menu
Compartir

Test de dominancia lateral de Harris

 
Por Lorena García Vega. 27 enero 2021
Test de dominancia lateral de Harris

Cuando el niño o la niña es muy pequeño/a no presenta predominancia por ninguna de sus manos o pies. Quizá a los 3 años y conforme va manejando mejor algunos utensilios, se va apreciando qué mano utiliza más sin que esto sea determinante, A los 5 o 6 años el niño establece la lateralidad de su cuerpo, esto quiere decir la preferencia hacia uno de sus hemisferios a la hora de realizar tareas.

Existen pruebas para poder determinar con mayor exactitud la preferencia de lateralidad del niño. En este artículo de paraBebés, hablamos del Test de dominancia lateral de Harris.

También te puede interesar: ¿A qué edad se caen los dientes de leche?

¿Qué es el test de dominancia lateral de Harris?

El test de Harris es una prueba que tiene como objetivo determinar la dominancia lateral o preferencia de utilización del lado izquierdo o derecho. De esta forma, se puede conocer si el niño o la niña presenta dominancia de lateralidad hacia la derecha, hacia la izquierda, ambidiestra, incompleta, cruzada o contrariada.

Antes de los 5 o 6 años, el menor todavía no tiene una lateralidad totalmente definida. Por lo tanto, esta prueba comienza a realizarse a partir de esa edad. Tiene un tiempo de aplicación de 10 minutos y evalúa la dominancia lateral de la la mano, el ojo y el pie.

Materiales necesarios para el test de dominancia lateral de Harris

Para el desarrollo del test de dominancia lateral de Harris, donde se evalúa la dominancia de la mano, del pie, del ojo y del oído, son necesarios algunos objetos para la observación del niño o la niña, su ejecución y posterior evaluación.

Veamos qué materiales son necesarios para la prueba:

  • Una pelota.
  • Un lapicero y un sacapuntas.
  • Un clavo y un martillo.
  • Un cepillo de dientes.
  • Un pañuelo.
  • Un peine o un cepillo para el pelo.
  • Un papel y un bolígrafo.
  • Un cartón tamaño folio.
  • Un catalejo. También sirve un tubo de cartón.
  • Una cámara de fotos.
  • Un teléfono.

Ficha técnica del test de dominancia lateral de Harris

Para realizar el test de Harris, la ficha donde se anota la evaluación, recoge la información en ítems de desarrollo de la mano, el pie, el ojo y el oído, determinantes para definir cuál es la lateralidad preferente del niño o la niña.

Durante la prueba se desarrollan una serie de ejercicios y se va anotando con qué lateralidad, si izquierda o derecha, responde el menor, para una vez realizada la prueba, proceder a su evaluación e interpretación.

Dominancia de la mano

Para calcular la dominancia lateral de la mano se realizan los siguiente ejercicios:

  • Tirar una pelota.
  • Sacar punta a un lapicero.
  • Clavar un clavo.
  • Cepillarse los dientes.
  • Girar el pomo de la puerta.
  • Sonarse la nariz.
  • Utilizar las tijeras.
  • Cortar con un cuchillo.
  • Peinarse.
  • Escribir.

Dominancia del pie

Para calcular la dominancia lateral del pie, el test de dominancia lateral de Harris utiliza estas actividades:

  • Dar una patada a un balón.
  • Escribir una letra con un pie.
  • Saltar a la pata coja, aproximadamente 10 metros.
  • Mantener el equilibrio sobre un pie.
  • Subir un escalón.
  • Girar sobre un pie.
  • Sacar un balón de algún rincón o de debajo de una silla.
  • Conducir un balón, aproximadamente, unos 10 metros.
  • Elevar una pierna sobre una mesa o silla.
  • Pierna que adelanta al desequilibrarse hacia adelante.

Dominancia del ojo

Para medir la dominancia lateral del ojo, el test de dominancia lateral de Harris usa los siguientes ejercicios:

  • Sighting: se realiza con un cartón de 15 x 25 centímetros con un agujero en el centro de 0,5 centímetros de diámetro.
  • Telescopio.
  • Caleidoscopio o cámara de fotos.

