menu
Compartir

¿Es bueno comer piña en el embarazo?

 
Por Yurisbeth Zanotty. Actualizado: 16 diciembre 2020
¿Es bueno comer piña en el embarazo?

La piña tropical, también conocida como Ananá, se caracteriza por su sabor y exquisito aroma. Posee grandes virtudes terapéuticas, es muy rica en vitamina C y potasio. Puede ser consumida cruda o como ingrediente en zumos y postres. Además, es muy popular para mezclarla en cócteles con otras frutas tropicales.

Desde hace mucho tiempo, circulan mitos relacionados con el consumo de esta fruta durante el embarazo. En su mayoría, basados en suposiciones asociadas a sus posibles beneficios o reacciones adversas en las gestantes. Lo cierto es que esta fruta posee grandes virtudes terapéuticas, que pueden ser saludables si se consume con precaución. En este artículo de paraBebés, responderemos a una pregunta muy frecuente: ¿es bueno comer piña en el embarazo?

También te puede interesar: ¿Puedo comer atún en el embarazo?

Beneficios de la piña en el embarazo

A pesar de la controversia acerca del consumo de la piña, se ha demostrado nutricionalmente, que comer piña en el embarazo aporta una serie de beneficios importantes para las gestantes. Veamos cuáles son los beneficios de comer piña en el embarazo.

  1. Aporte de vitamina C: la piña pertenece a la categoría de frutas cítricas, lo cual significa que es rica en vitamina C. Dependiendo de su estado de maduración, una ración de piña puede llegar a cubrir las necesidades diarias de esta vitamina en mujeres embarazadas. Descubre en este artículo qué pasa si no tomas vitaminas durante el embarazo.
  2. Aporte de vitaminas del grupo B: incluyendo el ácido fólico y la vitamina B6. Resulta útil para aliviar los síntomas comunes en la etapa inicial de la gestación, como las náuseas matutinas, la debilidad, la fatiga y la sensación de cansancio.
  3. Aporte de Yodo: uno de los beneficios de la piña en el embarazo es el aporte de este mineral. El Yodo es de gran importancia durante el período de lactancia, puesto que contribuye con el correcto desarrollo del cerebro del bebé. Durante el proceso de embarazo, el yodo ayuda a mantener la función normal de la glándula tiroides en la gestante. También ayuda al desarrollo de la glándula tiroides en el feto.
  4. Aporte de minerales como magnesio, manganeso y potasio: estos minerales son considerados de vital importancia en la etapa de gestación, ya que el magnesio y el potasio, ayudan a evitar los calambres en las piernas al mantener el equilibrio químico del organismo, mejoran la motilidad intestinal y ayudan al desarrollo de los tejidos del feto.
  5. Manganeso: interviene en el desarrollo del oído interno y externo del bebé, además ayuda a mejorar la absorción de otros minerales, como el hierro y el calcio.
  6. Diurético natural: previene la retención de líquidos. Eso ayuda a disminuir la presión arterial, pudiendo prevenir la aparición de hipertensión gestacional y signos de preeclampsia.
  7. Previene el estreñimiento: otro de los beneficios de comer piña en el embarazo es que previene el estreñimiento debido a sus propiedades minerales y el alto contenido de fibra presente en su composición. Es muy común en el último trimestre de la gestación.

Así pues, si te haces la pregunta de ¿es bueno comer piña en el embarazo?, la respuesta es sí. Se puede comer piña en el embarazo y zumo de piña en el embarazo. Es más, hacerlo tiene muchos beneficios para tu cuerpo.

Contraindicaciones de la piña en el embarazo

Si hablamos de alimentos prohibidos en el embarazo, comer piña embarazada, a pesar de los beneficios mencionados anteriormente, supone riesgos durante la etapa temprana de gestación o primer trimestre. En este artículo, podrás encontrar cuáles son los primeros síntomas de embarazo.

Estas contraindicaciones de comer piña en el embarazo se basan en una enzima de esta fruta llamada Bromelina o Bromelaína. Las enzimas son un conjunto de proteínas que catalizan las reacciones químicas que tienen lugar dentro del cuerpo humano. Concretamente, la Bromelina es capaz de descomponer las proteínas en los aminoácidos que las constituyen, facilitando la digestión y absorción de los mismos, gracias a su acción proteolítica.

Sin embargo, la bromelina también ha mostrado efectos madurativos en el cérvix, la cual puede definirse como la barrera encargada de mantener el feto dentro del útero hasta el final de la gestación. Entendiendo que la maduración del cérvix o cuello uterino, es el proceso que ayuda a “ablandar” y adelgazar el cuello del útero, para de esta forma prepararlo para el trabajo de parto.

Si preguntas si la piña en el embarazo es abortiva, evidentemente, si las condiciones descritas anteriormente se llevan a cabo antes del tiempo estimado para el nacimiento del bebé, pueden producirse abortos y partos pretérminos, siendo estas condiciones desafortunadas para el embarazo.

¿Comer piña en el embarazo provoca contracciones?

Antiguamente, se creyó que la bromelina intervenía en el proceso de las contracciones uterinas, por lo que se creyó que comer piña en el embarazo provoca contracciones. Por el contrario, ha sido probado científicamente que la enzima bromelina es inhibidora de la producción de hormonas prostaglandinas, las cuales son las encargadas de contribuir en la contracción de músculos lisos. En este artículo, encontrarás más información sobre cómo son las contracciones de parto.

La importancia de la afirmación anterior es que el útero está formado mayormente por músculo liso, el cual se contrae de forma involuntaria en el momento del parto para ayudar a la expulsión del bebé fuera del cuerpo de la madre. La piña no parece tener ningún efecto sobre la inducción de contracciones en el embarazo, al no tener ningún efecto "demostrable" en la síntesis de las prostaglandinas. Por lo tanto, si preguntas si comer piña en el embarazo es malo, la verdad es que no lo es.

¿La piña en el embarazo es abortiva?

Basado en lo mencionado en apartados anteriores, se puede asegurar que la bromelina que contiene la piña, puede ser potencialmente peligrosa en etapas tempranas de la gestación si se consume en cantidades excesivas, puesto que favorece a la maduración cervical. En este artículo encontrarás más información sobre alimentos prohibidos en el embarazo.

Sin embargo, esta enzima se encuentra en su mayoría en el tallo o zona central de la fruta, cuyo consumo es muy bajo. Además, las cantidades contenidas en la zona tierna representan un porcentaje muy pequeño del total. Así pues, en raciones normales no tendría incidencia sobre el cérvix como para provocar un aborto espontáneo.

La bromelina contenida en la piña no debe formar parte de la alimentación rutinaria de las embarazadas, pues, hasta el momento, no se han realizado suficientes estudios para garantizar que sea segura durante la gestación. Por otra parte, tampoco se han establecido las dosis exactas a consumir. Además, esta enzima no debe ser usada para la inducción del parto o inicio de contracciones uterinas cuando esté finalizando el embarazo porque puede desencadenar otros efectos no deseados.

Así pues, si te preguntas si la piña en el embarazo es abortiva la respuesta es que no hay suficientes estudios como para garantizar que no lo sea. Debido a las propiedades de la piña, en el embarazo es mejor no consumirla de forma rutinaria.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Es bueno comer piña en el embarazo?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Consejos para embarazadas.

Bibliografía
  • Terrer V. (2018). Influencia de la ingesta de piña en las gestantes a término como desencadenante del parto. Recuperado de http://hdl.handle.net/11201/149438.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Es bueno comer piña en el embarazo?
¿Es bueno comer piña en el embarazo?

Volver arriba