Compartir

Por qué los niños se orinan sin darse cuenta y qué hacer

 
Por Lorena García Vega. Actualizado: 13 noviembre 2020
Por qué los niños se orinan sin darse cuenta y qué hacer

Aproximadamente a partir de los dos años, el niño adquiere la suficiente madurez como para dejar el pañal, esto no es ni mucho menos una ciencia exacta, puesto que hay niño que con 18 meses ya inician el control de esfínteres y otros con 3 años todavía no están preparados.

Esto no es ni mejor ni peor, simplemente responde al desarrollo madurativo de cada niño, en muchas ocasiones debido, a una retirada de pañal anticipada en la que no se han obtenido los resultados esperados.

Cuando un niño con 3 o 4 años todavía no es capaz de aguantar la orina durante el día, a pesar de que sí ha sido capaz de controlarlo, habrá que observar al menor para tratar de entender los motivos de esta situación. En este artículo de paraBebés trataremos por qué los niños se orinan sin darse cuenta y qué hacer.

También te puede interesar: A qué edad los niños empiezan a hablar

¿Qué es la enuresis?

¿Por qué los niños se orinan sin darse cuenta? Por que todavía no tienen control sobre sus esfínters. Este control llega alrededor de los 2 años, aunque varía en función del niño o niña.

Un niño de 4 años está madurativamente preparado para controlar el pis durante el día, siendo normal que tarden algo más en controlar el pis nocturno. Cuando las micciones incontroladas se dan durante el día en niños mayores de 3 o 4 años, estamos hablando de enuresis. Esta incontinencia urinaria es muy frecuente en la infancia.

Tipos de enuresis

Según el momento en el que ocurre, podemos distinguir dos tipos de enuresis.

  • Enuresis diurna: no controla el pis durante el día, a partir de los 4 años los padres deben descubrir cuál es el motivo y consultar al pediatra.
  • Enuresis nocturna: es más frecuente que niños que controlan durante el día el pis no lo controlen en la noche, entre los 3 y los 8 años lograrán controlar el pis nocturno.

En función de la duración, encontramos dos tipos de enuresis:

  • Enuresis primaria: se debe a la imposibilidad por parte del niño de haber sido capaz de controlar el pis en un periodo no superior a 5 o 6 meses, en algunos casos ni tan siquiera han sido capaces de controlar las micciones.
  • Enuresis secundaria: en este caso, el niño sí ha sido capaz de aguantar el pis entre 6 y 12 meses. Cuando un niño orina durante el día varias veces, sin controlarlo, con edad para poder pedirlo y sin aparentemente ninguna alteración en su organismo, estamos hablando de una enuresis diurna secundaria. Es un tipo de enuresis que, a diferencia de la primaria, sí ha tenido periodos intermitentes de control.

¿Por qué si el niño es capaz de controlar esfínteres se hace pis?

Cuando un niño no controla el pis, el adulto puede pensar que se debe a un problema biológico y, si persiste, lo consultará con el pediatra pensado que puede deberse a la capacidad de la vejiga o a una sobreproducción de orina. Sin embargo, puede ser que la enuresis no se deba a ninguna causa biológica y tenga que ver con motivos psicológicos.

  • Malestar emocional. Cuando hay un cambio brusco en la vida del niño como puede ser el inicio del colegio, la llegada de un hermanito o la pérdida de un ser querido, la forma que el niño tiene para liberar ese desajuste emocional, sea a través de la aparición de conductas regresivas, siendo muy frecuente el descontrol del pis.
  • Llamar la atención. Si el niño trata de llamar la atención haciéndose pis cuando ya lo tenía controlado, hay que ofrecerle la atención que reclama, pues es muy probable que se deba a una necesidad no satisfecha por parte del niño, que no es capaz de expresar y verbalizar. La actitud del adulto debe ser la de observar, escuchar y ofrecer respeto y empatía.
  • Ansiedad. En situaciones que se le escapan de su comprensión y que pueden ser traumáticas como la separación de los padres durante un largo periodo de tiempo, estilos educativos negligentes o una circunstancia que el niño está afrontando con grandes dosis de ansiedad, una de las consecuencias es que no sean capaces de controlar esfínteres.
  • Aguantar hasta no poder más. Hay veces que los niños están tan inmersos en el juego que se terminan por hacer pis; es común que el adulto les recuerde que debe in al baño o por los gestos intuyan que se están haciendo pis.
  • También ocurre que no pidan permiso para ir al baño, quizá por vergüenza de interrumpir la clase y terminen por orinarse encima.

