Compartir

Semana 29 de embarazo

 
Por Equipo editorial. Actualizado: 22 agosto 2019
Semana 29 de embarazo

Entramos en la segunda semana del tercer trimestre, el último trimestre del embarazo. ¡Ya falta menos para la llegada del bebé! En la semana 29 de embarazo, la barriga ha aumentado de tamaño considerablemente debido al crecimiento y aumento de peso del bebé. Cada vez, tiene menos espacio dentro de la placenta.

Durante la semana 29 de embarazo, puede que aparezca el cansancio a causa del peso de la barriga y que ya haya cierta dificultad para dormir. Las piernas y los pies es frecuente que se hinchen, sobre todo, por la noche debido a la retención de líquidos. Las ganas de ver al bebé cada vez son más grandes y la mayoría de parejas ya empiezan a preparar su llegada. En este artículo de paraBebés, te explicamos la semana 29 de embarazo, síntomas, desarrollo, cambios y cuidados.

También te puede interesar: Semana 1 de embarazo

29 semanas de embarazo: ¿cuántos meses son?

Nos encontramos en la semana 29 de embarazo, la primera semana del último trimestre. Estás de 6 meses y 3 semanas. Es más fácil y sencillo llevar un control del embarazo por semanas, ya que no todos los meses tienen las mismas semanas ni días, esto puede crear confusión.

¿Qué pasa en la semana 29 de embarazo?

El bebé a las 29 semanas de embarazo ya tiene pelo, uñas y cejas. Ha abierto los ojos y sus huesos son blandos y elásticos, están en proceso de osificación. Este proceso no terminará hasta que el bebé haya alcanzado la adolescencia y el proceso de crecimiento haya finalizado.

En relación a la madre, la barriga cada vez será más grande y dura. Durante el tercer trimestre, la panza se verá más baja, indicando que el parto está cerca. Ya se pueden dar las primeras producciones de calostro.

Semana 29 de embarazo: síntomas y signos

A continuación, citamos los síntomas en la semana 29 de embarazo:

  • Aumento de las ganas de orinar.
  • Ardores y reflujo gástrico.
  • Aparición de las primeras producciones de calostro.
  • Estreñimiento.
  • Antojos.
  • Aumento de la libido.
  • Aversión por determinadas comidas.
  • Aumento de los gases o flatulencias.
  • Leucorrea o flujo vaginal abundante.
  • Movimientos fetales notables, sobre todo, nocturnos.
  • Dolor de espalda.
  • Cambio frecuente de ánimo.
  • Retención de líquidos e hinchazón.

Cambios en tu cuerpo

A causa del crecimiento del feto y del ensanchamiento del útero, la panza cada vez va creciendo más, adaptándose a la nueva vida que se está gestando. A medida que el feto crece, los órganos de la madre se ven desplazados. Este desplazamiento puede causar algunos cambios en el correcto funcionamiento de algún órgano, como, por ejemplo, los intestinos. Al verse ligeramente presionados, se puede dar frecuentemente estreñimiento durante el embarazo.

Algunos de los cambios que se pueden dar en la semana 29 de embarazo son los siguientes:

  • Aumento de peso.
  • Aumento del tamaño del pecho.
  • Hinchazón y retención de líquidos.
  • Uñas y pelo más fuertes.

Desarrollo del bebé en la semana 29 de embarazo

A continuación, te explicamos los rasgos más significativos del desarrollo del bebé a las 29 semanas de embarazo:

  • Pelo, pestañas y cejas. En la semana 29 de embarazo, el feto ya tiene pelo, pestañas y cejas, su aspecto es muy similar al que tendrá recién nacido.
  • Los órganos. Si el parto se adelantara, el desarrollo y la maduración de sus órganos internos se habría completado en lo esencial.
  • Los ojos. Por lo general, la mayoría de bebés, a las 29 semanas de gestación, ya han abierto los ojos. Los párpados ya se han separado y el bebé ya puede abrir y cerrar los ojos. Sus ojos son sensibles a la luz y es normal que si percibe mucha luz, se gire.
  • Los huesos. En relación a los huesos, tienen la forma bien definida pero aún son blandos y flexibles. Continúan el proceso de osificación que se prolongará hasta la adolescencia.
  • La piel está empezando el proceso de pigmentación, ya está cubierta de vérnix, una sustancia grasa y blanca.
  • La cabeza. En relación al tamaño la cabeza, aún es grande en proporción con el cuerpo, por eso, los recién nacidos prematuros suelen tener la cabeza más grande. A partir de la semana 29 de embarazo, irá cogiendo proporcionalidad con el cuerpo.

¿Cuánto pesa y mide el bebé?

El feto a las 29 semanas de gestación mide 38,6 cm y pesa 1 kg 15 g. Tiene una edad gestacional de 27 semanas.

