulación temprana para un recién nacido que darle el pecho desde el nacimiento. Para empezar, el calostro será su primera porción de alimento rica en proteínas y componentes grasos que estimulan el desarrollo neuronal y físico del bebé.

Por otra parte, el contacto sensorial del lactante con la madre crea un vínculo de apego seguro, el cual es necesario para la comodidad y seguridad del bebé. Unido a eso, al alimentarlo con ambos pechos, el cambio de simetría ayuda al bebé a ir comprendiendo la lateralidad y el espacio.

Jugando con los dedos

La estimulación sensorial es una de las mejores actividades para un bebé recién nacido. En este sentido, te recomendamos que juegues con el bebé acariciándole los dedos de las manos y los pies. Puedes hacerlo mientras le cantas una canción o le dices algunas frases de amor para el recién nacido.

Cargar al bebé

Una actividad de estimulación sensorial perfecta es cargar al bebé mientras está despierto. Esta estrategia sensorial es ideal para que explore todo lo que lo rodea, mientras recibe en su cuerpo movimientos similares a los de un masaje o un baile.

También, puedes colocarlo en un soporte que te permita cargarlo por la casa mientras haces tus actividades. De esta manera, sentirá que estás cerca y, a la vez, va descubriendo lo que hay a su alrededor.

Actividades de estimulación visual

La vista es una de los sentidos que el bebé recién nacido aún no ha desarrollado en su totalidad. Por lo tanto, es esencial practicar la estimulación visual temprana utilizando distintos objetos que ayuden al bebé a desarrollar la agudeza y el sentido de la vista.

Por ejemplo, puedes utilizar juguetes móviles y coloridos, ponerlos por encima de su cuna para que los mire con detenimiento. Otra estrategia de estimulación para bebés recién nacidos es mover su cuna hacia distintas direcciones cada semana para que tenga un panorama diferente ante sus ojos y pueda despertar su curiosidad. Eso sí, ten mucho cuidado de no colocar su cuna delante de una corriente de aire muy fuerte.

 

Tocarle constantemente

¿Tocar al bebé es una buena técnica de estimulación para el recién nacido? Los bebés vienen de un medio acuoso en el cual no tienen el sentido de los límites de su propio cuerpo. Por eso, desde el nacimiento hay que estimular sus receptores sensoriales por medio del contacto físico y el tacto.

No obstante, recordemos que el recién nacido aún no cuenta con suficientes defensas en su organismo, por lo cual no debe tocarlo todo el mundo y a cada momento. Lo ideal es que la madre y el padre sean los encargados de masajear las palmas de las manos, su barriguita, las palmas de los pies, pero siempre evitando tocarle la boca y los ojos.

Hablar con el bebé

Una buena manera de estimular el desarrollo del lenguaje en el bebé es hablarle cuando esté despierto. Aunque el infante no te entienda, poco a poco va a ir tomando la noción del diálogo. Es importante que cuando le hables le veas directamente a la cara para que se active también el vínculo afectivo.

Unido a eso, hablarle directamente al recién nacido s propicia el desarrollo temprano y la noción de la interacción social.

Leer cuentos cortos

La lectura es una actividad que le aporta múltiples beneficios al recién nacido. No hace falta que sea un cuento muy largo, más bien es conveniente que empieces leyéndole algún cuento corto para niños. Lo importante es que escuche tu voz y note tu presencia.

Juguetes para estimular la prensión

Otra excelente actividad de estimulación para recién nacidos es utilizar distintos juguetes que favorezcan la prensión. De hecho, el bebé ya nace con ciertos reflejos, los cuales son propicios para desarrollar algunas habilidades y capacidades motrices.

Puedes apoyarte con sonajeros, juguetes en forma de anillo, o algún objeto suave y colorido para que el bebé trate de tomarlo. También, utiliza tus dedos para que el bebé se sujete a ellos con la palma de su mano.

