menu
Compartir

Cuidados del recién nacido en casa: 16 pautas básicas

 
Por Eva Martínez Fierro. 19 enero 2021
Cuidados del recién nacido en casa: 16 pautas básicas

La llegada de un bebé recién nacido a casa puede ser todo un reto para los padres y madres primerizos, que normalmente se llenan de dudas. De pronto, hay una personita en el hogar que necesita todo tipo de cuidados y que, además, puede llorar por diversos motivos que hay que aprender a identificar. Pero con buena información, mucho amor y mucho cariño, se puede aportar a los bebés todos los cuidados que necesitan para desarrollarse sanos y fuertes.

En este artículo de paraBebés vamos a ver los cuidados del recién nacido en casa con 16 pautas básicas que harán más fáciles los primeros días del bebé.

También te puede interesar: Cuidados de un bebé prematuro en casa

Cómo coger al bebé

Un bebé recién nacido es bastante frágil, por ello, es sumamente importante cogerle de forma cuidadosa, sujetando en todo momento su cabeza alineada con su espalda, ya que todavía no tienen la fuerza suficiente para sostenerla por ellos mismos.

Además, se deben evitar los movimientos bruscos o las sacudidas que pueden hacer que el cerebro choque con las paredes del cráneo, derivando en diferentes lesiones.

Hay muchos padres y madres primerizos/as que se preguntan dónde poner al bebé recién nacido durante el día. El mejor lugar para el bebé son los brazos de sus progenitores.

Los cambios de pañal

Otro de los cuidados del bebé recién nacido más importantes es mantener una buena higiene en la zona del pañal, usar una talla adecuada del mismo y cambiarlo en el momento en el que esté húmedo. De este modo, aumentaremos el bienestar de nuestro bebé y servirá para prevenir las rozaduras producidas por el mismo.

Para cambiarlo, es importante no abusar del uso de toallitas, ya que pueden irritar su delicada piel, priorizando la limpieza con agua y jabón y secando muy bien la zona después.

La vestimenta

Es una de las mayores dudas que tienen los padres y madres, ya que no saben si el bebé tiene frío o calor. Pero la respuesta es muy sencilla. Por lo general, los recién nacidos necesitan una capa de ropa más que la que llevan los adultos. Elige prendas suaves, sin costuras o con muy pocas, corta las etiquetas y lávalas previamente con jabón especial para bebés durante, al menos, los 6 primeros meses de vida para evitar reacciones alérgicas en su piel.

Ellos no regulan la temperatura corporal igual que lo hacemos nosotros, y es habitualmente que tengan las manos y los pies con baja temperatura, sin que esto signifique que están pasando frío. Para comprobarlo, lo mejor es tocar su nariz y su nuca.

En este artículo listamos la ropa que necesita un bebé recién nacido.

La hora de comer del bebé

Uno de los cuidados del recién nacido en casa más importantes es la alimentación. La lactancia materna es el mejor alimento que pueden recibir los bebés, y debe ser totalmente a demanda. Esto quiere decir que se deben dejar a un lado los relojes y los tiempos, y alimentar al recién nacido siempre y cuando lo solicite. En caso de alimentarse con leche de fórmula, las recomendaciones son las mismas. No deben tomar nada que no sea leche: ni agua, ni infusiones, ni probaditas...

Aquí encontrarás información sobre las posiciones y las técnicas para la lactancia materna.

La hora de dormir

Los recién nacidos tienen unos patrones de sueño totalmente diferentes a los de los adultos y, en muchos casos, suele ser la parte más difícil de afrontar por los padres y madres.

Suelen dormir entre 16 y 18 horas diarias, repartidas en pequeñas siestas a lo largo del día y de la noche. Los ritmos de sus despertares estarán marcados por el hambre.

En este artículo explicamos cómo dormir a un recién nacido en la cuna. Puedes crear una rutina nocturna de sueño desde el primer momento, pero es habitual que se despierten cada 2 o 3 horas para comer.

La hora del baño del recién nacido

Otro de los cuidados del recién nacido en casa es la higiene. El baño del bebé debería ser un momento relajante, pero la realidad es que a muchos recién nacidos no les gustan nada sus primeros baños. Por ello, es importante seleccionar un momento del día en el que el que esté receptivo, sin sueño y sin hambre, poner la temperatura similar a la que tenga su cuerpo, en un lugar cálido y con todas las cosas preparadas para después.

No es necesario bañarles todos los días, de hecho, puede ser contraproducente y resecar su piel. Bastará con un baño corto cada 2 o 3 días.