¿Qué puede desencadenar sobre el niño la enuresis?

Hacerse pis durante el día en cualquier contexto y dependiendo de la edad puede tener las siguientes consecuencias:

  • Riñas por hacerse pis
  • Inseguridad y baja autoestima
  • Burlas en el colegio
  • Temor por ir a determinados lugares y que le pueda ocurrir
  • Vergüenza
  • Culpa

Por tanto, es importante intervenir correctamente. A continuación veremos qué hacer cuando un niño se orina.

¿Qué hacer si el niño tiene enuresis?

Si el niño tiene enuresis diurna secundaria, ya hemos visto que se puede deber a una serie de causas emocionales que el menor todavía no es capaz de gestionar. Para abordarlo de una forma respetuosa para el niño, es recomendable seguir estos consejos

  • Escuchar activa. En lugar de acusar al niño mediante preguntas del tipo “¿por qué te has hecho otra vez pis encima?” Quizá sea capaz de expresarse mejor y más eficazmente si el adulto solo se limita a describir lo que ha pasado y le ofrece ayuda al niño para cambiarse. “Has mojado el pantalón, me imagino que tienes que estar incómodo, ¿quieres que te ayude a cambiarte?” Desde este escenario, por un lado, el niño asume la responsabilidad de lo ocurrido, pero sin culpa, y, por otro lado, encuentra al adulto como una referencia amable en la que puede confiar, siendo más probable que exprese lo que le ocurre que si recibe gritos o humillaciones.
  • Sin regañinas ni castigos. Da igual el tipo de enuresis que presente el niño, hacerle sentir mal no va a hacer que la situación mejore, por el contrario, es probable que empeore y la humillación y malestar provoquen un mayor descontrol. En este artículo hablamos sobre los efectos de los castigos.
  • No dejarle mojado. Hay una equivocada creencia que considera que, si se deja al niño mojado, la sensación de malestar que le provoca hará que no se vuelva a hacer pis. Además de que el niño continuará haciéndose pis de forma incontrolada, puede llegar a sentir miedo hacia el simple hecho de miccionar desembocando en problemas mayores, así como la posibilidad de tener una infección al quedarse durante un tiempo con la ropa mojada.
  • Cariño. Transmitir el afecto y amor incondicional, hacerle saber que es comprendido y que las personas más importantes para él le apoyan, darle seguridad y confianza porque todo pasará y no tiene motivo para sentir culpa o vergüenza.
  • Consultar a un especialista. Siempre que se dude o no se entiendan determinadas situaciones o circunstancias en el desarrollo y crecimiento del niño, habrá que consultar a un experto/a como son los médicos/as, psicólogos/as o pedagogos/as, con el fin de que puedan hacer una valoración profesional.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué los niños se orinan sin darse cuenta y qué hacer, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Desarrollo y crecimiento del niño.

Bibliografía

Meave-Cueva LG, Díaz-García L, Garza-Elizondo R. diagnóstico y tratamiento de la enuresis no orgánica en pacientes pediátricos. Guía de práctica clínica. Acta Pediat Mex 2014; 35:15-21

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Por qué los niños se orinan sin darse cuenta y qué hacer
Por qué los niños se orinan sin darse cuenta y qué hacer

Volver arriba