Compartir

Semana 30 de embarazo

 
Por Equipo editorial. Actualizado: 14 agosto 2019
Semana 30 de embarazo

Si estás embarazada, ¡enhorabuena! En la semana 30 el embarazo está bastante avanzado. El bebé ocupa gran parte del vientre y la barriga tiene dimensiones considerables. Todo ello produce síntomas y molestias, sin embargo, existen algunos trucos para combatirlos. En paraBebés te explicamos todo sobre la semana 30 de embarazo: síntomas, desarrollo, cambios y cuidados.

También te puede interesar: Semana 1 de embarazo

Semana 30 de embarazo: ¿cuántos meses son?

Actualmente, los ginecólogos consideran que las semanas de embarazo empiezan cuando empieza el ciclo menstrual. Por tanto, la primera semana de embarazo coincide con la semana de la última menstruación. A continuación, ocurre la ovulación, la fecundación y la implantación. Es entonces cuando empieza la gestación. Las semanas de embarazo y la edad gestacional no son lo mismo, por ello, no es tan fácil calcular los meses de embarazo y es normal que te preguntes "¿cuántos meses son 30 semanas?" o "¿de cuántos meses estoy?"

En la semana 30 de embarazo, estás de 6 meses y 4 semanas, periodo que pertenece al tercer trimestre del embarazo.

¿Qué pasa en la semana 30 de embarazo?

Te encuentras ya en el tercer trimestre del embarazo, una etapa en la que la incertidumbre del inicio del embarazo ha pasado, pues tras realizar múltiples pruebas, ya conoces el estado de tu bebé.

En la semana 30, seguirá creciendo y desarrollándose el bebé, y seguirás sintiendo los síntomas del embarazo y las molestias causadas por el tamaño del útero, los movimientos del bebé, el volumen de la barriga, los cambios hormonales, etcétera.

Cada vez está más cerca la llegada del bebé y es esencial prepararse para el parto. Por ello, es importante asistir a clases de preparación al parto.

Semana 30 de embarazo: síntomas y signos

¿Qué se siente en la semana 30 de embarazo? Es habitual sentir movimientos bruscos del bebé, además de algunos síntomas de embarazo bastante molestos. Los posibles síntomas en la semana 30 de embarazo son los siguientes:

  • Pesadez: debida a las hormonas, como el aumento de estrógenos y progesterona. Los estrógenos se encargan de la regulación de la grasa corporal, mientras que la progesterona causa la retención de líquidos.
  • Hinchazón en las manos, pies y tobillos.
  • Ardores.
  • Gases.
  • Acidez.
  • Piel de la barriga muy tensa.
  • Picores en el abdomen.
  • Insomnio gestacional, debido al tamaño de la barriga, los cambios hormonales y los movimientos del bebé.
  • Emocionalidad.
  • Estreñimiento.
  • Indigestión o digestión pesada.
  • Ganas de orinar.
  • Dificultad para respirar, debido a la presión que ejerce el útero sobre el diafragma y este hacia los pulmones.
  • Necesidad de beber agua.
  • Síndrome de las piernas inquietas.
  • Cansancio.
  • Dolor pélvico.
  • Dolor de espalda.

Semana 30 de embarazo: contracciones

Muchas embarazadas temen al sentir contracciones durante el embarazo. Es importante diferenciar entre las contracciones de Braxton Hicks y las contracciones de parto, para saber cuándo y cómo empiezan las contracciones de parto.

  • Contracciones de Braxton Hicks: son contracciones puntuales que se dan de forma normal durante el embarazo, en las que el útero se contrae debido a movimientos del bebé, cambios de posición, presión de la vejiga, etcétera.
  • Contracciones de parto: son regulares y continuas, duran más de 30 segundos y son dolorosas.

Cambios en tu cuerpo

  • La cara está más redondeada.
  • Las paredes del útero se relajan.
  • Los huesos de la pelvis se vuelven más flexibles, preparándose para el momento del parto. Además el diámetro va aumentando, para permitir el paso del bebé en el momento del nacimiento.
  • El útero sigue estirándose. En la semana 30 de embarazo puede medir 30 centímetros aproximadamente.

Semana 30 de embarazo: peso

La embarazada sigue aumentando de peso, del mismo modo que el bebé crece y la barriga también. Durante el tercer trimestre, el peso de la embarazada aumenta aproximadamente 400 gramos por semana.

Desarrollo del bebé en la semana 30 de embarazo

El bebé sigue creciendo y desarrollándose. Algunos aspectos importantes del desarrollo del bebé en la semana 30 de embarazo son los siguientes:

  • Los rasgos faciales están definidos.
  • Las medidas están proporcionadas.
  • En caso de tener sexo masculino, los testículos bajan.
  • El cerebro continúa su desarrollo, formando las circunvoluciones.
  • Se crean más capas de vérnix caseoso, la sustancia grasos blanquecina que cubre la piel del bebé y le ayuda a regular la temperatura corporal.
  • La piel está más tersa.
  • El sistema digestivo: el hígado, el estómago y el intestino ya realizan sus funciones básicas.
  • El sentido del gusto se desarrolla y el bebé es capaz de distinguir entre sabores dulces y salados.

¿Cuánto pesa y mide el bebé?

El bebé continua su crecimiento y aumenta su longitud y su peso. En la semana 30 de embarazo, el bebé pesa aproximadamente 1,3 quilos y mide 39 centímetros.

