Compartir

Semana 1 de embarazo

 
Por Equipo editorial. Actualizado: 22 agosto 2019
Semana 1 de embarazo

La búsqueda de un embarazo puede llegar a ser el sueño de muchas parejas, o bien, el sueño de madres que deciden llevar una gestación de manera autónoma. Con la primera semana de embarazo, empiezan las 40 semanas de gestación hasta el nacimiento del recién nacido. Nueve meses de múltiples cambios en el cuerpo de la mujer donde se estará gestando una nueva vida.

En paraBebés, te explicamos con detalle el embarazo semana a semana y en este artículo, concretamente, hablaremos sobre la primera semana de embarazo: síntomas, desarrollo, cambios y cuidados.

También te puede interesar: Semana 2 de embarazo

¿Qué pasa en la semana 1 de embarazo?

En la semana 1 de embarazo técnicamente no hay gestación aún. En la primera semana de embarazo, una mujer se encuentra en el período de la menstruación.

La menstruación

La primera semana de embarazo se empieza a contar desde el primer día de la última menstruación. En el período de ovulación de la mujer, aproximadamente, unos 14 días después de la menstruación, se liberará un óvulo que más adelante será fecundado por un espermatozoide. Por lo tanto, podemos considerar que la gestación empieza a partir de la tercera semana de embarazo, la semana después de la ovulación.

¿Por qué se calcula de esta forma? Se calcula de esta forma, ya que no es fácil determinar en qué día se ha ovulado. Hay parejas que llevan a cabo un control de los días fértiles mediante los test de ovulación. No es común saber en qué día has ovulado. Sin embargo, toda mujer sabe cuál fue su última menstruación, así que es más fácil determinar las semanas de embarazo con este método.

Cuándo realizarse un test de embarazo

En el momento de realizar un test de embarazo, se recomienda esperar a la primera falta de la menstruación, aunque a partir de la tercera semana de embarazo ya se puede obtener un positivo.

Las pruebas o test de embarazo de orina detectan los niveles de hormona HCG y puede ocurrir que en las primeras semanas obtengamos un negativo. Esto sucede cuando los niveles de la hormona en orina son demasiado bajos, ya que nos encontramos en las primeras semanas de embarazo. En este caso, si realmente hay embarazo, será un falso negativo. Se debe esperar para la repetición del test o realizar un análisis de sangre que podrá determinar con certeza si hay niveles de HCG en sangre y, por lo tanto, si hay embarazo.

Primera semana de embarazo: síntomas y signos

Como hemos explicado anteriormente, la primera semana de embarazo, propiamente dicha en el proceso gestacional, se empieza a contar desde el primer día de la última menstruación, esto significa que la mujer se encuentra menstruando. El ginecólogo calculará las semanas de gestación y la fecha probable de parto en relación con la última fecha de la regla o, si la sabes, la fecha de tu ovulación. Se calculan 40 semanas desde la última menstruación y 38 semanas desde la fecundación del óvulo.

El cálculo preciso de la edad gestacional se determinará en la primera ecografía al tomar y observar las medidas del feto. Aunque se puede realizar un poco antes o un poco después, es muy común la ecografía de la semana 12. Será la primera ecografía del primer trimestre y es una fecha donde ya se observa la formación de los órganos. Esta ecografía es necesaria, ya que nos puede mostrar embarazos múltiples y nos permite poder identificar posibles complicaciones o patologías.

Al preguntarnos qué se siente en la primera semana de embarazo, los síntomas de la primera semana de embarazo serán los dolores menstruales, pues se está llevando a cabo la menstruación. Algunos de los síntomas pueden ser:

  • Dolor de ovarios
  • Cansancio y fatiga
  • Dolor de cabeza
  • Hinchazón del vientre
  • Dolor de cabeza
  • Mareos

Pasada la menstruación, entre la primera y la segunda semana de embarazo, los síntomas pueden ser insignificantes, aunque dependerá de cada cuerpo y de cada mujer. Aunque lo explicaremos en la semana 2 de embarazo, en la segunda semana, se produce la ovulación. Es el momento en que la mujer está en el período fértil y el espermatozoide fecunda el óvulo. Una vez el óvulo fecundado, se iniciará la gestación.

Desarrollo del embrión en la primera semana de embarazo

En la primera semana de embarazo, como hemos estado comentando anteriormente, no hay concepción, por lo tanto, no hay embrión. Será en la segunda semana, en el período de ovulación, cuando el óvulo será fecundado y se iniciará la formación de una nueva vida dentro del vientre materno.

Normalmente, en la semana 12 de embarazo se realiza la primera ecografía donde se obtendrán datos como pueden ser cuánto pesa, cuánto mide el feto y la edad gestacional exacta, embarazos múltiples, patologías o complicaciones.

Cuidados en la primera semana de embarazo

Aunque no hay gestación aún, si estás pensando en quedarte embarazada, a partir de tu última menstruación puedes empezar con la búsqueda. En el artículo de la segunda semana de embarazo, hablaremos de la ovulación.

