menu
Compartir

¿Se puede comer sandía en el embarazo?

 
Por Yurisbeth Zanotty. 21 septiembre 2021
¿Se puede comer sandía en el embarazo?

Durante el embarazo, el cuerpo necesita mayor aporte de energía para realizar los procesos con éxito, por tal motivo la ingesta de proteínas, vitaminas y minerales deberá aumentar, para satisfacer los cambios que ocurren en esta etapa.

Si usted cumple con las recomendaciones y aplica hábitos de alimentación saludables, lo más probables es que no presente problemas con el desarrollo del embarazo, en consecuencia su bebé crecerá adecuadamente. Si adopta un plan nutricional será posible suplir las necesidades calóricas que necesita, esto puede lograrse con éxito con el aporte de los alimentos que consuma. En el siguiente artículo de paraBebés te diremos, si se puede comer sandía en el embarazo.

 

También te puede interesar: ¿Se puede comer queso en el embarazo?

¿Comer sandía en el embarazo es malo?

La sandía es una fruta que aporta nutrientes a nuestro cuerpo, sirve para refrescar en los días calurosos y, al comerla en el embarazo, se obtienen muchos beneficios. Durante esta etapa, una de las recomendaciones de los médicos es aumentar la ingesta de vitaminas, para garantizar el adecuado desarrollo del bebé, con la sandía es posible lograrlo. Este alimento aporta de forma natural múltiples componentes, que contribuyen a la formación de órganos y sistemas, así como al adecuado progreso de la gestación. Por estas y muchas otras razones, que te mencionaremos más adelante, las embarazadas pueden comer sandía sin problemas.

Propiedades de la sandia en el embarazo

¿Cuáles son las propiedades de la sandía? Si comes sandía en el embarazo, tu cuerpo experimentará cambios favorables, gracias a su elevado contenido de minerales y nutrientes, entre los cuales se encuentran los siguientes:

Hierro

Es un elemento necesario para que el organismo funcione correctamente, tiene la función de ayudar a formar la hemoglobina, una importante molécula que permite que el oxígeno sea integrado a las células del organismo. Lo que significa que debe ser incluido en la dieta, para garantizar la oxigenación adecuada de los tejidos. Si las embarazadas consumen sandía, los riesgos de sufrir cuadros anémicos disminuye, baja la probabilidad de parto prematuro y también, ayuda a formar y fortalecer los músculos del bebé.

Aporta vitamina C

Esta vitamina es un potente antioxidante, que ayuda en la producción de moléculas que fortalecen el sistema inmunológico, por lo que su consumo es útil para prevenir las infecciones.

Vitaminas del complejo B

La sandía es un coctel de vitaminas del complejo B, dentro de su composición química se encuentran las B1, B2, B3, B5 y B6. Son útiles para formar glóbulos rojos y glóbulos blancos, que son elementos formes de la sangre que intervienen en el transporte de oxígeno, y ayudan a combatir posibles infecciones. Cuando las embarazadas consumen estas vitaminas, colaboran con la formación del sistema nervioso de su bebé.

Ácido fólico

Esta vitamina es fundamental en la formación de la médula espinal y el cerebro, así como para evitar los defectos del tubo neural del bebé. La sandía tiene en su composición cantidades aceptables de ácido fólico, por lo que es muy útil consumirla.

¿Se puede comer sandía en el embarazo? - Propiedades de la sandia en el embarazo

Beneficios de la sandía en el embarazo

Los beneficios de comer sandía en el embarazo son incontables, porque esta fruta es una verdadera bomba de vitaminas y minerales, lo mejor de todo es que el bebé también aprovechará al máximo sus componentes, a continuación te mencionamos alguno de ellos:

  • Posee elevado contenido de agua con bajo aporte calórico, lo que te ayudará a hidratarte sin aportar calorías a tu dieta, lo cual es bueno para mantener el peso en límites normales.
  • Posee un alto contenido de fibra, que ayuda a regular los episodios de estreñimiento que son frecuentes en las embarazadas.
  • Gracias a su composición química tiende a producir la sensación de saciedad en el cuerpo, lo cual es útil porque impide que las embarazadas, consuman mayores cantidades de comida que la necesaria.
  • Ayuda a controlar los episodios de náuseas, debido a que se logra un estado de saciedad sin necesidad de comer grandes cantidades de alimentos, lo que permite el vaciamiento gástrico adecuado y menos síntomas estomacales.
  • Resulta eficiente para aumentar los niveles de energía, debido a su alto contenido de vitamina B6 y magnesio, que juntos favorecen a que el organismo se mantenga activo durante todo el día, evitando los episodios de fatiga y cansancio típicos del embarazo.
  • Mejora la función renal gracias a su efecto diurético, ayuda a disminuir los episodios de retención de líquidos corporales, sobre todo en las piernas.
  • Contribuye con la salud de los huesos por su alto contenido de fósforo y magnesio, lo que ayuda en la formación de tejidos en el bebé.
  • Contribuye con la salud cardiovascular gracias a su contenido de citrulina, un compuesto que se transforma en arginina y permite que las arterias y los vasos sanguíneos, se mantengan elásticos y saludables ayudando con el flujo sanguíneo y favoreciendo la función cardíaca.

Consecuencias de comer mucha sandía en el embarazo

La sandía es una fruta que tiene un aporte calórico bajo, pero con alto índice glicémico, esto quiere decir que si se consume en exceso, puede traer como consecuencia que los niveles de glucosa aumenten en sangre, sobre todo si el ritmo de vida es calmado y no se realiza actividad física regularmente. Existen cálculos establecidos acerca del valor glucémico de la sandía, el cual es de 72, un valor alto para las personas que padecen diabetes mellitus. Por tal motivo, las embarazadas deben consumirla con moderación, sin agregar azúcar o miel como edulcorante.

La sandía favorece la eliminación de líquidos y sustancias tóxicas del organismo, siendo un excelente diurético y depurativo, pero si se consume en exceso puede promover la deshidratación en el embarazo, lo cual no es favorable ni para la madre ni para el bebé.

La sandía posee un efecto saciante debido a su alto contenido de agua, lo cual puede reducir la cantidad de alimentos que se consumen, esto es bueno para las personas que deseen bajar de peso, pero en las embarazadas esta acción no es tan beneficiosa, por tal motivo no debe consumirse en grandes cantidades.

¿Quieres saber qué es lo que no debe comer una mujer embarazada? Consulta este artículo sobre Alimentos prohibidos en el embarazo y el por qué.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Se puede comer sandía en el embarazo?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Consejos para embarazadas.

Bibliografía
  • Moreiras y col., 2013. Tablas de Composición de Alimentos. (SANDÍA). Consenso de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria, 2011. Recomendaciones: Ingestas Dietéticas de Referencia (EFSA, 2010).
  • Ganén P, Aguilar M, Martínez E, Cabrera E, Rosales M. 2007. NUTRICION DURANTE EL EMBARAZO. Revista Información Científica. Universidad de Ciencias Médicas de Guantánamo. vol. 55: 3.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Se puede comer sandía en el embarazo?
1 de 2
¿Se puede comer sandía en el embarazo?

Volver arriba