Movimientos del bebé

En la semana 30 de embarazo, el bebé empieza a colocarse en la posición adecuada para el momento del parto. Esta posición es con la cabeza hacia abajo. Sin embargo, esto no siempre ocurre. El bebé puede estar colocado de con las nalgas hacia abajo o incluso en posición transversal. Puede ser porque el cordón umbilical esté enredado, por la forma del útero, o simplemente porque está más cómodo en esa posición. En ese caso, se deben seguir las pautas médicas.

En cuanto al avance en su capacidad de movimiento, cabe destacar que a las 30 semanas de embarazo el bebé es capaz de coordinar los movimientos de sus ojos y de su cuerpo. Por ejemplo, parpadea y aparta la mirada si el abdomen de la madre recibe una luz brillante.

El bebé sigue moviendo las extremidades mediante movimientos enérgicos e intensos que suelen ser molestos para la madre.

Semana 30 de embarazo - Desarrollo del bebé en la semana 30 de embarazo

Cuidados en la semana 30 de embarazo

Alimentación en la semana 30 de embarazo

  • Alimentación saludable: dieta que incluya los nutrientes necesarios. Es preferible consumir alimentos con fibra y bajos en grasa para prevenir la diabetes gestacional. También es importante consumir las cantidades suficientes de hierro, calcio, omega 3, vitamina B12, yodo y ácido fólico.
  • No se debe consumir carne ni pescado crudo, ni embutido, patés, huevo crudo, ni lácticos sin pasteurizar para evitar el riesgo de contagio de toxoplasmosis.
  • Disminuir el consumo de pescados con alto contenido de mercurio como el atún y el pez espada.
  • Lavar bien las frutas y verduras, así como las manos y los utensilios que están en contacto con los alimentos.
  • Comer cantidades pequeñas con mayor frecuencia para evitar la indigestión.
  • Comer fruta y verdura para evitar o aliviar el estreñimiento.
  • Comer con poca sal para evitar aumentar la hinchazón.
  • Beber agua para mantenerse hidratada. Se recomiendan aproximadamente 2 litros diarios.

Recomendaciones en la semana 30 de embarazo

  • Técnicas de relajación: útiles para relajarse y propiciar un buen estado anímico.
  • Actividad física de baja intensidad como el yoga y los estiramientos, también favorecen el buen estado de ánimo, así como la tonificación y flexibilidad de los músculos. Además, alivian la ciática.
  • Hidratar la piel de la barriga para evitar los picores.
  • Hablar con el bebé y poner música: ya puede identificar los sonidos.
  • Infusiones relajantes para ayudar a conciliar el sueño. Es importante dormir y descansar correctamente.
  • Seguimiento del peso: puedes ir anotando el peso para comprobar que la evolución se encuentra dentro de la normalidad.
  • El cinturón de seguridad en el coche sigue siendo obligatorio, excepto prohibición expresa de tu médico.
  • Ropa y calzado cómodo: es importante utilizar ropa cómoda, así cómo calzado adecuado para no agravar los dolores de espalda. Otro aspecto importante es el sujetador, que de ser adecuado al tamaño y que no agrave las molestias del pecho.
  • Café, te y bebidas estimulantes: evitar o limitar su consumo.
  • Eliminar las sustancias tóxicas como el alcohol, el tabaco y otras drogas.

Preparación al parto ¿cuándo empezar?

Cuando se empiezan las clases de preparación es una pregunta recurrente. Las clases de preparación al parto suelen empezar entre la semana 28 y 30. Por tanto, ¡es el momento! Es importante conocer cómo es el parto, sus fases y cómo actuar en cada una de ellas, así como las técnicas a aplicar cuando aparezca el dolor y las contracciones.

Las clases de preparación al parto suelen incluir:

  • Información sobre el parto y aspectos relacionados, como por ejemplo, lo que es necesario llevar para la estancia en el hospital.
  • Educación sobre la maternidad por parte de un profesional especialista. No solamente sobre el parto, sino también sobre la lactancia, por ejemplo.
  • Preguntas: posibilidad de aclarar dudas y de compartir preocupaciones.
  • Ejercicios físicos suaves que incluyen: ejercicios para activar la circulación, ejercicios que refuerzan la musculatura perineal, ejercicios para las contracciones, movimientos de pelvis y estiramientos.
  • Respiraciones y relajación.
  • Practicar los movimientos que se deberán realizar en el proceso del parto, es decir, cuándo y cómo empujar, cómo respirar, etcétera.

Algunos aspectos a mencionar sobre la preparación al parto son los siguientes:

  • ¿Dónde? Se puede asistir a las clases preparto a través de la seguridad social o de la sanidad privada.
  • ¿Quién? La preparación preparto también está indicada para la pareja de la mujer embarazada, pues es muy útil que sepan cómo ayudar en el embarazo, el parto y el postparto.
  • ¿Cuándo? Suele consistir en una sesión por semana, durante unas 10 sesiones. Las clases suelen durar unas dos horas.

Si deseas leer más artículos parecidos a Semana 30 de embarazo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Embarazo semana a semana.

Bibliografía
  • Albizu, L., Goñi, J., & Mejías, A. (2000). Educacion maternal y reconocimiento del inicio del parto. In Anales del Sistema Sanitario de Navarra (Vol. 23, No. 2, pp. 337-342).
  • Lobato-Rodríguez, J. (2016). Respuesta fetal a la estimulación prenatal auditiva en gestantes del tercer trimestre de embarazo. Revista Peruana de Obstetricia y Enfermería, 10(2).

Escribir comentario sobre Semana 30 de embarazo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Semana 30 de embarazo
1 de 2
Semana 30 de embarazo

Volver arriba