Compartir

¿Qué pasa si no tomo vitaminas durante el embarazo?

 
Por Yurisbeth Zanotty. 23 noviembre 2020
¿Qué pasa si no tomo vitaminas durante el embarazo?

Cuando hablamos de dieta saludable, nos referimos a mantener una equilibrada ingesta de proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas, minerales y mucha agua. Esta debe ser la prioridad en todas las personas, independientemente de que exista o no un embarazo.

Pero en el caso de las embarazadas, la prioridad se convierte en una necesidad, porque comer adecuadamente constituye la forma ideal de obtener las vitaminas y los minerales para la formación del bebé. Sin embargo, en ocasiones la dieta normal no es suficiente, porque es difícil obtener los nutrientes esenciales solo de los alimentos, por lo cual se requerirá de suplementos vitamínicos para ayudar al saludable crecimiento y desarrollo fetal.

En tal sentido, las vitaminas juegan un rol fundamental, al contribuir a que la gestante obtenga suficientes nutrientes todos los días. En este artículo de paraBebés, te hablaremos de qué pasa si no tomas vitaminas durante el embarazo.

¿Qué son las vitaminas prenatales?

Si te preguntas qué son las vitaminas prenatales, concretamente, son suplementos que contienen una variedad de vitaminas y minerales que ayudarán, diariamente al bebé, a obtener los nutrientes fundamentales para desarrollarse saludablemente.

¿Qué son los nutrientes?

Los nutrientes son esos compuestos que se encuentran en los alimentos, y que se aprovechan por nuestro cuerpo en el proceso de la digestión. Los nutrientes se clasifican de la siguiente manera:

  1. Macronutrientes: las proteínas, lípidos e hidratos de carbono.
  2. Micronutrientes: las vitaminas y los minerales, las cuales se encuentran en bajas concentraciones en los alimentos y nuestro organismo los necesita en cantidades menores. Son considerados esenciales para la vida humana, comprenden 13 vitaminas y unos 16 minerales.

¿Por qué es necesario tomar vitaminas?

Las vitaminas no se producen en nuestro organismo, y es por ello que debemos obtenerlas por medio de la alimentación, porque son necesarias para:

  • El crecimiento y desarrollo del organismo.
  • La utilización metabólica de los macronutrientes.
  • Mantenimiento del sistema inmunológico.
  • Muchas otras funciones fisiológicas y metabólicas; por ejemplo, la hemostasia.

¿Qué son los oligoelementos?

Concretamente, los oligoelementos son sustancias químicas de origen mineral, que también se encuentran en pequeñas cantidades en el organismo. A continuación, te nombraremos los principales oligoelementos y sus funciones más importantes:

  • Calcio: interviene en el sistema nervioso, huesos, dientes y coagulación de la sangre.
  • Hierro: es el constituyente vital de la hemoglobina (Hb). Interviene en la respiración celular, glicolisis, oxidación de ácidos grasos y la síntesis de ADN.
  • Iodo: indispensable para la función tiroidea.
  • Cobre: forma parte de los tejidos corporales, como el hígado, el cerebro, los riñones y el corazón.
  • Flúor: ayuda en la formación de los dientes.
  • Fósforo: interviene en la formación de proteínas.
  • Manganeso: constituyente de ciertas enzimas. Su deficiencia produce pérdida de peso, dermatitis y náuseas. Se cree que participa en funciones sexuales y reproductoras.
  • Magnesio: interviene en el metabolismo de glucosa.
  • Potasio: ayuda en equilibrio del medio interno.
  • Sodio: ayuda en el equilibrio del medio interno.
  • Zinc: interviene en el metabolismo de proteínas y ácidos nucleicos. Por ello, se considera que el zinc cumple una función muy importante en el embarazo y desarrollo fetal. Estimula la actividad de aproximadamente 100 enzimas.

¿Para qué sirven las vitaminas para embarazadas?