Es recomendable el uso del control de fertilidad para una mayor probabilidad de embarazo. Los test de ovulación te ayudan a saber en qué día aproximadamente ovularás y, por lo tanto, qué días eres fértil y cuándo es aconsejable mantener relaciones sexuales. En un ciclo menstrual regular de 28 días, se ovula hacia el día 14. Se pueden iniciar los test de ovulación hacia el día 10 diariamente hasta obtener un positivo.

Test de ovulación

¿Cómo funcionan? Los test de ovulación, normalmente, vienen en paquetes de 20, 30 o 50 unidades. La cantidad de test de ovulación que debas comprar dependerá de los meses durante los que realices el control de tu ovulación. Son unas tiras similares a los test de embarazo, donde aparecerá el resultado en forma de una o dos líneas. Para realizar un test de ovulación, se debe sumergir el test en la orina y esperar el resultado. Solo será positivo si la raya de test aparece igual o más marcada que la raya de control.

¿Qué miden los test de ovulación? Aunque son similares a los de embarazo, a diferencia de estos que detectan la hormona HCG, los test de ovulación detectan la hormona luteinizante (LH).

¿Cómo se interpreta un test de ovulación? En el caso de los test de embarazo, aunque se obtengan dos rayas, una más tenue que la otra, es un positivo y hay embarazo. En el caso de los test de ovulación, la raya de test debe aparecer igual de marcada que la de control para indicar un positivo. Cuando obtengas el positivo, significa que en menos de 24h ovularás.

La hormona LH está presente en nuestro cuerpo a niveles más bajos durante todo el período y, normalmente, en la línea de control siempre aparecerá una raya muy tenue. Es importante no realizar el test con la primera orina de la mañana, ya que podría dar un falso positivo.

Para hacer una correcta interpretación, es recomendable pegar cada tira del test de ovulación en una libreta, indicando la fecha y hora de realización, y observar el cambio de tonalidad de las rayas. Se recomienda realizarlo a la misma hora cada día. A veces, puede que no se obtenga un positivo, ya que se puede ovular en el periodo que hay entre la realización de un test y otro dentro de 24 horas. Si no obtenemos un positivo, lo seguiremos intentando unos días más. Nos podemos guiar por el cambio de tonalidad de las rayas. Si la tonalidad de las rayas aumenta, estaremos más cerca de la ovulación y, por lo tanto, deberemos aumentar la frecuencia de las relaciones sexuales.

¿Cuándo mantener relaciones sexuales? Los espermatozoides se mantienen vivos dentro de la vagina durante aproximadamente 4 o 5 días. Así que si, por ejemplo, se mantienen relaciones sexuales 4 días antes de la ovulación, puede que uno o más espermatozoides consigan llegar al óvulo y fecundarlo. Siempre hay un mayor porcentaje de quedar embarazada si se mantienen relaciones sexuales los días fértiles.

No es necesario mantener relaciones sexuales diarias pero tampoco esperar al día de ovulación, puede que se ovule antes de mantener relaciones sexuales y ya se haya liberado el óvulo de ese mes.

Es muy importante no obsesionarse con los test de ovulación ni en general con quedar embarazada. Es muy fácil caer en la tentación de hacerse varios al día y, aunque es más probable detectar en qué día ovularás, puede causar obsesión. Las relaciones sexuales deben estar enfocadas a pasarlo bien y no a la concepción en sí, pues la mente juega un papel muy importante en estos casos, demasiada presión puede retrasar el embarazo.

Hábitos saludables

Si pronto empezarás con la búsqueda de un embarazo, puedes ir preparando tu cuerpo. En la primera semana de embarazo, los cuidados que puedes empezar a tener en cuenta son:

  • Si eres fumadora y tu pareja también, podéis empezar por reducir el consumo de tabaco hasta eliminarlo por completo. Lo mismo sucede con el alcohol, reduciremos su consumo para evitar almacenar sustancias nocivas para nuestro hijo.
  • Los nutrientes necesarios para la búsqueda y el embarazo son el ácido fólico, el hierro, el omega 3, las vitaminas y los minerales.
  • Evita las harinas refinadas y consume el grano entero integral.
  • El consumo de mercurio es perjudicial durante el embarazo. Se debe tomar omega 3 pero evitaremos el consumo de pescado con altos niveles de mercurio, como el atún.
  • Presta atención a la listeria, una bacteria perjudicial para embarazadas o para mujeres que quieren concebir. Se encuentra en carnes y pescados crudos, quesos blandos y lácteos sin pasteurizar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Semana 1 de embarazo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Embarazo semana a semana.

Bibliografía
  • Departament de la Generalitat Catalana (2018). Guia per a embarassades. Disponible en: http://canalsalut.gencat.cat/web/.content/_A-Z/E/embaras_part_i_postpart/documents/arxius/guia_per_a_embarassades.pdf
  • Alcolea, S., & Mohamed, D. (2011). Guía de cuidados en el embarazo. Madrid. España. Instituto Nacional de Gestión Sanitaria. Recuperado de: http://www. ingesa. msssi. gob. es/estadEstudios/documPublica/internet/pdf/Guiacuidadosembarazo. pdf.

Escribir comentario sobre Semana 1 de embarazo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Semana 1 de embarazo
Semana 1 de embarazo

Volver arriba