menu
Compartir

Hemorroides en niños: síntomas, causas y tratamiento

 
Por Yurisbeth Zanotty. 3 junio 2021
Hemorroides en niños: síntomas, causas y tratamiento

Las hemorroides están presentes en nuestro cuerpo de forma normal, se observan como una especie de almohadillas que se originan de los vasos sanguíneos que se encuentran alrededor del ano.

Aunque es común que las hemorroides se dilaten y produzcan molestias en la edad adulta, también los niños pueden padecerlas debido a múltiples causas. En el siguiente artículo de paraBebés te hablaremos acerca de las hemorroides en niños: síntomas, causas y tratamiento.

Síntomas de las hemorroides en niños

Los niños pueden presentar inflamación alrededor del ano, que se aprecia y palpa como un bultito, que generalmente es de color morado oscuro.

También pueden manifestar:

  1. Prurito (picazón) en el ano.
  2. Dolor en las evacuaciones después de ir al baño o al momento de limpiarse.
  3. Molestias que se producen por el prolapso (salida) de las hemorroides o la inflamación en esa zona.
  4. Las haces aparecen con trazas de sangre, que son mínimas y delgadas. En este artículo hablamos de las heces con sangre en bebés.

Estos síntomas permiten sospechar que el niño tiene un problema relacionado con las hemorroides, pero no son definitivos y necesita evaluación médica.

Causas de las hemorroides en niños

El término médico que define cuando las hemorroides comienzan a producir molestias, se conoce como enfermedad hemorroidal. ¿Por qué salen las hemorroides? Las causas que provocan que estas se inflamen en los niños se relacionan también con las de los adultos. A continuación, te nombramos alguna de ellas:

  • El estreñimiento: esta condición está asociada con la edad, el tipo de dieta (poca en fibra) y dificultades para evacuar. En los niños se presentan cuando la dieta es insuficiente y la hidratación inadecuada, lo que produce que las heces se compacten en el intestino, es decir se hagan más duras y exista dificultades para expulsarlas fuera del cuerpo. Por lo cual es característico, que con el paso de las heces por el ano se produzca dolor, sangrado y llanto en los niños.
  • Retención de las heces: los niños al identificar que con el paso de las heces por el ano sentirán dolor, comenzarán a retenerlas por más tiempo, aguantando las ganas de defecar, lo que también producirá la inflamación de las hemorroides.
  • Que el tejido conjuntivo que rodea las hemorroides sea más débil de lo habitual: por lo tanto se volverá más sensible, ocasionado la inflamación de esta zona.
  • Diarrea: contrario a lo que podemos pensar, las evacuaciones líquidas (diarrea) también producen dilatación de la zona anorectal, debido a la presión que se ejerce en el esfínter anal cada vez que se va al baño, además sumado a la irritación por el aseo que debe hacerse en cada episodio, aumenta las probabilidades de ocasionar molestias e inflamación de las hemorroides.
  • Enfermedades inflamatorias: en ocasiones el niño puede tener trastornos inflamatorios localizados, que afectan varias zonas del cuerpo, entre ellas las del área rectal, causando hemorroides.
  • Factor hereditario: es común que los hijos de madres o padres con antecedentes de hemorroides, también la padezcan.

Tipos de las hemorroides en niños

No todas las hemorroides son iguales y sus síntomas tampoco lo son, a mayor grado de complicación, se manifestarán los síntomas mayores, como el sangrado y el dolor de forma más intensa. Existen dos tipos de hemorroides:

  1. Hemorroides externas: aquellas que se ubican en la porción media del ano, están recubiertas de piel modificada o de piel normal.
  2. Hemorroides internas: ubicadas en la parte superior del conducto anal y están recubiertas de epitelio. Estas hemorroides a su vez, se clasifican en distintos tipos dependiendo de la gravedad que tengan, y la magnitud del daño. Inician en el grado I, son leves, producen inflamación moderada y se encuentran en el conducto anal, pero no sobresalen. Llegando hasta el grado IV en los que la inflamación es tan grave que han protuido, y están siempre fuera del ano.

Médicamente, se conoce que los niños presentan un tipo de enfermedad hemorroidal leve, es decir, que son internas y no han salido del recto, simplemente se trata de una inflamación, que ocasiona síntomas pero que puede ser corregida si se ataca a tiempo.

Tratamiento de las hemorroides en niños

Las hemorroides son raras en los niños, pero su aparición puede estar asociada a otras enfermedades. Cuando no se presentan otros síntomas, no requieren mayor tratamiento que evitar el estreñimiento y cambiar los hábitos alimenticios.

¿Cómo curar las hemorroides en niños?

  • Para controlar el estreñimiento, el tratamiento es la educación a los padres, y en la medida de lo posible, hacer comprender el problema al niño para que pueda colaborar, puesto que tiene que cambiar sus hábitos alimenticios, y eso no siempre es bien recibido. Lo importante es tratar de disminuir los niveles de ansiedad.
  • Para disminuir la compactación de las heces, los padres podrán ayudarse con el uso de enemas con base de fosfatos, siguiendo las indicaciones del fabricante y del médico.
  • En algunos casos, el uso de laxantes puede ser recomendable, pero las dosis deben ser perfectamente calculadas para evitar complicaciones, y lograr que se produzcan entre 1 o más deposiciones en el día.
  • Si las hemorroides se producen por la diarrea, es necesario vigilar los posibles signos de deshidratación, para reponer los líquidos de forma correcta.
  • El reacondicionamiento del niño en sus hábitos higiénicos parece ser bastante efectivo, cuando todos los métodos anteriores han fallado. Consiste en enseñar al niño diferentes técnicas, que le permitan realizar movimientos rítmicos y adecuados para lograr la evacuación sin mayor esfuerzo.

¿Qué puede comer un niño con hemorroides?

  • Los padres deben ofrecer alimentos con alto contenido de fibra, tales como: verduras, frutas, legumbres y cereales integrales. Para evitar el estreñimiento, deben proporcionar una buena hidratación por medio del consumo de agua, zumos de frutas, entre otras.
  • En el tratamiento también se debe evitar que las heces vuelvan a compactarse, por tal motivo es importante evitar una dieta basada en grasas y carbohidratos, y sustituirlos con alimentos con base de fibra, como los mencionados anteriormente.

Remedios caseros para hemorroides en niños

  • El uso y aplicación de aloe vera en la zona afectada, porque desinflama, alivia el dolor y produce sensación de alivio.
  • Hervir un poco de manzanilla y dejar enfriar, posteriormente aplicar en la zona. Producirá alivio de las molestias y desinflamación.
  • Patata o papa rallada, la cual se envuelve en una tela o gasa y se coloca en la zona. Alivia la sensación de picazón, ardor y la inflamación.

En caso de que estos métodos no resulten o si existen complicaciones en las hemorroides, el tratamiento quirúrgico podría ser una opción, aunque en niños rara vez llega a ser grave.

Si deseas leer más artículos parecidos a Hemorroides en niños: síntomas, causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud infantil.

Bibliografía
  • GUÍA DE PRÁCTICA CLÍNICA: HEMORROIDES Capítulo 3. Guía de Cirugía Colorrectal de la AEC-2012. pp 64-74.
  • Revista Española de Enfermedades Digestivas. (2006). Hemorroides. Rev. esp. Enferm. dig. 98: 3.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Hemorroides en niños: síntomas, causas y tratamiento
Hemorroides en niños: síntomas, causas y tratamiento

Volver arriba