Compartir

Semana 27 de embarazo

 
Por Equipo editorial. Actualizado: 13 agosto 2019
Semana 27 de embarazo

La semana 27 de embarazo es la última semana del segundo trimestre. En una semana, empezará el tercer trimestre y solo quedarán tres meses para el parto.

El bebé va creciendo y desarrollándose a gran velocidad y tiene menos espacio dentro de la placenta. Sus pulmones están madurando para poder respirar una vez esté fuera del vientre materno.

Para ti, los movimientos del bebé son más notables y la barriga va creciendo cada vez más. En este artículo de paraBebés, te lo contamos todo sobre la semana 27 de embarazo: síntomas, desarrollo, cambios y cuidados.

También te puede interesar: Semana 1 de embarazo

27 semanas de embarazo: ¿cuántos meses son?

Nos encontramos en la semana 27 de embarazo. Estás de 6 meses y 1 semana. El feto tiene una edad gestacional de 25 semanas.

¿Qué pasa en la semana 27 de embarazo?

En la semana 27 de embarazo, el feto tiene un aspecto muy similar a un recién nacido, prácticamente, ya tiene todas las partes del cuerpo formadas y los ojos, las orejas, la nariz y la boca están perfectamente formados y situados. Su cuerpo está cubierto de lanugo (fina capa de vello) y de vérnix caseosa (sustancia grasa). Su corazón late entre 120 y 160 pulsaciones por minuto.

La madre siente perfectamente todos los movimientos del bebé y ya puede empezar a aparecer el insomnio gestacional. El peso de la panza aún no es excesivo, aunque se puede empezar a presentar dolor de espalda o dolor lumbar.

A partir de la semana 27 de embarazo, se recomienda empezar con las clases de preparación al parto. En relación a las pruebas médicas, si no se ha realizado ya, se realizará el test O'Sullivan para descartar una posible diabetes gestacional.

Semana 27 de embarazo: síntomas y signos

Seguidamente, encontrarás los síntomas en la semana 27 de embarazo:

  • Aumento de las ganas de orinar.
  • Ardores y reflujo gástrico.
  • Calambres.
  • Leucorrea (flujo vaginal abundante).
  • Pelo y uñas más fuertes.
  • Cambios frecuentes de ánimo.
  • Dolor de espalda.
  • Estreñimiento.
  • Aversión por determinadas comidas.
  • Antojos.
  • Aumento de la libido.
  • Aumento de los gases o flatulencias.
  • Movimientos fetales, sobre todo, nocturnos.
  • Náuseas matutinas.

Cambios en tu cuerpo

Con el crecimiento del feto y el ensanchamiento del útero, el abdomen va creciendo a gran velocidad. Los órganos de la madre se ven ligeramente desplazados para dejar espacio al bebé y el aumento de peso puede alcanzar los 6 kg.

Hacia la semana 27 de embarazo, se pueden empezar a apreciar las primeras producciones de calostro. Es el primer alimento que nutrirá a tu bebé antes de la subida de la leche.

Los cambios más comunes que ocurren en la semana 27 de embarazo son los siguientes:

  • Aumento de peso.
  • Hinchazón a causa de la retención de líquidos.
  • Aumento del tamaño del pecho y tirantez.

Desarrollo del bebé en la semana 27 de embarazo

En la semana 27 de embarazo, el feto tiene un aspecto muy similar al de un recién nacido, está en la recta final de su desarrollo. El aumento de peso y el tamaño del bebé son significativos durante estas últimas semanas de gestación.

