Compartir

Cómo motivar a un niño vago

 
Por Mª José Roldán. 20 julio 2020
Cómo motivar a un niño vago

La pregunta que muchos/as padres y madres se hacen es si un/a niño/a nace o se hace vago/a… En realidad, la pereza al hacer las cosas puede ocurrir por muchos motivos, como el cansancio o el estrés. Hay veces que es causado porque un niño o niña es muy inteligente y lo que tiene delante no le entusiasma o simplemente porque no hay un interés concreto. De cualquier modo, un niño que es vago suele ser por falta de motivación hacia algo en concreto, por lo que es fundamental trabajar la motivación. En este artículo de paraBebés veremos 10 consejos para que sepas cómo motivar a un niño vago.

También te puede interesar: Cuándo preocuparse si un niño no habla

No lo pongas demasiado fácil

Permite que tu hijo aprenda la importancia de valorar las cosas. No cedas siempre a sus demandas y dile que no de vez en cuando. Establece metas que le motiven y le otorguen recompensas por las tareas que ha completado. Esto también aumentará su responsabilidad hacia las cosas que hace y que quiere conseguir. Puedes otorgarle privilegios como escoger una película o hacer una fiesta de pijamas en casa con los amigos/as.

Sé su mejor ejemplo

Si no quieres que tu hijo/a sea una persona perezosa, no deberás serlo tú tampoco. Los niños y las niñas aprenden más de lo que ven que de lo que escuchan. Tu hijo siempre te estará mirando e imitará aquello que tú hagas, ya sean acciones buenas o malas.

Si quieres criar a un niño o niña que sea responsable y que hagas las tareas sin pereza y de forma eficiente e independiente, termina tus tareas a tiempo y que te vea siempre con energía y no con pereza.

Establece expectativas

Proporciona un conjunto de instrucciones para que tus expectativas sean claras y concisas. De esta manera tu hijo/a sabrá exactamente lo que esperas de él y lo que tiene que hacer. En lugar de presionarle para que haga las cosas una y otra vez, haz una lista de tareas apropiadas para su edad que os permita saber qué puede hacer y cuándo. En la lista también deberás apuntar el tiempo límite para que tu hijo/a complete la tarea. En este artículo te explicamos cómo ayudar a un hijo a ser responsable.

Enseña a compartir

Es importante que los niños aprendan a compartir y a dar (no solo a recibir). Si tienes un hijo único o una hija única, permite que sea voluntario/a donde pueda serlo, como en alguna asociación para proteger a los animales o para recolectar comida para los necesitados. De esta manera, tu hijo/a aprenderá a retribuir y a estar agradecido/a por lo que tiene. Además, aprenderá a usar el tiempo de una forma digna.

No le juzgues

No juzgues a tu hijo/a por ser vago/a. No tiene que sacar un 10 en los exámenes ni tampoco hacer las tareas perfectas. Tu hijo/a necesita una motivación saludable que le motive a tratar de dar lo mejor en lugar de que le juzgues cuando tiene momentos de pereza.

Debes saber que los contratiempos son algo natural y que todos tenemos derecho a tener momentos de pereza (lo que importa es que no se convierta en un hábito). La única forma de mejorar es permitir que tu hijo/a descubra por sí mismo lo que sucede cuando no está preparado para algo. Esto puede convertirse en una gran motivación de aprendizaje al permitir que los hijos experimenten los impactos que les ayudará a mejorar exactamente dónde más les hace falta.

Busca actividades que capten su interés

Anima a tu hijo/a a que descubra lo que le gusta hacer, aquello que le apasione y con lo que las horas se convierten en minutos. No es fácil encontrar las áreas de interés, pero merece la pena. Observa en aquello que se le da mejor a tu hijo y, sobre todo, aquello que disfrute hacer, y después motívale a que siga haciéndolo.

Aquí encontrarás 40 juegos y actividades para niños en los que puedes inspirar para ofrecerle actividades diversas.

Potencia la actividad familiar

Para motivar a un niño vago, aparta un tiempo de vuestra vida los aparatos electrónicos y salid al aire libre. La mejor forma de motivar a un niño o a una niña es involucrándole en actividades familiares habituales. Esto puede ser ver una película en familia, jugar en el parque, hacer senderismo o incluso disfrutar de un picnic en el jardín de casa.

Intenta que las tareas sean divertidas

¿Cómo motivar a un niño vago? Asigna tareas que a tu hijo/a le guste hacer. Cuando a tu hijo se le da algo que le gusta hacer, disfrutará haciéndolo y además lo hará de forma eficiente y correcta. Si es posible, intenta hacer que sus tareas sean como juegos divertidos para él/ella. Por ejemplo, si tiene que limpiar su dormitorio, lo puede hacer al ritmo de la música.

Ofrece desafíos basados en recompensas

Es buena idea también ofrecer desafíos a tus hijos/as basados en recompensas, sobre todo cuando tienes más de un hijo/a. Puedes decirle a tu hijo/a que escoja la tarea que prefiere hacer, después tú le dices que haga otra y si lo hace sin pereza, podrá tener su recompensa escogida previamente.

Elógiale cuando haga las cosas

Es bueno que le elogies aunque haga pequeños esfuerzos. Aunque no complete la tarea perfectamente, solo el esfuerzo que ha empleado para hacerla es suficiente para elogiarle. Al menos lo ha intentado. Aprecia y hazle ver las pequeñas victorias que puede tener... ¡tus palabras serán su mayor motivación para dejar a un lado la pereza y dejar de ser un/a vago/a!

En este artículo encontrarás más ideas para motivar a un niño a leer.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo motivar a un niño vago, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Desarrollo y crecimiento del niño.

Bibliografía
  • Pastor Pons, I. y Acín y Rivera, J. (2017). ¡Ayudale a despegar!: Todo lo que tu bebé y tu hijo necesitan para un desarrollo sin límites. Editorial: Aurum Volatile

Escribir comentario sobre Cómo motivar a un niño vago

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo motivar a un niño vago
Cómo motivar a un niño vago

Volver arriba