Compartir

¿Una embarazada puede tomar café?

 
Por Sheila Peón. 8 mayo 2020
¿Una embarazada puede tomar café?

El café es una de las bebidas más consumidas por los adultos en el mundo. Por todos es sabido que el café contiene una sustancia llamada cafeína, cuyo efecto principal es la estimulación del sistema nervioso central, haciendo que aumente nuestro estado de alerta y que nos encontremos más despiertos y menos cansados. Pero la cafeína no solo se encuentra en el café, sino en más bebidas o alimentos, incluso medicamentos.

¿Y qué ocurre con el café durante el embarazo? ¿Se puede tomar sin problema? O por el contrario, ¿está incluido en la lista de alimentos que no se pueden consumir durante la gestación? Para salir de dudas, en este artículo de paraBebés veremos si se puede tomar o no café estando embarazada, qué efectos negativos tiene el café en esta etapa de la mujer, si se puede tomar o no el café descafeinado y qué sustitutos del café podemos consumir como alternativa con seguridad durante la gestación.

¿Puedo tomar café si estoy embarazada?

Hay mujeres que están acostumbradas a consumir varias tazas de café todos los días, ya sea porque les gusta o por mantenerse más despiertas y activas durante la jornada. Así que cuando conocen su estado viene la gran duda: “¿podré seguir tomando café estando embarazada?”.

Según la mayoría de los expertos de la salud, el café no está dentro de la lista de alimentos prohibidos durante el embarazo, pero aconsejan tomarlo en cantidades moderadas, sin sobrepasar los 200 mg como máximo de café cada día. Esto equivale aproximadamente a dos o tres tazas de café, dependiendo de la cantidad y de si se le añade leche o es café solo. Sin embargo, si se puede reducir esta cantidad o incluso se puede evitar tomar café, mejor. Habría que eliminarlo por completo si se tiene un embarazo de riesgo.

También hay que tener en cuenta que la cafeína está presente, además del café, en otras bebidas y alimentos como el cacao o chocolate, refrescos de cola, algunas bebidas energéticas, té (el té tiene una sustancia llamada teína, también estimulante) y algunos medicamentos.

Efectos negativos del café en el embarazo

El café, si se toma en grandes cantidades durante la gestación, puede provocar problemas tanto en el bebé como en la embarazada.

Efectos negativos del exceso de cafeína en la embarazada

  • Acelera el ritmo del corazón.
  • Aumenta la tensión arterial.
  • Empeora la acidez propia del embarazo, al acrecentar la secreción de los ácidos del estómago.
  • Genera estados de nerviosismo e insomnio, con lo cual se descansa mal y hay fatiga durante el día. El cuerpo de una mujer tarda 6 horas en eliminar los efectos que produce la cafeína, pero esto en el organismo de una embarazada se prolonga hasta 18 horas.

Efectos negativos del exceso de cafeína en el bebé

  • Se duplica el riesgo de aborto, ya que la cafeína llega hasta el feto y este aún es tan inmaduro que no es capaz de eliminarla.
  • Crecen los casos de partos prematuros.
  • Retraso en el crecimiento del feto en el útero, debido a que se hace más difícil el paso de oxígeno y nutrientes al contraerse los vasos sanguíneos.
  • Nacimiento del bebé con bajo peso.

¿Se puede tomar café descafeinado estando embarazada?

Muchas personas piensan que el café por ser “descafeinado” no tiene nada de cafeína. Pero la verdad es que sí que contiene cafeína, aunque en muy poca cantidad. Mientras que el normal tiene aproximadamente 100 mg de cafeína por taza, el café descafeinado contiene unos 2 mg. Los procedimientos que se utilizan a día de hoy para sacar la cafeína de los granos de café no consiguen suprimirla por completo.

Al igual que el café normal, se puede tomar pero siempre con moderación, y evitarlo si tu embarazo es de riesgo.

Sustituto del café durante el embarazo

Si eres una mujer que está acostumbrada a tomar muchas tazas de café y debes reducirlas durante el embarazo o quieres evitar por completo su consumo, puedes utilizar otras alternativas que no tengan esos efectos perjudiciales de la cafeína.

Al principio, sentirás la necesidad de tomar café hasta que tu cuerpo vaya acostumbrándose. Si te cuesta mucho, ve reduciendo el consumo de forma gradual, pásate al café descafeinado, añade más cantidad de leche y sigue con el hábito de tomar una bebida caliente.

A continuación te mostramos unas cuantas opciones para prescindir del café durante el embarazo:

  1. Infusiones de poleo y de manzanilla. Son digestivas, ideales para después de las comidas.
  2. Infusión de achicoria. Tiene un sabor amargo que recuerda al del café, por lo que es una buena alternativa si echas de menos ese sabor.
  3. Refrescos sin cafeína. Si te encanta tomar refrescos de cola, que sea en su versión sin cafeína y light, aunque mejor prescindir de ellos y optar por algo más saludable.
  4. Cacao con leche. Hay que recordar que el chocolate y el cacao contienen pequeñas cantidades de cafeína, por lo que hay que consumirlo con moderación y con mucha leche. Si tienes problemas con el peso evítalo.
  5. Café de cereales. No es café en sí, sino una mezcla de diferentes cereales como el centeno, la cebada o la malta y es bastante nutritivo. Lo pueden tomar todos, incluidos niños y ancianos.
  6. Té de rooibos. No contiene teína (con efectos similares a la cafeína) y fortalece las defensas.

Puede que te surjan otras dudas sobre si son compatibles determinadas cosas con el embarazo. En los siguientes artículos encontrarás si es posible hacer abdominales durante el embarazo y si es malo teñirse el pelo estando embarazada.

 

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Una embarazada puede tomar café?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud en el embarazo.

Bibliografía
  • American Pregnancy Association. (2015). Cafeína y el embarazo.
  • Organización Mundial de la Salud. (2019). Restricción de la ingesta de cafeína durante el embarazo.

Escribir comentario sobre ¿Una embarazada puede tomar café?

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Una embarazada puede tomar café?
¿Una embarazada puede tomar café?

Volver arriba