menu
Compartir

Calostro en el embarazo: qué es, cómo es y cuándo empieza

 
Por Eva Martínez Fierro. 15 abril 2021
Calostro en el embarazo: qué es, cómo es y cuándo empieza

Es un alimento que está adaptado completamente a sus necesidades y está dotado con una gran cantidad de anticuerpos que fortalecen el sistema inmune del niño o niña tanto en el presente como en los años futuros.

Pero, ¿cuándo comienza a formarse el calostro? ¿lo tienen todas las mujeres? ¿es normal que no me salga calostro en el embarazo? En este artículo de paraBebés te contamos todo sobre el calostro en el embarazo: qué es, cómo es y cuándo empieza a salir.

Qué es el calostro en el embarazo

Es habitual que muchas mujeres vean cómo sale líquido de sus pezones en algún momento de la gestación. Se trata del calostro, el primer alimento que recibe el recién nacido a través de los pechos de su madre nada más nacer. Es de un color amarillo intenso con una consistencia algo espesa que, poco a poco, se va transformando en leche madura, la cual continúa transformándose en todo momento para ajustarse a las necesidades del bebé.

Pero, ¿en qué momento comienza a salir el calostro? Vamos a verlo a continuación.

Cuándo empieza a salir el calostro durante el embarazo

¿Cuándo empieza a salir leche estando embarazada? El calostro comienza a producirse a principios del segundo trimestre de embarazo, entre las semanas 12 y 16 concretamente. En ese momento, algunas mujeres comienzan a notar cómo sale un líquido transparente y algo pegajoso de sus pezones.

No todas aquellas personas embarazadas experimentarán ese fenómeno, sino que es algo totalmente personal. Un gran número de futuras madres empezarán a notar desde el segundo trimestre cómo sale calostro de sus pechos, otras lo notarán semanas antes de dar a luz y otras ni siquiera lo producirán hasta el momento después del parto, siendo algo totalmente normal en todos los casos.

Cómo es el calostro en el embarazo

El calostro que muchas mujeres pueden observar durante la gestación tiene las siguientes características:

  • Es transparente, amarillo o anaranjado.
  • Es algo pegajoso.
  • Suele crear una costra en el pezón que se va con el agua.
  • Pueden salir varias gotas consecutivas haciendo que se manche el sujetador.
  • Está cargado de vitaminas y nutrientes.
  • Crea una capa protectora en la mucosa gástrica del bebé tiene un efecto laxante.

Pero, ¿qué pasa si no sale calostro durante el embarazo? Sigue leyendo para descubrirlo.

No me sale calostro en el embarazo, ¿es normal?

Muchas mujeres sienten una gran preocupación durante el embarazo por si serán capaces o no de dar el pecho a sus bebés cuando nazcan. Cabe destacar que solamente el 1% de las mujeres no pueden dar el pecho por alguna causa médica y, el resto, están plenamente capacitadas para alimentar a sus hijos únicamente con leche materna si así lo desean.

Ahora bien, una lactancia exitosa no tiene nada que ver con la aparición del calostro durante el embarazo ni es un indicativo de que vaya a tener leche o no.

Qué pasa si no me sale leche durante el embarazo? La producción de leche se desencadena una vez que la placenta se desprende del útero, momento en el que el organismo comienza a secretar la hormona prolactina, que es la responsable principal de la lactancia. Por lo tanto, es tan normal que salga calostro durante el embarazo como que no salga absolutamente nada.

Si tu médico o médica no te indica lo contrario, no se debe estimular los pezones con el fin de producir calostro durante el embarazo, ya que el cuerpo es sabio y lo producirá en el momento adecuado para nutrir al bebé.

En otras ocasiones, en cambio, está recomendado realizar una extracción del calostro durante las últimas semanas de gestación para conservarlo y dárselo al bebé una vez que nazca.

Aquí encontrarás más información sobre la lactancia materna.

Cuándo y cómo estimular para extraer el calostro

Los casos en los que está recomendado realizar una extracción del calostro durante las últimas semanas de gestación para conservarlo y dárselo al bebé una vez que nazca son:

  • Mujeres que padezcan diabetes gestacional y quieran asegurarse de que sus bebés tomen lactancia materna exclusiva sin ningún tipo de interferencia (en caso de que tengan que separarse de su bebé por causas mayores, por ejemplo).
  • Mujeres que padezcan hipoplasia mamaria ya que pueden encontrarse con dificultades a la hora de amamantar.
  • Madres con el síndrome del ovario poliquístico, que se pueden encontrar también con dificultades a la hora de dar el pecho. De esta forma estimularán el pecho desde el primer momento.
  • Otras causas en las que haya riesgo de que madre y bebé se separen al momento de nacer y no puedan realizar un piel con piel donde sus bebés se enganchen al pecho.
  • Antecedentes previos de baja producción con otros hijos.
  • Cualquier patología que no haga posible dar el pecho durante las primeras horas de vida.

La técnica que se debe seguir para producirlo y extraerlo es muy sencilla:

  • Se realizará una extracción manual una vez al día.
  • Preferiblemente después de una ducha caliente.
  • Dar un masaje en ambos pechos.
  • Se puede estimular el pezón estirándolo suavemente.
  • El calostro comenzará a salir en pequeñas gotas que pueden ser recogidas en una cuchara y, posteriormente, trasvasadas a una jeringa sin aguja.
  • Se debe conservar en el congelador bien etiquetado con la fecha.

Para ofrecérselo al bebé cuando nazca, es mejor evitar el uso de biberones que puedan crear interferencias con la lactancia. Las técnicas más recomendables son el dedo-jeringa, con una cuchara o con un vaso pequeño.

En caso de notar contracciones con la salida del calostro, se debe parar y consultar de inmediato con el médico o médica.

Si deseas leer más artículos parecidos a Calostro en el embarazo: qué es, cómo es y cuándo empieza, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Consejos para embarazadas.

Bibliografía
  • Padró, A. (24 de octubre de 2017). Extracción prenatal de calostro. Recuperado de: https://blog.lactapp.es/extraccion-prenatal-calostro/

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Calostro en el embarazo: qué es, cómo es y cuándo empieza
Calostro en el embarazo: qué es, cómo es y cuándo empieza

Volver arriba