Movimientos del bebé

A las 29 semanas de embarazo, los movimientos del bebé son claros y precisos. Cada vez, tiene menos espacio dentro de la placenta y sus movimientos son más notables. Si la pareja, familiares o amigos colocan la mano encima de la barriga, es muy posible que noten los movimientos del bebé.

A medida que el bebé tiene menos espacio, algunos movimientos pueden llegar a ser molestos para la embarazada. Puede dar una patada en las costillas, estómago o en la pelvis y esto puede ser doloroso. Estos movimientos se acentuarán todavía más si se trata de un embarazo gemelar. Cuando el bebé o los bebés estén muy activos se recomienda andar o escuchar música, ya que se relajarán.

La posición del bebé dependerá mucho de cada embarazo. Puede ser que en la semana 29 de embarazo, el bebé ya esté colocado en la posición de parto, sin embargo, hay bebés que aún no se habrán colocado.

Semana 29 de embarazo - Desarrollo del bebé en la semana 29 de embarazo

Cuidados en la semana 29 de embarazo

A continuación, te damos unos consejos sobre los cuidados en la semana 29 de embarazo:

Cuidados

  • Evitar los tacones muy altos y los zapatos totalmente planos. Se aconseja llevar un calzado con una suela media.
  • Es aconsejable descansar 8 horas y, si puede ser, dormir un poco después de comer.
  • Mantener la piel del abdomen y el pecho bien hidratada, evitará la aparición de estrías.
  • No es recomendable la exposición prolongada al sol, ya que durante el embarazo hay una mayor propensión a la aparición de manchas. Es aconsejable evitar las horas de más calor y usar protección alta.
  • Se recomienda usar ropa cómoda y evitar las medias o calcetines muy ajustados.
  • Durante el embarazo, hay una mayor propensión al sangrado de las encías. Es aconsejable mantener una buena higiene dental, así como visitar al dentista frecuentemente.
  • Los sujetadores es recomendable que estén adaptados a la evolución y crecimiento del pecho. Expertos en lactancia han comprobado que los sujetadores con aro interfieren negativamente con la lactancia materna.

Alimentación

Durante la gestación, es recomendable seguir una dieta saludable y variada. Los alimentos ingeridos deben aportar calcio, vitamina B12, yodo, hierro y omega 3. A continuación, te dejamos unos consejos relacionados con la alimentación durante el embarazo:

  • Evitar comer carnes y pescados crudos o poco hechos.
  • Evitar comer productos sin pasteurizar: quesos, procedentes del huevo, patés, etc.
  • Evitar comer embutidos.
  • Reducir la ingesta de peces grandes con altas cantidades de mercurio: atún, pez espada, etc.
  • Los huevos deben estar bien cocinados, las tortillas no pueden estar crudas. La mayonesa tendrá que ser de bote. La repostería no puede contener huevo crudo.
  • Limitar la ingesta de cafeína (200 mg al día).
  • Las ensaladas, frutas y verduras crudas es recomendable consumirlas en casa. Si no hay una higiene y desinfección óptimas, puede haber riesgo de contagio por toxoplasmosis.

Clases de preparación al parto

En la semana 29 de embarazo, ya se puede empezar con las clases de preparación al parto. El objetivo principal de estas clases es proporcionar seguridad e información a la madre para que llegue lo más preparada posible al momento del parto. En las sesiones de preparación al parto, hay partes teóricas y prácticas.

En las sesiones prácticas, se realizan:

  • Ejercicios para mantenerse en forma durante el embarazo.
  • Prácticas de respiraciones y pujos.
  • Ejercicios de relajación.
  • Posturas para llevar a cabo durante el parto: posturas para que las contracciones sean más llevaderas.

En las sesiones teóricas, se tratan temas sobre:

  • Embarazo.
  • Maternidad y paternidad.
  • Masaje perineal.
  • Parto y postparto
  • Suelo pélvico.
  • Lactancia.
  • Cuidados y curas del recién nacido.
  • Trámites administrativos.
  • Dudas particulares que vayan surgiendo en el grupo.

Pruebas médicas

Si así se desea, se podrá solicitar una ecografía 4D, se trata de una ecografía en movimiento. No es una prueba rutinaria y es de pago (entre 50 y 400€). Si se realiza esta ecografía, es recomendable hacerlo antes de la semana 30 de embarazo, ya que el bebé debe disponer de suficiente espacio para que se vea correctamente.

Si deseas leer más artículos parecidos a Semana 29 de embarazo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Embarazo semana a semana.

Bibliografía
  • Departament de la Generalitat Catalana, departament de salut (2018). Guia per a embarassades. http://canalsalut.gencat.cat/web/.content/_A-Z/E/embaras_part_i_postpart/documents/arxius/guia_per_a_embarassades.pdf
  • Hospital Universitario de Ceuta, Instituto Nacional de Gestación Sanitaria. Guía de cuidados en el embarazo.

Escribir comentario sobre Semana 29 de embarazo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Semana 29 de embarazo
1 de 2
Semana 29 de embarazo

Volver arriba