A continuación, te explicamos los rasgos más significativos del desarrollo del bebé a las 27 semanas de embarazo:

  • La piel. El feto tiene una consistencia delgada y poco a poco irá almacenando la grasa parda. Esta grasa le ayudará a regular la temperatura corporal una vez esté fuera de la placenta. Aunque almacene este tipo de grasa, los recién nacidos pierden calor con mucha facilidad a causa de su fina piel y es muy recomendable que, nada más nacer, el bebé se coloque encima de la madre y haya un contacto de "piel con piel", como mínimo, dos horas. Esto impedirá que pierda calor corporal y le brindará una llegada al mundo lo más tranquila posible.
  • Los pulmones están en proceso de maduración. La maduración de los pulmones variará en función de cada feto. La mayoría llegarán con un nivel óptimo de maduración en el momento del parto. En los recién nacidos prematuros, pueden haber dificultades madurativas para respirar si han nacido antes de las 37 semanas de gestación.
  • Las uñas están en proceso de crecimiento y pronto alcanzarán la punta de los dedos. Son muy finas y blandas.
  • El corazón del feto late fuerte y a gran velocidad. La velocidad media del corazón de un feto de 27 semanas oscila entre las 120 y 160 pulsaciones por minuto.
  • Los párpados se abrirán entre las semanas 25 y 28 de embarazo y el feto ya podrá abrir y cerrar los ojos. Es posible que si el feto percibe mucha luz voltee la cabeza hacia un lado. Esto se debe a que cada vez será más sensible a la luz. Sus ojos aún no tienen un color determinado y no será hasta unas semanas después del nacimiento que se establecerá el color de sus ojos.

¿Cuánto pesa y mide el bebé?

El feto a las 27 semanas de embarazo mide 36,6 cm y pesa 875 g. Esta información es aproximada, ya que es el ginecólogo o matrona el que determinará las medidas y peso exactos del bebé.

Movimientos del bebé

Los movimientos del bebé cada semana serán más notables, ya que cada vez tiene menos espacio dentro de la placenta. Si tiene hipo y colocamos las manos encima de la barriga, podremos notar los espasmos. Cada vez más, reacciona a estímulos externos como sonidos o caricias en la barriga. Cuando el feto nota que hay actividad, se siente acunado y es cuando acostumbra a dormir. Si es un embarazo gemelar, los movimientos ya serán muy claros y habrá una alta actividad fetal.

La posición del bebé variará dependiendo de cada embarazo, puede estar colocado en la posición de parto o bien, puede que aún tenga que colocarse. En la semana 27 de embarazo, aún tiene suficiente espacio para poder colocarse en posición cefálica, con la cabeza encajada en la pelvis.

Los movimientos que puede efectuar un feto de 27 semanas son:

  • Estirar los brazos y las piernas.
  • Girar.
  • Dar patadas.
  • Coger el cordón umbilical con las manos.
  • Mover la cabeza, abrir la boca.
  • Bostezar.
  • Sacar la lengua.
Semana 27 de embarazo - Desarrollo del bebé en la semana 27 de embarazo

Cuidados en la semana 27 de embarazo

Algunos de cuidados en la semana 27 de embarazo que deberás tener en cuenta son:

Alimentación

Durante la gestación, es recomendable que la alimentación sea saludable y rica en todos los nutrientes esenciales. Los alimentos que se incluyan en la dieta equilibrada deben aportar calcio, vitamina B12, yodo, hierro y omega 3.

Durante el embarazo, se recomienda evitar ciertos alimentos, a continuación, te los explicamos:

  • Carnes y pescados crudos o poco hechos.
  • Embutidos o procedentes crudos.
  • Productos sin pasteurizar.

Otras recomendaciones a tener en cuenta:

  • Evitar el alcohol y el tabaco.
  • Limitar el consumo de grandes peces con altos niveles de mercurio, como pueden ser el atún o el pez espada.
  • Limitar la ingesta de cafeína (200 mg al día).
  • Las ensaladas se aconseja que se consuman en casa, ya que las frutas y verduras deben estar bien limpias.
  • En la tortilla, los huevos deben estar bien cocinados.
  • La repostería no puede contener huevo crudo.
  • La mayonesa es recomendable que sea de bote.

