Compartir

Mi bebé babea mucho: por qué y qué hacer

 
Por Sheila Peón. 4 diciembre 2019
Mi bebé babea mucho: por qué y qué hacer

¿Cuántas veces te han dicho que se te cae la baba con tu bebé? Y seguro que tienen toda la razón, pero en sentido metafórico. Los que babean de verdad son los bebés, llega una época en la que a los pobrecitos se les cae casi todo el tiempo la baba, bien porque tienen un exceso de producción de saliva o porque no son capaces de contenerla o tragarla. Esto es muy normal que ocurra en bebés lactantes, pero tranquilos, cesará con el tiempo.

En este artículo de paraBebés descubrirás si esto es normal, por qué tu bebé babea tanto, las causas del babeo y qué hacer cuando un bebé babea mucho.

También te puede interesar: Mi bebé suda mucho: por qué y qué hacer

Mi bebé saca la lengua y babea mucho, ¿es normal?

Cuando los bebés son recién nacidos no producen apenas saliva, su producción aumenta a partir de los 2-3 meses. En este momento las glándulas salivales se activan, por lo tanto, es normal que empiecen a babear mucho desde entonces, pudiendo prolongarse hasta los 18 meses y ser completamente normal.

Que saque la lengua también es muy corriente, porque la utilizan para extraer leche durante la lactancia materna, con lo cual cuando empiezan a tener hambre o han terminado de comer podemos observar que sacan y mueven este músculo. También puede tratarse del reflejo de extrusión, es decir, que el bebé para protegerse empuja y expulsa de su boca todo aquello que no sea un líquido y esto lo consigue gracias a la acción de la lengua. Por otro lado, aquí encontrarás los motivos por los que un bebé puede tener la lengua blanca.

Por qué mi bebé babea mucho

Una vez que las glándulas salivales se activan, la cantidad de saliva aumenta considerablemente. Los bebés producen incluso más que los adultos, pero nosotros podemos tragar siempre que lo necesitemos, en cambio ellos aún son tan pequeños que tienen el reflejo de deglución bastante inmaduro. Es decir, que tienen que aprender a tragar con frecuencia porque aún no saben, por ello como hay exceso de saliva se les sale la baba de la boca. Solo tragan si previamente hay una succión, como cuando toman leche.

En esta edad comienzan a necesitar estímulos, por ello se llevan tanto las manos a la boca, chupan y muerden objetos. Todo esto favorece aún más la producción de saliva. También puede coincidir que babeen más con la salida de los dientes, esto se debe a que la saliva contiene elementos que alivian el dolor y protege ante las posibles infecciones.

Causas de babeo en bebés

Los motivos por los que un bebé babea mucho:

  • No saben tragar. Solamente tragan automáticamente si tienen alimento en la boca, después de succionar el pecho de la madre o el biberón, por lo que se acumula la baba y rebosa.
  • Introducción de alimentación complementaria. Si está empezando a probar nuevos alimentos a parte de la leche, la saliva es de gran ayuda para tragar mejor esos alimentos sólidos, ya que los ablanda y lubrica.
  • Parálisis cerebral o retraso mental. Si son algo más mayores, el babeo puede ser debido a trastornos del neurodesarrollo.

Ante la pregunta "¿Qué pasa si mi bebé babea mucho y llora o tiene fiebre?", cabe responder que existen otras razones. Si además de babear mucho, los bebés lloran y/o tienen fiebre, puede que sean estas las causas:

  • Dentición. Normalmente a partir de los 6 meses sale el primer diente y con ellos aumentan las babas, para calmar el dolor y prevenir infecciones.
  • Resfriado. El babeo puede empeorar con los resfriados o alergias, ya que el bebé al estar congestionado y tener la nariz taponada respira por la boca, por consiguiente la baba cae más fácilmente.

Qué hacer cuando un bebé babea mucho

Los bebés van a seguir babeando, ya que la saliva tiene beneficios importantes. Por ello, nuestras actuaciones deberán ir encaminadas principalmente a prevenir problemas en la piel, en vez de intentar disminuir ese babeo. A continuación encontrarás una serie de recomendaciones para evitar molestias derivadas del babeo:

  1. Babero. Si se encuentran en la época que babean mucho, lo mejor es colocarles un babero para mantener su pecho seco y no se resfríen. Si se sale de paseo lo mejor es llevar unos cuantos de repuesto para poder cambiárselo a menudo.
  2. Secar. La piel de los bebés es muy sensible, por ello es importante mantener la de alrededor de la boca y la barbilla seca el mayor tiempo posible, para evitar que esta se irrite, se produzca una dermatitis o eczemas. Lo secaremos suavemente a toquecitos, de igual forma que secamos después de bañar al bebé. Poner especial atención al cuello, ya que al ser un pliegue, si se mantiene la humedad durante largo tiempo, pueden incluso salir hongos.
  3. Crema. Es conveniente aplicar crema hidratante especial para la cara de los bebés, con lo que evitamos la sequedad en la piel donde ha estado en contacto con la saliva. Existen muchas en el mercado.
  4. Cuidar la zona del pañal. Cuando aparecen los primeros dientes, se produce más saliva y parte de ella se la tragan. Esta pasa a la caca y vuelve más irritantes las heces, por lo que hay que poner especial atención al culete y la zona del pañal. La prevención consiste en aplicar cremas protectoras para esa piel tan delicada.
  5. Consultar al pediatra. Si tienes alguna duda lo mejor es preguntarle a tu pediatra. También si te encuentras en alguno de estos casos: si tiene otros síntomas a parte del babeo, si aparece de forma brusca después de un tiempo sin tenerlo, si se prolonga en el tiempo (más allá de los 18 meses) o si se ahoga con la saliva, le cuesta respirar o le produce nauseas.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi bebé babea mucho: por qué y qué hacer, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud del bebé.

Bibliografía
  • American Academy of Pediatrics. (2016). El babeo de su bebé.
  • Asociación Española de Pediatría. (2011). Babeo.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Mi bebé babea mucho: por qué y qué hacer
Mi bebé babea mucho: por qué y qué hacer

Volver arriba