El cuidado de la piel

Seguimos con los consejos para el cuidado del bebé recién nacido. Un bebé no necesita que se aplique crema en su piel a diario. Los primeros días después del nacimiento, es habitual que se pelen y que renueven su piel, y podemos aplicarles cremas lo más naturales posibles para ayudar a su regeneración, aunque tampoco es necesario.

Cuidado de las uñas del bebé

Los recién nacidos tienen las uñas largas, por lo general, y pueden arañarse. Al ser tan débiles y pequeñas, podemos evitar cortarlas haciendo uso de una lima suave que las de forma y suavice los picos susceptibles de arañar. Aquí explicamos cuándo y cómo cortar las uñas a un bebé por primera vez.

Es importante también evitar el uso de manoplas.

Cuidado del cordón umbilical

El cordón umbilical tarda unos días en caerse y hay diferentes formas de curarlo:

  • Con agua y jabón
  • Con suero
  • Con alcohol 70%

Sea cual sea la forma elegida, lo más importante es mantenerlo seco, dando pequeños golpecitos con una gasa estéril y evitando rozar la zona.

En este artículo damos las señales para saber si el ombligo del bebé está bien. En caso de que supure o desprenda mal olor, se debe consultar de inmediato el caso a su pediatra.

La costra láctea del recién nacido

Otro de los cuidados del recién nacido en casa a tener en cuenta es la costra láctea. La costra láctea es una dermatitis que afecta al cuero cabelludo de los bebés desde el momento del nacimiento. Las escamas blanquecinas que aparecen son benignas, y no molestan para nada al recién nacido.

Para su tratamiento, bastará con usar un champú específico para reducir el sebo de la piel, pero si se presenta en grandes cantidades, lo mejor es consultarlo con su pediatra.

Cuidado del pelo del bebé

El cabello de los recién nacidos es temporal, y se caracteriza por ser muy fino y suave. Poco a poco, este pelo irá desapareciendo e irá saliendo el pelo definitivo, pudiendo observarse algunas calvas en el proceso.

No es necesario rapar la cabeza a los bebés, puesto que no hará que su pelo crezca más fuerte ni en más cantidad, pero puedes hacerlo para mejorar su presencia estética si te apetece.

El llanto del bebé

El llanto es la forma de comunicación con la que los bebés expresan aquello que necesita. Al principio, todos los llantos sonarán igual, es decir, llorarán de la misma forma si tienen hambre, sueño o alguna incomodidad. Con el tiempo, comienzan a llorar de forma diferente en función de sus reclamos.

Es importante acudir al bebé en cuanto empiece a llorar y cubrir sus necesidades de forma inmediata.

El aspecto físico del bebé

El aspecto físico del bebé nos dirá mucho sobre su estado de ánimo y de salud. Es importante observar un buen color de piel, consultando con el médico si el bebé se torna de un color amarillento, ya que puede estar sufriendo la ictericia del lactante.

Por otro lado, también debemos fijarnos en que moje varios pañales de pis al día, esté activo las horas en las que se mantenga despierto y tenga vitalidad.

El juego

Otro de los consejos para el cuidado del bebé es en referencia a la estimulación. Un bebé recién nacido no necesita ningún juego o juguete de forma inmediata, pero podemos estimular sus sentidos a través de diferentes técnicas que reforzarán los lazos de apego. De esta forma, se pueden dar masajes suaves por todo el cuerpo del bebé, poner música relajante, hacerle caricias, hablarle de forma suave, darles besos y abrazos...

Los paseos al aire libre

Los paseos al aire libre están recomendados a diario. Se deben seleccionar las horas del día donde menos calor o frío haga, dependiendo la estación del año en el que nazcan. Es importante evitar la exposición al sol directa con ropa o elementos de la silla que cubran su piel.

Esterilización de diferentes objetos

Uno de los cuidados del bebé de 0 a 3 meses es la esterilización. Si el bebé usa biberón, chupetes o pezoneras, es importanteque pueda afectar al sistema inmune en desarrollo del recién nacido. Aquí encontrarás cómo esterilizar un chupete y cómo esterilizar biberones de plástico y vidrio.

Esta práctica se debe continuar durante, al menos, los 3 primeros meses de vida. Después, bastará solo con lavarlos bien con agua y jabón.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuidados del recién nacido en casa: 16 pautas básicas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cuidados del bebé.

Bibliografía
  • Asociación Española de Pediatría. Guía de cuidados del recién nacido en la maternidad. Recuperado de: https://www.aeped.es/sites/default/files/6-guiarnhu12oct.pdf

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cuidados del recién nacido en casa: 16 pautas básicas
Cuidados del recién nacido en casa: 16 pautas básicas

Volver arriba