Las vitaminas durante el embarazo son esenciales. Concretamente, las vitaminas para las embarazadas, contribuyen a suplir los requerimientos de ciertos nutrientes. Te mostramos las vitaminas para el embarazo según sus nombres:

Tipos de vitaminas

Ahora veremos cuáles son las vitaminas con mayor aporte al desarrollo del embarazo y crecimiento adecuado del feto:

  • Ácido fólico: ayuda a prevenir los defectos del tubo neural, desarrollo cerebral y la médula espinal del feto. Además, interviene en la síntesis de ácidos nucleicos, eritropoyesis, proteínas y disminuye la aparición del labio leporino, la cardiopatía congénita y los abortos espontáneos.
  • Piridoxina: puede ser útil para reducir las náuseas, la preeclampsia, para obtener mayores pesos y puntuaciones del examen Apgar en el recién nacido y proteger al pequeño o pequeño contra las caries dentales y ciertas malformaciones congénitas.
  • Vitamina C: ayuda en la reducción del riesgo de sufrir preeclampsia, parto prematuro, infecciones y anemia materna.
  • Vitamina A: su deficiencia está relacionado con efectos teratogénicos, causando malformaciones del sistema nervioso central y anomalías cardiovasculares y faciales, con el parto prematuro y con el desprendimiento prematuro de placenta. Solo está recomendada su suplementación durante el embarazo, en madres con valores bajos.
  • Vitamina D: puede ser tóxica para la madre y el feto, no está recomendada su suplementación excepto en gestantes con baja exposición solar o con hipoparatiroidismo.
  • Vitamina E: actualmente no hay suficiente información para evaluar los posibles beneficios o efectos perjudiciales de su suplementación en embarazo.

Tipos de minerales

Además de las vitaminas, los minerales también son importantes para el adecuado desarrollo del bebé. Veamos cuáles son:

  • Iodo: es indispensable en la síntesis de hormonas tiroideas, necesarias para el correcto desarrollo cerebral y mental. También intervienen en la maduración ósea, pulmonar y cardíaca a lo largo de la vida fetal y neonatal y previenen el desarrollo de anomalías congénitas, la sordomudez y el estrabismo. Para la gestante, también es beneficioso para disminuir la incidencia de abortos espontáneos y mortalidad perinatal.
  • Hierro: promueve el adecuado desarrollo de la placenta y el feto. Ayuda al cuerpo a producir sangre para suministrar oxígeno al feto y ayuda a prevenir la anemia, número de glóbulos rojos bajos en la sangre. También disminuye el riesgo de prematuridad y contribuye a mejorar el desarrollo físico y neurológico de los recién nacidos. Finalmente, previene contra las enfermedades infecciosas. Tanto la deficiencia como el exceso de este mineral tienen efectos negativos en el resultado del embarazo.
  • Calcio: ayuda en la reducción del riesgo de sufrir preeclampsia por la madre, previene el parto prematuro y aporta una mineralización ósea deficiente.

¿Qué pasa si no se toman vitaminas prenatales?

Si te preguntas si son necesarias las vitaminas durante el embarazo, la respuesta es sí. Y a la pregunta de, ¿qué pasa si no tomo vitaminas durante el embarazo? Puede ocurrir que presentes deficiencias nutricionales o puedes predisponerte a la malnutrición del feto. Las consecuencias de no tomar vitaminas durante el embarazo pueden ser alteraciones en el desarrollo infantil y desarrollo de enfermedades crónicas durante la vida adulta.

Por otra parte, no tomar vitaminas durante el embarazo conlleva un inadecuado aporte de vitaminas y minerales, puede afectar la mayoría de los órganos del bebé, al no poder desarrollarse y madurar adecuadamente. En estos casos, el cerebro parece ser el órgano más susceptible.

¿Cómo tomar las vitaminas prenatales?

Si no ha tomado vitaminas durante el embarazo es importante hacerlo. Evite tomar suplementos de vitaminas variadas, a menos que sea bajo la supervisión de un profesional de la salud, porque es malo cambiar de vitaminas durante el embarazo.

