Salud del bebé

Mi bebé camina de puntillas, ¿es normal?

 
Leidy Mora
Por Leidy Mora. 1 agosto 2023
Mi bebé camina de puntillas, ¿es normal?

Es natural que mientras los bebés perfeccionan la habilidad de caminar se tambaleen, caminen con las piernas abiertas, den pasos cortos o muy largos e incluso anden de puntillas. En este último caso, caminar de puntillas es un hábito común en bebés que a veces puede llegar a preocupar a los padres. Sin embargo, en esta primera etapa se considera normal. Esta forma de caminar se relaciona con una serie de factores en el desarrollo psicomotriz del bebé y tiende a desaparecer cuando adquiere seguridad al caminar. No obstante, si esta marcha persiste durante la infancia, puede ser una señal de un problema de salud del bebé.

Mi bebé camina de puntillas, ¿es normal? En este artículo de paraBebés hablaremos de las posibles causas y qué hacer ante esta condición.

También te puede interesar: Mi bebé estornuda mucho, ¿es normal?

Índice

  1. ¿Es normal si mi bebé camina de puntillas?
  2. Por qué mi bebe camina de puntillas
  3. Qué hacer si mi bebé camina de puntillas

¿Es normal si mi bebé camina de puntillas?

Que el bebé camine de puntillas es normal hasta los 2 a 3 años de edad. En este tipo de deambulación el bebé camina sobre la punta de sus pies, sin que exista contacto entre los talones y el suelo. Según la Asociación española de pediatría, entre el 7 y el 24% de los niños marchan de puntillas mientras aprenden a caminar, especialmente en los siguientes 6 meses posterior a sus primeros pasos.

Por lo tanto, esto se considera normal debido a que en esta etapa el bebé está aprendiendo y puliendo esta nueva habilidad, lo que le lleva a poner sus pies de distintas posiciones para experimentar en cuál de ellas se sienten más estables, es decir, se caen menos y son más rápidos.

Lo habitual es que este tipo de marcha sea transitoria y desaparezca por si sola. Sin embargo, si persiste luego de los 3 años puede ser una señal de alteraciones anatómicas o enfermedades musculares o neurológicas. Esto tiene mayor incidencia en bebés prematuros o que hayan tenido problemas en su desarrollo, como por ejemplo retrasos del lenguaje.

Por qué mi bebe camina de puntillas

La mayoría de los bebés que padecen esta condición desarrollan una marcha de puntillas idiopática, lo que significa que no tiene una causa conocida, ni enfermedades o problemas en su desarrollo que suele estar relacionada con el proceso de evolución del andar. No obstante, es necesario la evaluación detallada del especialista para que determine si efectivamente es una marcha de puntillas idiopática, o si esta relacionada a un problema de salud específico.

Aunque no existe un origen conocido para la marcha de puntillas idiopática, existen algunos factores que pueden incidir en que el bebé camine de puntillas, entre ellos:

  • Antecedentes familiares: si algún familiar adopto este tipo de marcha en la infancia existe la posibilidad que se herede.
  • Uso de andadores: cuando los bebés utilizan andadores solo pueden tocar el suelo con la parte delantera del pie.
  • Reflejo Babinski persistente: este tipo de reflejo primitivo del pie comienza a desaparecer a partir de los 9 meses. Si persiste mucho más tiempo podría estar relacionado con problemas al andar, como la marcha de puntillas.
  • Hipersensibilidad en los pies: los bebés que tienen alteraciones de procesamiento e integración sensorial, pueden presentar mayor sensibilidad en los pies. Esto provoca que rechacen calcetines, zapatos, incluso, tocar el suelo apoyando todo el pie.
  • Poca fuerza en los músculos centrales: si el bebé tiene hipotonía o poca fuerza en los músculos abdominales y los glúteos es posible que use en exceso los músculos de la pantorrilla para impulsarse hacia adelante al caminar, ocasionando la marcha de puntillas.

Cuándo preocuparme si mi bebé camina de puntillas

Ahora bien, en ciertas ocasiones caminar de puntillas puede ser un síntoma de enfermedades o de otras condiciones de salud, entre estos:

  • Acortamiento del tendón de Aquiles: problema anatómico donde el tendón que conecta los músculos de la pantorrilla con la parte posterior del hueso del talón es demasiado corto, lo que impide que el talón toque el suelo.
  • Problemas musculares: como la enfermedad de Duchenne o distrofia muscular, un problema genético donde las fibras musculares se debilitan y dañan. En estos casos el bebé camina apoyando el pie, y con el pasar del tiempo comienza a caminar de puntillas.
  • Trastorno del espectro autista: algunos niños con autismo pueden desarrollar este tipo de marcha. Para ayudarte a reconocerlo, en este artículo encontrarás algunos de los principales Síntomas de autismo en bebés.
  • Parálisis cerebral: además de otros problemas como lesión en la médula espinal, problemas a nivel de la columna vertebral, inmadurez neurológica, etc.
Mi bebé camina de puntillas, ¿es normal? - Por qué mi bebe camina de puntillas

Qué hacer si mi bebé camina de puntillas

Caminar de puntillas por un tiempo prolongado puede traer problemas a futuro en los huesos y ligamento de las rodillas, en las caderas y la espalda del bebé. Para prevenir estos malestares y evitar que el pequeño siga caminando de esta manera puedes ayudarlo siguiendo estas recomendaciones:

  • Estimula los pies del bebé diariamente: hazle suaves masajes y déjalo que toque con sus pies distintas superficies y texturas, como la grama y arena.
  • Déjalo andar descalzo durante el día para que experimente las sensaciones a través de la planta de los pies.
  • Escoge zapatos adecuados de suela flexible y con buena sujeción. Aquí encontrarás Los mejores zapatos para primeros pasos.
  • Realiza estiramientos en la zona de la pantorrilla flexionando y estirando sus pies.
  • El especialista también puede indicar ejercicios de fisioterapia para fortalecer y estirar los músculos de las piernas y los pies.

El pediatra indicará el tratamiento específico para esta condición en función de la causa que lo esté originando. En este sentido, si finalmente se trata de acortamiento del talón de Aquiles será necesario inmovilizarlo, por ejemplo, con férulas y yesos. Si este tratamiento no hace efecto podría indicarse la cirugía para tratar este tipo de marcha.

En definitiva, que el bebé camine de puntillas no es motivo de preocupación mientras crezca y se desarrolle de manera normal. De hecho, en ocasiones caminan de esta manera por costumbre y no por una condición de salud. Ahora bien, si este tipo de marcha se acompaña de síntomas de afectación neurológica, lo mejor será acudir a un especialista para que realice una evaluación y descarte otras posibles causas.

Mi bebé camina de puntillas, ¿es normal? - Qué hacer si mi bebé camina de puntillas

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi bebé camina de puntillas, ¿es normal?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud del bebé.

Bibliografía
  • Asociación española de pediatría (2023). El niño que anda de puntillas, ¿costumbre o problema?. https://www.familiaysalud.es/sintomas-y-enfermedades/aparato-locomotor/extremidades/el-nino-que-anda-de-puntillas-costumbre-o
  • Mayo Clinic (2022). Marcha de puntillas en niños. https://www.mayoclinic.org/es/diseases-conditions/toe-walking/symptoms-causes/syc-20378410
  • Kids Health (2020). Andar de puntillas. https://kidshealth.org/es/parents/toe-walking.html

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
Mi bebé camina de puntillas, ¿es normal?