menu
Compartir

¿Se puede comer pescado en el embarazo?

 
Por Leidy Mora. 15 noviembre 2021
¿Se puede comer pescado en el embarazo?

El pescado es un alimento rico en vitaminas y minerales, necesarias para una buena salud. Por eso, el consumo de este alimento es recomendable en todas las etapas de nuestra vida. Durante el embarazo esto no cambia, solo que hay que tener precaución con el tipo de pescado que se escoge y con la manera en como debemos prepararlo.

Entonces, ¿se puede comer pescado en el embarazo? En este artículo de paraBebés profundizaremos sobre este tema. Te contaremos si es malo comer pescado durante la gestación, los beneficios de su consumo, qué pasa si no se come pescado en el embarazo y cómo comer pescado sin que represente un riesgo para el bienestar de la embarazada ni del bebé.

También te puede interesar: ¿Se puede comer camarones en el embarazo?

¿Es malo comer pescado en el embarazo?

El embarazo es una etapa donde una buena alimentación es prioritaria, ya que todo lo que consume la madre llega indirectamente al bebé. Concretamente, el consumo de pescado en el embarazo es muy saludable, pero este alimento puede contener mercurio, un metal muy dañino para los bebés.

Así pues, ¿es malo comer pescado en el embarazo? Si se consume en grandes cantidades, el mercurio puede atravesar la barrera placentaria y provocar malformaciones congénitas, especialmente en el desarrollo cerebral y el sistema nervioso.

Qué pescados puede tomar una embarazada

La clave para comer pescado en el embarazo es elegir el pescado correcto, pues, aunque todos los pescados tienen trazas de mercurio, los peces grandes contienen más cantidad de mercurio que los peces pequeños, como es el caso del boquerón. Concretamente, los pescados que no se pueden comer en el embarazo son el atún blanco o rojo, el mero, tiburón o el pez espada, pues tienen un alto contenido en mercurio.

Otro punto a tomar en cuenta en relación al consumo de pescado en el embarazo es la forma de preparación, pues en esta etapa está prohibido consumir pescados crudos por el riesgo de adquirir anasakis, un parásito que puede encontrarse en el tracto digestivo del pescado y que puede producir una infección grave.

Entonces, ¿se puede comer pescado en el embarazo? No es malo comer pescado durante el embarazo, al contrario, es muy beneficioso. Hay que saber elegir el pescado correcto, como es el caso de pescados pequeños y cocinarlos de la manera adecuada, es decir, que alcance una temperatura interna superior a los 65ºC por unos 2 minutos.

Beneficios de comer pescado en el embarazo

Ahora que ya sabemos los peligros de consumir pescado durante la gestación, veamos cuáles son los beneficios del pescado en el embarazo para la salud de la madre y el bebé. Entre estos se encuentran:

  • Contiene omega 3, vitaminas y minerales: aporta las vitaminas A, D, E B1, B2, B3, B12 y minerales como calcio, fósforo, hierro, potasio, sodio, selenio, magnesio y yodo, necesarios para la correcta formación y desarrollo del bebé, especialmente del sistema nervioso.
  • Es un alimento rico en proteínas: proporciona los aminoácidos necesarios para la formación de los músculos del bebé y el mantenimiento de las funciones maternas.
  • Algunos pescados son ricos en calcio: como el caso de la sardina. El calcio es necesario para fortalecer los huesos y dientes de la madre y para la formación del esqueleto del bebé.
  • Es un alimento de fácil digestión: lo que lo hace ideal durante la gestación, pues en esta etapa la acción hormonal sobre el sistema gastrointestinal hace que las digestiones sean más lentas.
  • Es rico en ácido fólico: uno de los beneficios de comer pescado en el embarazo es que contiene esta vitamina del grupo B, esencial para la multiplicación y crecimiento celular y necesaria para la correcta formación del cerebro y el sistema nervioso del bebé.
  • El pescado es un alimento con pocas calorías: su consumo adecuado permitirá que te mantengas en el peso adecuado durante el embarazo. Eso sí, todo depende de cómo lo cocines.

Qué pasa si no como pescado en el embarazo

Si eres de las madres que no le gusta el pescado o que prefieres evitarlo por su contenido de mercurio, entonces debes consultarlo con el especialista e incluir en tu dieta otros alimentos saludables que puedan compensar los nutrientes del pescado.

El Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos (ACOG) siguiendo las recomendaciones modificadaa de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA)[1], indican que las mujeres embarazadas, las que planean estarlo y las que amamantan, deben comer entre 2 y 3 porciones por semana, entre 8 y 12 onzas en total, de diferentes pescados.

En cuanto a los pescados con altas concentraciones de mercurio, como el atún blanco, solo está permitido comer 1 porción por semana, no más de 6 onzas. Por lo tanto, lo recomendable es comer pescado el embarazo para evitar las posibles consecuencias sobre el bebé de una mala alimentación de la madre.

Una dieta baja en nutrientes aumenta el riesgo de que el bebé padezca malformaciones congénitas, bajo peso al nacer y partos prematuros. Si se da el caso, en este artículo encontrarás información sobre cómo hacer para que un bebé prematuro suba de peso.

Cómo comer pescado en el embarazo

Como hemos visto, es necesario comer pescado en el embarazo, solo que debemos escoger la especie correcta. Estos son algunos de los pescados que puede elegir la madre por su bajo contenido en mercurio:

Después de adquirir el pescado, se recomienda que se almacene como mínimo 5 días, con una congelación de -20ºC, con el fin de eliminar las posibles larvas de anasaki. Se recomienda consumirlo al vapor, asado, al horno o hervido, con el fin de que alcance la temperatura de cocción adecuada y así aprovechar al máximo sus nutrientes.

La alimentación en el embarazo es algo que vale la pena investigar. Más allá del sabor de los alimentos, es importante buscar los que son nutritivos y pueden ayudar a que tu bebé esté más sano. Conviene consultar con un profesional sanitario qué pescado comer en el embarazo y la frecuencia con la que puedes hacerlo.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Se puede comer pescado en el embarazo?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud en el embarazo.

Referencias
  1. Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. FDA (2017) Advice About Eating Fish, From the Environmental Protection Agency and Food and Drug Administration; Revised Fish Advice; Availability. Recuperado de: https://www.federalregister.gov/documents/2017/01/19/2017-01073/advice-about-eating-fish-from-the-environmental-protection-agency-and-food-and-drug-administration.
Bibliografía
  • Guía de recomendación a mujeres embarazadas y lactantes. Contaminantes químicos ambientales presentes en los alimentos. España. Recuperado de: http://www.ub.edu/toxicbody/wp-content/uploads/2018/02/AF-e-guia-buenas-practicas-CAST.pdf
  • Mayo Clinic (2019). El embarazo y el pescado: ¿qué es seguro comer?. Recuperado de: https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/pregnancy-week-by-week/in-depth/pregnancy-and-fish/art-20044185

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Se puede comer pescado en el embarazo?
¿Se puede comer pescado en el embarazo?

Volver arriba