Las canciones de cuna

Todos los bebés adoran las canciones melódicas y de ritmo suave. Por eso, es fundamental que le entonen alguna canción al recién nacido. No importa que no sepas cantar, ya que lo importante es que el ritmo sea delicado y que la voz sea baja y muy suave.

Además, puedes cantarle en el auto, en su cuna o cuando estés haciendo las labores del hogar para que note tu presencia y sienta mayor seguridad.

Aprovecha el momento del baño del bebé

El baño del recién nacido es una excelente oportunidad para estimularlo. Aprovecha este momento y realízale algunos suaves masajes con movimientos cortos y que sean relajantes.

De esta manera, el baño será divertido, tranquilizante y muy estimulador para el infante.

Juegos de imitación

Por sorprendente que sea, un bebé en sus primeras semanas de nacido puede ejecutar ciertos movimientos de imitación, como por ejemplo, sacar la lengua o mover los labios. En consecuencia, debes aprovechar estas habilidades para estimular al recién nacido a la comunicación no verbal.

Apóyate con el círculo familiar más cercano y trata de hacer pequeños gestos al bebé para que los imite. Es usual que al principio no haya una respuesta inmediata, pero poco a poco el recién nacido entenderá que están tratando de comunicarse con él.

Fortalecer los músculos de las extremidades

Otro de las actividades de estimulación para el bebé recién nacido es ayudarlo a desarrollar sus músculos. De hecho, el bebé necesitará que le ayudes a fortalecer los músculos de las extremidades inferiores y superiores. Para ello, puedes acostarle boca arriba y empezar a moverle sus piernas hacia delante y hacia atrás, al menos unas 8 veces diarias.

Lo mismo puedes hacer con sus brazos para que los músculos se vayan desarrollando poco a poco. También, puedes llevarle su mano derecha al hombro izquierdo y viceversa. Lo importante es que seas constante con los ejercicios, pero sin llegar a fatigar o sobre exigirle al cuerpo del bebé.

El juego del cucu-tras

Uno de los primeros juegos de estimulación para el recién nacido es el “cucu-tras”. Además, es una dinámica que ha pasado de generación en generación. Para jugarlo, simplemente te colocas delante del bebé, te tapas el rostro con ambas manos y le dices: “¿dónde está mamá/papa?”. Luego, destapas tu rostro para que el bebé te vea.

Esta es una excelente dinámica para estimular el vínculo afectivo y el contacto visual.

Fortalecer los músculos del cuello

Otra de las cosas que el recién nacido necesita es fortalecer poco a poco su musculatura para poder estar erguido en los siguientes meses de vida. De hecho, entre el nacimiento y el primer mes, los bebés requieren desarrollar la fuerza en el cuello y la espalda para poder voltearse y mejorar sus habilidades motrices.

En este sentido, puedes colocar el bebé sobre tus piernas boca abajo y en una superficie cómoda para que incentives el reflejo de movimiento. Otra de las técnicas es acostarlo boca abajo por breves periodos de tiempo, pero siempre mientras esté despierto.

Abrazo terapia

No hay mejor actividad de estimulación para un recién nacido que abrazarlo suavemente. Mientras lo hagas puedes cantarle, arrullarlo y decirle cuanto le amas. Trata de colocarlo del lado izquierdo para que escuche los latidos de tu corazón. De esta manera, se trasladará al momento en que estaba en el vientre materno y se sentirá cómodo y muy seguro.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo estimular a un bebe recién nacido, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Actividades con bebés.

Bibliografía
  • Delgado, V. & Contreras, S. (2010) Desarrollo Psicomotor en el primer año de vida, 1ª ed. Chile: Mediterráneo Ltda.
  • Fodor, E., García-Castellón, M. D. C., & Morán, M. (2013). Todo un mundo de sensaciones / A world of sensations: Mi bebé de 0 a 6 meses.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
Cómo estimular a un bebe recién nacido
Cómo estimular a un bebe recién nacido

Volver arriba