Compartir

Mi bebé estornuda mucho, ¿es normal?

 
Por Sheila Peón. 22 enero 2020
Mi bebé estornuda mucho, ¿es normal?

Los estornudos son actos reflejos involuntarios de nuestro organismo, en los que se produce la expulsión forzada de aire procedente de nuestros pulmones y de partículas a través de la nariz y la boca. Pueden alcanzar una velocidad de hasta 160 km por hora y suelen estar causados por una irritación de las membranas mucosas de la nariz o garganta.

En el caso de los bebés, es normal que estornuden numerosas veces, más que los adultos, incluso cuando no están resfriados. Si quieres saber la razón, no te pierdas este artículo de paraBebés en el que veremos los estornudos de los bebés que se producen con y sin catarro, por qué estornudan tanto los recién nacidos y qué hacer si tu bebé estornuda mucho.

También te puede interesar: Mi bebé orina mucho, ¿es normal?

Mi bebé estornuda mucho, tose y tiene mocos

Si tu bebé presenta síntomas como fiebre, estornudos, tos y problemas para mamar o tomar el biberón a causa de la mucosidad lo más probable es que tenga un catarro. Es un motivo frecuente de consulta en el pediatra, sobre todo en las épocas de más frío.

Estos resfriados casi siempre están producidos por un virus y provocan fiebre durante tres días como máximo, síntomas nasales y de garganta a lo largo de una semana y tos que se alarga hasta dos o tres semanas. En estos casos los estornudos están presentes como defensa del sistema respiratorio, para expulsar los mocos y limpiar la cavidad nasal.

Los niños pequeños y bebés se acatarran muchas veces debido a que su sistema inmunológico aún no es lo suficiente maduro y porque es más fácil que se contagien a través del contacto directo con otros niños en la guardería o juguetes contaminados y de otros adultos que estén enfermos en ese momento y no tengan una correcta higiene de manos.

 

Mi bebé estornuda mucho pero no tiene mocos

¿Es normal que un bebé estornude mucho? No es nada extraño que esto ocurra. No te preocupes si tu bebé tiene muchos estornudos a lo largo del día pero no tiene ningún síntoma de que esté resfriado o enfermo. Su aparato respiratorio, que todavía es algo inmaduro, hace estornudar al niño o niña para protegerlo y mantener sus fosas nasales libres de mucosidad y de partículas extrañas que le puedan causar algún daño.

Se trata de una respuesta que se produce ya esté en casa o al aire libre y en todas las estaciones del año, no necesariamente solo cuando hace frío.

Los estornudos también pueden aparecer por la presencia de perfumes o fragancias fuertes en el ambiente, el polvo, la polución o el polen típico de la primavera.

Por qué los recién nacidos estornudan mucho

Los recién nacidos tienen la sensibilidad a flor de piel y estornudan ante cualquier cambio brusco de luz, por ejemplo cuando salen de casa y se encuentran en la calle con la luz del sol brillante en la cara. Ocurre lo mismo con la temperatura, si hay de repente una caída brusca o al pasar del calor de la calefacción al frío del exterior. También se producen los estornudos si tienen el estómago lleno o están resfriados.

Como vemos, si un bebé recién nacido estornuda muchas veces no quiere decir que necesariamente esté enfermo, sino que su organismo lo utiliza como un medio de protección. A través de los estornudos le permite tener la nariz libre de partículas, mocos e incluso restos de leche si tiene reflujos. Además estos son muy importantes, ya que los bebés aún no saben respirar por la boca, entonces en el caso de que tenga la nariz taponada por mucosidad ayudan a expulsarlos y así respirará con menor dificultad.

Qué hacer si mi bebé estornuda mucho

Nuestra actuación dependerá de si está enfermo o no. Si el niño o niña no tiene ningún síntoma de los mencionados anteriormente ni presenta dificultad para comer o respirar, estornuda sin estar resfriado. En principio no tiene ningún problema de salud, por lo que no hay que hacer nada en estos casos. Simplemente vigilar para comprobar que no presenta ningún signo o síntoma más aparte de los estornudos y tener paciencia, ya que estos desaparecerán en unas semanas.

En el caso de que el niño tenga fiebre, tos, decaimiento, estornudos y mucosidad se deberá:

  • Acudir al o la pediatra para que confirme si se trata de un catarro o de otra enfermedad.
  • Realizar lavados nasales: como al infante le costará más esfuerzo respirar y comer, es conveniente realizar a diario varios lavados nasales utilizando suero fisiológico, en especial antes de comer y antes de dormir, así conseguiremos aliviar al bebé.
  • Realizar lavados de manos: para evitar contagios los papás y toda persona que esté en contacto con el bebé deberá realizar un lavado frecuente de manos.
  • Controlar los síntomas: se vigilará si aparecen síntomas nuevos en el niño a fin de evitar posibles complicaciones.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi bebé estornuda mucho, ¿es normal?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud del bebé.

Bibliografía
  • Asociación Española de Pediatría. (2011). Catarro o resfriado.
  • Criado Vega, E. (2016). Estornudos en el recién nacido.
  • Medline Plus. (2019). Estornudo.

Escribir comentario sobre Mi bebé estornuda mucho, ¿es normal?

¿Qué te ha parecido el artículo?

Mi bebé estornuda mucho, ¿es normal?
Mi bebé estornuda mucho, ¿es normal?

Volver arriba