Dominancia del oído

La dominancia lateral del oído se calcula a través de las siguientes actividades:

  • Escuchar en la pared.
  • Coger el teléfono.
  • Escuchar en el suelo.

Evaluación del test de dominancia lateral de Harris

Una vez recogida la información de cómo responde el niño o la niña ante los diferentes ítems, la prueba se evalúa en las diferentes partes del cuerpo analizadas.

Corrección de la mano

La evaluación de las pruebas del test de dominancia lateral de Harris de la mano se realiza de la siguiente manera:

  • 10 pruebas con la derecha: se le asigna una "D" mayúscula.
  • 9, 8 o 7 pruebas con la derecha: se le asigna una "d" minúscula.
  • 10 pruebas con la izquierda: se le asigna una "I" mayúscula.
  • 9, 8 o 7 pruebas con la izquierda: se le asigna una "i" minúscula.
  • En el resto de casos: se le asigna "X".

Corrección del pie

El test de dominancia lateral de Harris del pie se evalúa mediante los siguientes resultados:

  • 10 pruebas con la derecha: se le asigna una "D" mayúscula.
  • 9, 8 o 7 pruebas con la derecha: se le asigna una "d" minúscula.
  • 10 pruebas con la izquierda: se le asigna una "I" mayúscula.
  • 9, 8 o 7 pruebas con la izquierda: se le asigna una "i" minúscula.
  • En el resto de casos: se le asigna "X".

Corrección del ojo

Los parámetros con los que se evalúa el test de dominancia lateral de Harris del ojo son:

  • 3 pruebas realizadas con la derecha: "D"
  • 2 pruebas realizadas con la derecha: "d"
  • 3 pruebas realizadas con la izquierda: "I"
  • 2 pruebas realizadas con la izquierda: "i"

Corrección del oído

El test de dominancia lateral de Harris del oído se evalúa de la siguiente manera:

  • 3 pruebas realizadas con la derecha: "D"
  • 2 pruebas realizadas con la derecha: "d"
  • 3 pruebas realizadas con la izquierda: "I"
  • 2 pruebas realizadas con la izquierda: "i"

Interpretación del test de dominancia lateral de Harris

De la corrección de las cuatro dominancias (mano, pie, ojo, oído) del test de Harris, se obtienen cuatro letras. Según su obtención los resultados son:

  • Lateralidad homogénea: el niño o la niña ya tiene la lateralidad definida y afianzada. Son los casos de los diestros homogéneos (D,D,D,D) o los zurdos homogéneos (I,I,I,I).
  • Lateralidad mal afirmada: el menor tiene ya un lado dominante que predomina en todas las áreas, pero alguna de ellas aún no están plenamente establecida, es decir, están en minúscula. Serían casos de esta categoría "D,d,D,d" o "I,I,I,i".
  • Lateralidad cruzada: el pequeño o la pequeña tiene ya afianzadas las dominancias en todas las áreas, pero alguna de ella es diferente al resto. Algunos ejemplos de la lateralidad cruzada en niños serían "D,D,I,D" o "I,D,D,I".
  • Lateralidad cruzada mal afirmada: el niño o la niña aún no presenta dominancia diferente en alguna de las áreas y, además, no se encuentran plenamente establecidas. "I,D,d,I".
  • Lateralidad no asentada: el niño aún no tiene definidos los lados dominantes. Serían aquellas combinaciones en las que aparecen alguna "x", especialmente si el resto son "d" o "i" minúsculas. Por ejemplo, "D,d,i,x" "i,x,I,i".

Hay múltiples combinaciones y variedades. Siempre que se realice la prueba y surjan dudas, lo más recomendable es visitar a un especialista que pueda dar una valoración fundamentada y profesional.

El siguiente artículo puedes encontrar información sobre el Test de Hermann de dominancia cerebral.

Si deseas leer más artículos parecidos a Test de dominancia lateral de Harris, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Desarrollo y crecimiento del niño.

Bibliografía
  • Harris, D. B. (1981). El test de Goodenough / the Goodenough Test (1a ed., 7a imp. ed.). Paidos Iberica Ediciones S.A.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Test de dominancia lateral de Harris
Test de dominancia lateral de Harris

Volver arriba