Tenga en cuenta que es posible poner en peligro la salud de su bebé, y la suya propia, tomando cantidades inadecuadas de vitaminas sintéticas. Además, asegúrese de que su médico esté al tanto de cualquier suplemento vitamínico que esté tomando. Mientras usted consuma una dieta equilibrada, es probable que en su cuerpo exista la cantidad de vitaminas y minerales adecuados, y no es necesario tomar cantidades excesivas de suplementos vitamínicos. Consulta en este artículo si te preguntas si es normal tener mucha hambre en el embarazo.

¿Cuáles son las mejores vitaminas para el embarazo?

Ahora ya sabes por qué es importante tomar vitaminas durante el embarazo. A continuación, veremos cuáles son las mejores vitaminas para el embarazo:

  • Ácido fólico: su ingesta está recomendada hasta 600 μg/día, siendo 1.000 μg/día el límite superior. Es importante tomar esta vitamina en el embarazo, concretamente, antes de la concepción o en las consultas de planificación familiar. Dado que el tubo neural se cierra antes del día 28 de la gestación, cuando a veces aún no se ha detectado el embarazo, la administración de suplementos de ácido fólico después del primer mes de gestación, no servirá para prevenir malformaciones. En este artículo, encontrarás más información de por qué tomar ácido fólico antes el embarazo.
  • Piridoxina: las necesidades de vitamina B6 están aumentadas durante el embarazo, siendo la dosis máxima 100 mg/día. Actualmente no existe suficiente evidencia para establecer su administración regular mediante suplementos.
  • Vitamina C: las necesidades de vitamina C están aumentadas hasta 80 mg/día, durante la segunda mitad del embarazo.

Hemos visto porque hay que tomar vitaminas durante el embarazo. Por otra parte, también se recomienda la ingesta de los minerales tales como:

  • Calcio: las dosis recomendada es de 1,5-2 g/día (dividida en tres dosis) desde la semana 20 hasta el final de la gestación. Teniendo en cuenta que su absorción está aumentada hasta un 40% en la gestación, no se recomienda su suplementación en madres con ingestas adecuadas, debiéndose reservar a gestantes con ingestas < 600 mg/día, adolescentes, y aquellas con alto riesgo de preeclampsia.
  • Hierro: la mujer embarazada difícilmente adquiere hierro con la dieta. Se indica tomarlo como suplemento en la ingesta. Después del embarazo, debe mantenerse el suministro de hierro, por lo menos por tres meses más, hasta nivelar la disminución sufrida durante este período.
  • Iodo: existen contradicciones con relación a su uso. Algunas investigaciones no encontraron justificada la suplementación universal. Con el contenido de iodo en la sal iodada y en la leche y derivados lácteos es posible cubrir las necesidades durante el embarazo, evitando así los posibles riesgos del exceso. Sin embargo, en los casos en los que exista deficiencia, sí que se recomienda su ingesta.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Qué pasa si no tomo vitaminas durante el embarazo?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud en el embarazo.

Bibliografía
  • López M, Sánchez J, Sánchez M. Domínguez C. (2010). Suplementos en embarazadas: controversias, evidencias y recomendaciones. Inf Ter Sist Nac Salud. (34): 117-128.
  • Martínez R, Jiménez A, Lombán B. (2016). Suplementos en gestación: últimas recomendaciones. Nutr Hosp. 33 (4):3-7.
  • Pita G, Pineda D, Martín I, Monterrey P, Serrano G, Macías C. (2003). Ingesta de macronutrientes y vitaminas en embarazadas durante un año. Instituto de Nutrición e Higiene de los Alimentos. Rev. Cubana Salud Pública. 29 (3): 220-27.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Qué pasa si no tomo vitaminas durante el embarazo?
¿Qué pasa si no tomo vitaminas durante el embarazo?

Volver arriba