Compartir

Cómo quitar la costra láctea de mi bebé

 
Por Sheila Peón. Actualizado: 20 mayo 2020
Cómo quitar la costra láctea de mi bebé

La costra láctea no tiene nada que ver con la leche materna o con que el bebé sea amamantado. Significa que aparece en el bebé “lactante”, es decir, durante sus primeros meses de vida. Esta patología de la piel aparece en un 10% de los bebés, sobre todo a partir de la segunda o tercera semana tras el nacimiento. A pesar de su aspecto, no hay de lo que preocuparse, ya que desaparecerá aunque no se aplique ningún tratamiento.

En este artículo de paraBebés vamos a ver qué es la costra láctea, cuándo desaparece, cómo podemos prevenir la costra láctea, de qué manera se elimina y qué remedios caseros podemos utilizar de una forma segura para eliminar en el bebé la costra láctea.

También te puede interesar: Cuándo y cómo quitar el pañal

Qué es la costra láctea en bebés

La dermatitis seborreica es una afección que suele comenzar en los dos primeros meses de vida del bebé, en forma de costra láctea. Se trata de un conjunto de costras o escamas gruesas de un color blanco-amarillento, con aspecto grasiento, que se encuentran pegadas al cuero cabelludo y en zonas donde hay más cantidad de glándulas sebáceas. Debajo de estas escamas, la piel está algo enrojecida y a veces presenta también un poco de inflamación.

La costra láctea está formada por células muertas de la piel, que en condiciones normales se descamarían. Pero el exceso de grasa hace que se queden pegadas, en forma de estas costras.

Puede extenderse a otras zonas del cuerpo del bebé en forma de enrojecimiento y descamación de la piel, como la cara (frente, cejas, etc.) y algunos pliegues como detrás de las orejas, el cuello o las ingles.

Al contrario de lo que se pueda pensar, no produce picor, no duele ni molesta, no es contagiosa ni la provoca una falta de higiene. Es totalmente benigna, siendo más una cuestión estética que de salud.

Cuándo desaparece la costra láctea

La costra láctea es una de las consecuencias del aumento de producción de grasa en la piel del bebé. Este aumento está producido, entre otras causas, por las hormonas sexuales provenientes de la madre, que le transmitió durante el embarazo a través de la placenta.

Estas hormonas permanecen en la sangre del pequeño durante sus primeros meses de vida, y hasta que estas hormonas no desaparecen o disminuyen notablemente, seguirán existiendo fases en las que vuelva a aparecer esta afección o hacerse incluso aún más evidente. Por lo general, remite antes de cumplir el primer año o antes de los 3 años como máximo.

Cómo prevenir la costra láctea

Como nace de su naturaleza hormonal, no podemos hacer gran cosa para prevenir la aparición de la costra láctea en el bebé, pero se puede intentar lavando la cabeza con un champú neutro cada dos o tres días y cepillando el cabello del pequeño suavemente a diario.

Lo que sí que se puede hacer es prevenir la aparición de complicaciones como las infecciones, manteniendo las uñas del bebé cortas para que no se haga heridas o lesiones en caso de rascarse, así como mantener las manos limpias.

En el siguiente artículo puedes ver cuándo y cómo cortar las uñas a un bebé.

Cómo eliminar la costra láctea de mi bebé

Es un proceso autolimitado, es decir, que suele desaparecer por sí solo pasado un tiempo. Entonces el tratamiento no es obligatorio para su eliminación. Aún así, el médico puede recetar alguna pomada antifúngica y/o algún producto que intente regular la producción de grasa.

Habrá que consultar con el pediatra en el caso de que la costra láctea sea demasiado extensa o si esta se vuelve más amarilla, con los bordes enrojecidos y con inflamación, ya que será síntoma de una infección. En estas situaciones en las que la dermatitis seborreica es muy severa, el médico puede recomendar el uso de corticoides en forma de loción.

Remedios para la costra láctea en bebés

Como ya hemos dicho, la costra va desapareciendo por sí sola con el paso de los meses, pero aún así si se quiere acelerar este proceso, la mejor manera es buscar un método con el que se vayan ablandando estas costras para posteriormente retirarlas. A continuación te explicamos los remedios que se pueden llevar a cabo desde casa de forma segura para el bebé:

  1. Para la higiene del bebé, utilizar jabones neutros suaves. Si se desea, existen en el mercado productos específicos para tratar la dermatitis seborreica infantil.
  2. Aplicar directamente sobre las costras aceites naturales, vaselina o geles específicos para la costra láctea.
  3. Una buena opción y al alcance de cualquier hogar es utilizar aceite de oliva sobre las costras, realizando un pequeño masaje. Dejar actuar durante unos 20 minutos como mínimo (si se puede más tiempo mejor) y acto seguido bañarlo. Una vez en la bañera, nos podemos ayudar de una esponja para frotar suavemente el cuero cabelludo, aplicando una pequeña cantidad de champú de pH neutro para bebés y posteriormente aclarando muy bien para que no quede ningún resto de jabón. De esta manera algunas de las costras se descamarán. Esto se puede realizar cada dos días si se desea.
  4. Extraer con cuidado y delicadeza las escamas con un cepillo que sea suave, sin forzar si están muy adheridas a la piel. No intentes retirarlas con la uña.
  5. Evitar sustancias irritantes que puedan dañar aún más la delicada piel del bebé.
  6. Evitar en la medida de lo posible las situaciones de estrés.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo quitar la costra láctea de mi bebé, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cuidados del bebé.

Bibliografía
  • Asociación Española de Pediatría. (2015). Dermatitis seborreica.
  • Bastida, A. Enfermero de Pediatría. (2019). La costra láctea.
  • Garrido García, J.; (2014). Costra láctea.

Escribir comentario sobre Cómo quitar la costra láctea de mi bebé

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo quitar la costra láctea de mi bebé
Cómo quitar la costra láctea de mi bebé

Volver arriba