menu
Compartir

¿Se puede tomar sal de frutas en el embarazo?

 
Por Yurisbeth Zanotty. Actualizado: 1 diciembre 2020
¿Se puede tomar sal de frutas en el embarazo?

Cuando comemos en exceso o ingerimos alimentos de digestión lenta y pesada, esto trae como consecuencia, que la cantidad de ácido estomacal sea más de la necesaria para digerir, provocando el retorno de un líquido ácido por el tracto gastroesofágico, que es lo que conocemos como ardor o reflujo.

La acidez o ardor de estómago es frecuente durante el embarazo, especialmente durante el tercer trimestre, en el cual la mayoría de las mujeres sufren de acidez estomacal. Estos síntomas son provocados por los cambios hormonales y estructurales propios de la gestación. Las hormonas que se liberan en este período, pueden hacer que la válvula que se encuentra en la entrada del estómago se relaje a tal punto, que no se cierre como debería, causando el conocido “reflujo”.

Para estas situaciones, es normal recurrir a la ingesta de medicamentos que ayuden a desaparecer los síntomas y eliminar el malestar. En el siguiente artículo de paraBebés, te responderemos a la pregunta siguiente: ¿se puede tomar sal de frutas en el embarazo?

¿Qué es la sal de frutas?

La manera más clásica y directa de combatir el ardor de estómago es aplicar una sal alcalina, de manera que neutralice el ácido y suba el pH. Este el caso de los antiácidos, los cuales son fármacos que ayudan a equilibrar los ácidos estomacales, causantes del reflujo.

Si preguntas qué es la sal de frutas, concretamente, es una de las medidas de elección para aliviar el ardor en el embarazo, y constituye un antiácido común para combatir los problemas estomacales. El componente clave de la sal de frutas es el bicarbonato de sodio, y por ser un efervescente que se mezcla con agua para ser consumida, su acción en el conducto digestivo hace que disminuya la acidez y el reflujo casi de forma inmediata.

Beneficios de la sal de frutas

La sal de frutas tiene diversos beneficios. A continuación, os contamos para qué sirve la sal de frutas:

  1. Disminuye la acidez estomacal.
  2. Combate el reflujo gastroesofágico.
  3. Disminuye la pesadez estomacal.
  4. Alivia la indigestión y otros síntomas como: la hinchazón estomacal y las náuseas.
  5. Facilita la digestión de comidas con alto contenido graso.

¿Una mujer embarazada puede tomar sal de frutas?

La mejor opinión para dar una respuesta satisfactoria a si una mujer embarazada puede tomar sal de frutas será proporcionada por tu ginecobstetra. Él o ella, como profesional en el área, está encargado y capacitado para ayudarte ante cualquier malestar que presentes en el transcurso de tu embarazo. Por lo tanto, para saber se puede tomar sal de frutas en el embarazo lo mejor es consultar con un profesional para que estudie tu caso.

La indigestión y los gases gastrointestinales son muy frecuentes en el embarazo. Esto se debe principalmente a dos causas:

  • A nivel fisiológico: a lo largo del embarazo el útero va creciendo y acaba ejerciendo presión contra el estómago, favoreciendo la salida de los ácidos que llegan más fácilmente al esófago. En este artículo tienes más información sobre los cambios físicos en el embarazo.
  • A nivel hormonal: en el embarazo se dan grandes variaciones en los niveles hormonales, y las cantidades de progesterona son muy elevadas, así como la hormona gonadotropina coriónica humana (hCG). Estas favorecen la relajación del aparato digestivo y con ello, de la válvula que separa el estómago del esófago, permitiendo que suban los ácidos, causando esa sensación de acidez tan incómoda y molesta.

Si te preguntas si es malo tomar sal de frutas en el embarazo, según la opinión de expertos, no es recomendable el uso de la sal de frutas en mujeres embarazadas para controlar la acidez estomacal. Su principal componente activo es el bicarbonato de sodio, y este podría generar algunos efectos adversos, que en algunos casos podrían ser peligrosos. Sobre todo porque se relacionan con aumento de la presión arterial y otras complicaciones como retención de líquidos, hinchazón de miembros inferiores y edemas.

Contraindicaciones de la sal de frutas en el embarazo

Como ya hemos mencionado anteriormente, el bicarbonato de sodio es el principal componente activo de estos medicamentos. Veamos cuáles son las contraindicaciones de tomar sal de frutas en el embarazo:

  1. Hipertensión.
  2. Problemas del corazón.
  3. Dolor renal.

La sal de frutas durante el embarazo tienen serios efectos adversos en mujeres que sufren de retención de líquidos, un síntoma común en la etapa de gestación. Además, tomar sal de frutas embarazada está contraindicado para quienes presentan algún tipo de reacción alérgica a los compuestos de estas sales de frutas.

Se ha observado alcalosis metabólica y sobrecarga hídrica materna y fetal, por el uso de antiácidos con bicarbonato de sodio. Los antiácidos pueden disminuir la absorción de suplementos de hierro, por lo que deben administrarse separados en el tiempo.

¿Cómo combatir la acidez en el embarazo?

Para combatir el ardor en el embarazo es necesario mantener buenos hábitos de alimentación durante la etapa del embarazo, procurando que sea nutritiva. A continuación, os dejamos algunos remedios caseros para combatir la acidez en el embarazo:

  • Come porciones más pequeñas de comida y aumenta la frecuencia de 5 a 6 tomas diarias.
  • Disminuye la ingesta de alimentos para la acidez en el embarazo o que predispongan la aparición de los síntomas, tales como condimentos (vinagre, pimienta o picantes) o cítricos (naranja, mandarina, limón). Consulta en este artículo los alimentos prohibidos en el embarazado y el por qué.
  • Evita comer cerca de la hora de acostarte: una de las razones de acidez en el embarazo, se asocia a que no se realiza una adecuada digestión, para evitarla dedica un tiempo para reposar los alimentos adecuadamente.
  • Evita los alimentos que retrasan el vaciado gástrico: alimentos o preparaciones con exceso de grasas (fritos, estofados o guisos grasos).
  • Evita los alimentos que promuevan la aparición de gases: bebidas carbonatadas con gas, en especial las bebidas de cola, café, té y chocolate.
  • Consume alimentos como cereales, verduras, hortalizas, frutas y lácteos bajos en grasa.
  • Bebe abundante agua, pero en intervalos de tiempo corto, repartidos durante el día.
  • Intenta comer despacio en cada comida. Al terminar, no te recuestes completamente en la cama. Puedes descansar en ella colocando unas almohadas en tu espalda para mantener el torso erguido y evitar que los jugos gástricos pasen al esófago.
  • Vístete con prendas holgadas para aliviar cualquier presión sobre tu estómago.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Se puede tomar sal de frutas en el embarazo?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud en el embarazo.

Bibliografía
  • Viroga S, López M, Tamosiunas G. (2013). Seguridad de los alimentos gastrointestinales en el embarazo. Arch Med Interna. 35. (2): 49-54.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Se puede tomar sal de frutas en el embarazo?
¿Se puede tomar sal de frutas en el embarazo?

Volver arriba