Cuidados

  • Evitar los tacones muy altos, así como los zapatos totalmente planos. Elegir un zapato con una suela media es una muy buena opción.
  • No es recomendable la exposición prolongada al sol, ya que durante el embarazo hay una mayor propensión a la salida de manchas. Es aconsejable evitar las horas de más calor y usar protección alta.
  • Mantener la piel del abdomen y el pecho bien hidratada evitará la aparición de estrías.
  • Durante el embarazo, hay una mayor propensión al sangrado de las encías. Es aconsejable mantener una buena higiene dental, así como visitar al dentista frecuentemente.
  • Los sujetadores es recomendable que estén adaptados a la evolución y crecimiento del pecho. Expertos en lactancia han comprobado que los sujetadores con aro interfieren negativamente con la lactancia materna.
  • Es aconsejable descansar 8 horas y, si puede ser, dormir un poco después de comer.

Clases de preparación al parto

Si se realizaba actividad física y no hay nada que lo impida, se puede seguir con la práctica deportiva adaptada al embarazo.

A partir de las 27 semanas de embarazo, se recomienda empezar con las clases de preparación al parto. Dependiendo de cada centro y de cada oferta, las sesiones variarán ligeramente en contenido, duración, objetivos, etc. A continuación, te explicamos, en rasgos generales, en qué consisten y para qué sirven las clases de preparación al parto:

El objetivo de las clases de preparación al parto, como su nombre indica, es intentar que la embarazada llegue lo más segura, preparada e informada posible al momento del parto.

En las sesiones teóricas, se tratan temas sobre:

  • Embarazo.
  • Maternidad.
  • Masaje perineal.
  • Parto y postparto.
  • Suelo pélvico.
  • Lactancia.
  • Cuidados y curas del recién nacido.
  • Trámites administrativos.
  • Dudas particulares que vayan surgiendo en el grupo.

En las sesiones prácticas, se realizan:

  • Ejercicios para mantenerse en forma durante el embarazo.
  • Prácticas de respiraciones y pujos.
  • Ejercicios de relajación.
  • Posturas para llevar a cabo durante el parto: posturas para que las contracciones sean más llevaderas, mejores posturas para facilitar la dilatación y la expulsión, etc.

Pruebas médicas

Entre la semana 24 y la semana 28 de embarazo, se realiza el test O'Sullivan. Es una prueba para detectar una posible diabetes gestacional. El test determina la cantidad de glucosa en sangre una hora después de haber ingerido 50 g de glucosa.

En el caso de que se obtenga un resultado positivo, se realiza otra prueba: el test de tolerancia a la glucosa (TTOG) o curva larga:

  1. Se extrae una muestra de sangre.
  2. La embarazada ingiere entre 75-100 g de glucosa.
  3. Se extraen 3 muestras de sangre: pasada 1 hora, pasadas 2 horas y pasadas 3 horas después de haber ingerido la glucosa.

Si así se desea, se puede solicitar una ecografía 4D, una ecografía en movimiento. Esta ecografía no es rutinaria y es de pago (entre 50 y 400€). Se recomienda realizar la ecografía 4D antes de las 30 semanas de embarazo, ya que la cantidad de líquido amniótico y las medidas del bebé podrían interferir en la correcta visualización del bebé.

Si deseas leer más artículos parecidos a Semana 27 de embarazo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Embarazo semana a semana.

Bibliografía
  • Departament de la Generalitat Catalana, departament de salut (2018). Guia per a embarassades. http://canalsalut.gencat.cat/web/.content/_A-Z/E/embaras_part_i_postpart/documents/arxius/guia_per_a_embarassades.pdf
  • Hospital Universitario de Ceuta, Instituto Nacional de Gestación Sanitaria. Guía de cuidados en el embarazo.

Escribir comentario sobre Semana 27 de embarazo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Semana 27 de embarazo
1 de 2
Semana 27 de embarazo

Volver arriba