Compartir

¿Se puede comer camarones en el embarazo?

 
Por Yurisbeth Zanotty. Actualizado: 16 diciembre 2020
¿Se puede comer camarones en el embarazo?

Prácticamente todo lo que consuma la mujer embarazada va a afectar o a beneficiar al bebé. Cuando una mujer embarazada come bien, ayuda a garantizar que su bebé reciba todos los nutrientes necesarios para un crecimiento adecuado. La mejor manera de alimentarse durante la etapa de gestación es manteniendo un equilibrio entre cada grupo alimenticio. Sin embargo, dentro de estos grupos existen alimentos con los que se debe tener especial cuidado.

Concretamente, los productos que provienen del mar, como el pescado y los mariscos, pueden ser una excelente fuente de proteínas, hierro y zinc. Aun así, estos nutrientes que son vitales para el crecimiento y el desarrollo del bebé, pueden contener niveles elevados de mercurio. El mercurio en bajas dosis no es peligroso para la mayoría de los adultos, pero deben tomarse precauciones si estás embarazada o si planeas estarlo. En este artículo de paraBebés, te diremos si se puede comer camarones en el embarazo.

¿Las embarazadas pueden comer camarones cocidos?

El consumo de camarones cocidos en el embarazo aporta vitaminas, oligoelementos y otros nutrientes. Entre ellos, el principal es el yodo, que juega un papel muy importante en el funcionamiento de la glándula tiroides de la gestante y en el desarrollo cerebral del feto.

El yodo se encuentra en los crustáceos, los mejillones, los pescados, los productos lácteos y los huevos. No obstante, los mariscos deben consumirse siempre con moderación en el embarazo y es importante que estén bien cocidos. Así pues, es importante no comer camarones secos a precocidos en el embarazo.

Específicamente, los mariscos suelen contener mercurio. Así pues, debes tener cuidado, dependiendo del lugar donde fueron capturados los camarones los niveles de mercurio pueden ser mayores o menores de lo esperado. El mercurio puede ser algo peligroso para el desarrollo del embarazo y el feto. Una cantidad excesiva del mismo en el torrente sanguíneo, podría dañar el sistema nervioso y afectar el desarrollo cerebral del bebé. Por ello debes tener cuidado con comer camarones en el embarazo porque pueden contener este metal.

En este artículo, encontrarás más información sobre alimentos prohibidos en el embarazo y el por qué.

 

¿Puede comer tortitas de camarones una embarazada?

Algunas comidas están fuera de los límites seguros, porque contienen bacterias, las cuales pueden causar daños tanto a la madre como al feto. Además, se debe mantener una dieta equilibrada durante esta etapa. Entonces, ¿se puede comer camarones en el embarazo?

Concretamente, las tortitas de camarones es una receta típica de Cádiz, donde es muy fácil conseguir camarones frescos, ideales para esta receta. Aun así, se deben tener precauciones a la hora de consumirlas por las siguientes razones:

  • En una porción de 100 gramos de camarones (4 o 5 camarones) se esconden 152 miligramos de colesterol. El colesterol alto es considerado como factor de riesgo para la salud, en particular para las mujeres durante el embarazo. Contribuye al desarrollo de enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo 2, puede causar preeclampsia, una enfermedad que se caracteriza por hipertensión y proteinuria.
  • Esta receta también incluye lácteos, huevo y trigo, alimentos considerados potencialmente alergénicos. Se ha demostrado que hasta la semana 20 de embarazo los productos que ingiere la madre y que pasan al líquido amniótico pueden transformarse en alérgenos alimentarios, es decir, que pueden llevar a los bebés a adquirir ciertas alergias a los alimentos, a pesar que nunca los hayan consumido.

Con base en todo lo anterior, si te preguntas si puede comer tortitas de camarones una embarazada, la respuesta es que se considera recomendable en raciones moderadas. Para saber si se puede comer camarones en el embarazo, se recomienda consultar con su profesional sanitario de confianza en caso de observar alguna alteración en el estado de su salud.

¿Se puede comer marisco en el embarazo?

¿Es malo comer marisco en el embarazo? Si te preguntas si se puede comer marisco en el embarazo la respuesta es sí. Aun así, se recomienda establecer unas normas para consumir marisco en el embarazo. A continuación, veremos las normas para comer marisco en el embarazo:

  • Normalmente el consumo de crustáceos y moluscos debe limitarse a dos veces por semana.
  • Los mariscos deben estar siempre cocidos.
  • Siempre es preferible comprar mariscos frescos, cocerlos y conservarlos, de ser necesario, en un refrigerador limpio. No compre crustáceos que hayan sido cocidos previamente.
  • Las embarazadas deben evitar comer mariscos crudos o que no estén bien cocidos como gambas, langostinos, ostras, almejas, mejillones y ostiones. Si comes marisco crudo corres el riesgo de contraer anisakis, un parásito con forma de gusano que vive en el tubo digestivo de peces o cefalópodos, o listeriosis, una enfermedad causada por una bacteria, que se encuentra en la carne, los pescados, los mariscos y los quesos, que solo muere cuando se cuece a una temperatura mínima de 70ºC.

Así pues, comer camarones es bueno para el embarazo siempre que sigas las normas expuestas anteriormente.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Se puede comer camarones en el embarazo?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud en el embarazo.

Bibliografía
  • Hibbein J, et al. (2007). Maternal Seafood Consumption in Pregnancy and Neurodevelopmental Outcomes in Childhood (ALSPAC Study): An Observational Cohort Study. Lancet. 369:578-585.
  • Olsen S, et al. (2006). Duration of Pregnancy in Relation to Seafood Intake During Early and Mid Pregnancy: Prospective Cohort. European Journal of Epidemiology. 21:749-758.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Se puede comer camarones en el embarazo?
¿Se puede comer camarones en el embarazo?

Volver arriba