menu
Compartir

¿Es bueno comer miel en el embarazo?

 
Por Yurisbeth Zanotty. 10 septiembre 2021
¿Es bueno comer miel en el embarazo?

La miel es una sustancia de origen natural elaborada por las abejas a partir del néctar de las flores. Contiene múltiples componentes como vitaminas, minerales, enzimas, azúcares, entre otras sustancias que son importantes para el cuerpo humano.

El embarazo es una etapa en la cual cobra especial importancia comer saludable y mantener una nutrición variada y equilibrada. Debido a que la miel es un alimento que se consume desde la época de la prehistoria, por sus incontables beneficios, también es ampliamente utilizada por las mujeres en etapas de gestación. En este artículo de paraBebés, te contaremos si es bueno comer miel en el embarazo, los beneficios de consumirla y cómo tomarla cuando estás embarazada.

También te puede interesar: ¿Es bueno comer piña en el embarazo?

¿Se puede tomar miel en el embarazo?

Existe controversia a la hora de recomendar tomar miel en el embarazo. Las mujeres embarazadas experimentan cambios y su sistema inmunológico se debilita, por lo que las mujeres están más predispuestas a contraer cierto tipo de enfermedades. Existe la creencia que pueden ser propensas a contagiarse con botulismo, una enfermedad que se adquiere al consumir miel pura.

El botulismo se produce debido a las bacterias contenidas en la miel cruda, cuando las esporas entran en contacto con los intestinos y producen una serie de daños graves, pudiendo afectar el sistema nervioso central y provocar parálisis en el cuerpo.

¿Es seguro comer miel en el embarazo?

El botulismo es una condición que afecta principalmente a niños muy pequeños, debido a que su sistema digestivo no se encuentra debidamente desarrollado para hacer frente a las esporas causantes de los efectos.

Por tal motivo, este es un riesgo que las embarazadas no corren y consumir miel en esta etapa es considerado seguro, ya que el estómago de los adultos es eficiente para combatir el Clostridium botulinum, el microorganismo responsable de ocasionar la enfermedad. También es poco probable que las esporas puedan ser transmitidas al bebé a través de la placenta.

Consecuencias de tomar miel en el embarazo

La miel es un alimento que ha demostrado no tener consecuencias negativas si es consumida en el embarazo. El riesgo de contraer toxina botulínica y que ésta pase al bebé es bastante bajo. Esto es debido a la estructura y peso molecular que tiene, ya que esta no permite que pueda atravesar las barreras de la placenta. Por lo tanto, las consecuencias de tomar miel en el embarazo son positivas y no perjudiciales para el bebé.

Beneficios de la miel en el embarazo

Este alimento ha sido utilizado desde la época de la prehistoria porque fortalece el sistema respiratorio, es sedante, antianémica, facilita la digestión y es antiséptica, entre otros efectos para la salud. A continuación, cuáles son los beneficios de la miel en el embarazo:

  • Aporta ácido fólico: es fundamental para el desarrollo cerebral en el recién nacido, así como para prevenir defectos del sistema nervioso central y del tubo neural.
  • Contribuye a la formación de células de la sangre: como son los glóbulos rojos.
  • Es una fuente importante de minerales: el magnesio, el cobre, el zinc y el ácido ascórbico son los ladrillos que ayudan a construir un sistema inmunológico fuerte, mediante la producción de anticuerpos.
  • Aumenta la energía del organismo: es normal que en el embarazo aumente la fatiga y la necesidad de dormir. Tomar miel puede ayudar a combatir estos estados de sueño. En la antigüedad, los griegos utilizaban la miel para disminuir la fatiga, preparando para sus atletas una mezcla de miel con agua que ingerían antes de los principales eventos deportivos.
  • Acción antimicrobiana: es uno de los beneficios de la miel en el embarazo más importantes, ya que ayuda a combatir enfermedades de origen infeccioso, lo cual resulta importante en el embarazo, pues el uso de medicamentos está limitado o, en algunos casos, prohibido.
  • Ayuda en los procesos digestivos: en el embarazo existe un enlentecimiento de las funciones digestivas, causando estreñimiento, acidez y desórdenes alimenticios. Consumir miel facilita la digestión y el aprovechamiento de los alimentos, ya que estimular la formación de ácidos digestivos.
  • Combate las infecciones intestinales.
  • Actúa como protector del sistema cardiovascular: tanto de la madre como del bebé.
  • Estimula el apetito de la gestante y acelera el metabolismo.
  • Mejorar la calidad de sueño: tiene propiedades sedantes que estimulan la relajación. También ayuda a prevenir el insomnio. En este artículo, te contamos cómo combatir el insomnio en el embarazo.
  • Es eficaz contra las enfermedades respiratorias: tiene un efecto descongestionante, expectorante y desinflamatorio.

Cuál es la mejor miel para embarazadas

Es importante adquirir miel de buena calidad que cumpla con estándares adecuados de extracción y manipulación. Las más recomendadas para las embarazadas son aquellas que han pasado por un proceso de pasteurización y poseen certificado de calidad.

En cuanto al valor nutricional, la mejor miel para embarazadas es la que se elabora artesanalmente, sin agregados, aditivos, ni productos químicos.

Cómo tomar miel en el embarazo

La miel puede tomarse de diferentes maneras debido a sus múltiples beneficios. A continuación, te mostramos cómo tomar miel en el embarazo en función de sus propiedades:

  • Para el insomnio: prepara un vaso de leche tibia y agrega una cucharada de miel, la cual contribuirá a relajarte y dormir plácidamente.
  • Si tienes resfriado: prepara una infusión de jengibre y agrega una cucharada de miel. Esta combinación es útil para aliviar la congestión nasal y el malestar respiratorio.
  • Dolor de garganta: un excelente remedio natural es tomar el zumo de un limón y agregar una cucharada de miel. Esto te calmará el dolor y la inflamación en esta zona.
  • Para aumentar la energía: para desayunar prepara una ensalada con tus frutas favoritas y agrega miel al gusto. Notarás como te sentirás menos agotada durante el día.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Es bueno comer miel en el embarazo?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Consejos para embarazadas.

Referencias

 

 

Bibliografía
  • Meo S, Al-Asiri S, Mahesar A y Ansari M. (2017). Role of honey in modern medicine. Saudi Journal of Biological Sciences.
  • Ulloa J, Mondragón P, Rodríguez R, Reséndiz J y Rosas-Ulloa, P. (2010). La miel de abeja y su importancia. Revista Fuente, 2:(4), 11-18.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Es bueno comer miel en el embarazo?
¿Es bueno comer miel en el embarazo?

Volver arriba