Compartir

Mi hijo de 2 años se despierta llorando y gritando, ¿es normal?

 
Por Eva Martínez Fierro. 10 diciembre 2020
Mi hijo de 2 años se despierta llorando y gritando, ¿es normal?

Las parasomnias engloban todos esos desórdenes del sueño que afectan al descanso de los niños y niñas de alguna u otra forma. Muchas de ellas, forman parte de su desarrollo normal y otras, en cambio, necesitarán algún tipo de tratamiento, cambio de hábitos o tiempo para que desaparezcan.

Entre las parasomnias más habituales entre los niños y niñas de 2 años de edad se encuentran los terrores nocturnos y las pesadillas, caracterizados por episodios de llantos y gritos sin control mientras están dormidos.

En este artículo de paraBebés te contamos qué sucede si tu hijo de 2 años se despierta llorando y gritando y analizamos si es normal.

También te puede interesar: Síntomas de autismo en niños de 2 y 3 años

Despertares nocturnos en niños 2 años

Los niños y niñas tienen patrones de sueño totalmente diferentes a los de las personas en edad adulta. Es normal que se despierten varias veces por la noche hasta los 6 años de vida, principalmente, que es cuando su cuerpo tiene la madurez necesaria para asemejarse a la rutina de sueño de una persona mayor. Hasta entonces, es habitual que necesiten dormir una o varias siestas a lo largo del día y que durante la noche su sueño sea intermitente.

Por lo general, estos despertares no tienen importancia, pero hay que tener en cuenta varios factores que pueden influenciar que no duerman toda la noche del tirón:

  • Se encuentran en la fase de autoafirmación, donde el niño o niña se opone a casi todas las cosas.
  • Sobreestimulación antes de dormir.
  • Cansancio excesivo, aunque suene a paradoja, descansan peor si están más cansados.
  • Cambios en su rutina o en su vida: inicio de la escuela infantil, nacimiento de un hermano o de una hermana, separación...
  • Miedos. Aquí puedes ver actividades para trabajar el miedo en los niños.
  • Dolores o enfermedades.

Los despertares durante la noche suelen afectar más a los padres y madres que a los niños/as, ya que los adultos no están acostumbrados a despertarse y dormirse a lo largo de la noche varias veces. Si descartamos los factores anteriores y nuestro hijo o hija se despierta en múltiples ocasiones, solo debemos tener paciencia y respetar sus ritmos de sueño y vigilia, ya que los despertares nocturnos en niños de 2 años son normales.

Trastornos del sueño en niños de 2 años

¿Por qué mi bebé se despierta llorando a gritos? Los trastornos de sueño más habitual en los niños y niñas de 2 años son las pesadillas y los terrores nocturnos, presentándose en un 17% de los casos, aproximadamente. Se caracterizan por despertares nocturnos acompañados de llantos y gritos y suelen comenzar alrededor de esta edad. Vamos a ver más detenidamente de qué se tratan los trastornos del sueño en niños de 1 a 2 años:

Pesadillas

Las pesadillas son un tipo de parasomnia que todos conocemos, ya que todas las personas han pasado por ellas durante algún momento de su vida. Son sueños terroríficos que pueden parecer reales, por lo que los niños y niñas suelen despertarse muy asustados, llorando y con dificultad para respirar porque han pasado miedo realmente. Es habitual también que después de tener una pesadilla no quieran volver a dormirse. Cómo actuar al presenciar terrores nocturnos en niños de 2-3 años?

  • Habla y tranquiliza a tu hijo o hija acerca de sus miedos.
  • Necesita sentir que vas a estar ahí en cualquier momento y que puede tranquilizarse contigo.
  • No te demores, necesita atención inmediata.
  • Habla mucho sobre los sueños, cuéntale los tuyos y hazles ver que no son reales.

Las pesadillas no se pueden evitar, pero dialogar con los niños y niñas y hacerles sentir que estamos ahí, les ayudará a dormir más tranquilos.

Terrores nocturnos

Trata de alteraciones del sueño infantil sin una causa concreta, aunque factores externos como medicamentos, rutinas irregulares, enfermedades o antecedentes familiares influyen a la hora de padecerlos. Suelen producirse en una de las fases de sueño REM durante la primera mitad de la noche. Su incidencia es mucho menor que la de las pesadillas y sus características son las siguientes:

  • Los niños y niñas no tienen el control de su cuerpo, ya que permanecen dormidos y se mueven sin ser conscientes de ello.
  • Expresa mucho terror con gritos, gemidos y llantos. Por lo que los terrores nocturnos, pueden ser la causa de que tu hijo/a de 2 años se despierte llorando y gritando.
  • Alteración de la respiración y del ritmo cardíaco.
  • No contesta si le hablas.
  • Una vez finalizado el episodio de terror, se tranquiliza y duerme con normalidad.
  • Cuando se despierta, no recuerda haber pasado por un terror nocturno.

Al permanecer dormidos, no harán caso si se les habla, por lo tanto, durante estos episodios, los adultos deben acompañar al niño o la niña evitando que se den algún golpe y se hagan daño de alguna forma.

Existen otro tipo de trastornos de sueño infantiles alrededor de los dos años de vida menos frecuentes como el sonambulismo, el insomnio infantil, los movimientos rítmicos de las extremidades o la emisión de sonidos y palabras mientras duermen, pero no les hacen despertarse, ni llorar desconsoladamente.

Cómo ayudar a dormir a un niño de 2 años

¿Cómo evitar los terrores nocturnos en niños/as? La falta de una rutina de sueño puede afectar emocionalmente tanto a los padres y madres como a sus hijos/as. Por ello, es importante descartar cualquier factor que esté desencadenando los despertares nocturnos y llevar a cabo una serie de acciones:

  • Establecer una rutina fija para dormir, da igual la que sea, pero siempre debe ser la misma para que asocien ese momento a dormir y puedan prever la situación.
  • Evitar actividades muy estimulantes antes de irse a dormir
  • Si se despiertan, hablarles con calma, en voz baja y sin dar la luz o usando una luz muy tenue para que no se espabilen.
  • El colecho puede ayudar a reducir los despertares nocturnos, aunque hay niños y niñas que duermen mejor en su habitación. Lo importante es no forzar una salida de la habitación de los padres si no están preparados.
  • Preparar un ambiente limpio, sin corrientes, donde no haga frío ni calor, que invite al descanso.
  • Usar la cama solo para dormir y no para jugar, que lo identifique como un elemento de descanso.

En definitiva, el sueño infantil es madurativo y más de la mitad de los niños y niñas de 2 años todavía no duermen del tirón. Además, a esa edad comienzan a tener pesadillas y/o terrores nocturnos, factores que pueden hacer que esos despertares nocturnos vayan acompañados de gritos y llantos.

Respetar sus tiempos y sus necesidades y ofrecerles nuestra compañía en esos momentos, harán que su sueño sea de calidad. Poco a poco, sus despertares se irán reduciendo y su sueño se asemejará al de los adultos.

Para más información, puedes consultar este artículo sobre cómo evitar los terrores nocturnos en niños/as.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi hijo de 2 años se despierta llorando y gritando, ¿es normal?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud infantil.

Bibliografía
  • Asociación Española de Pediatría (9 de abril de 2017). Principales trastornos de sueño en los niños y cómo tratarlos. Recuperado de: https://faros.hsjdbcn.org/es/articulo/principales-trastornos-sueno-ninos-como-tratarlos

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Mi hijo de 2 años se despierta llorando y gritando, ¿es normal?
Mi hijo de 2 años se despierta llorando y gritando, ¿es normal?

Volver arriba