Compartir

Qué es el colecho seguro y cómo practicarlo

Por Júlia Ortiz, Educadora infantil y editora. Actualizado: 12 noviembre 2019
Qué es el colecho seguro y cómo practicarlo

Son muchos los bebés que no quieren dormir en el moisés o en su habitación y quieren dormir con los padres, es normal ¡han pasado 9 meses acompañados las 24h del día! Aunque hay varias opiniones al respecto y no entra en el modelo educativo de todas las familias, está demostrado que practicar un colecho seguro tiene múltiples beneficios emocionales y físicos para todos. En este artículo de paraBebés, sobre colecho seguro: cómo practicarlo, te explicamos por qué es aconsejable practicar este método, las desventajas, las recomendaciones y hasta cuándo realizar colecho.

Qué es el colecho

El colecho lo podemos definir como una práctica en la que el o los hijos duermen en la misma cama junto a sus padres. Se trata de una práctica que tiene muchos beneficios y ventajas, aunque se deben seguir una serie de consejos y pautas para que sea una práctica segura.

Beneficios del colecho

¿Te preguntas por qué es bueno el colecho? El colecho tiene muchos beneficios y ventajas a la hora de practicarlo. Es un método que, como todo, no tiene la aprobación de todas las familias o formas de educar y no está exento de críticas. Aun así, médicos, pediatras y psicólogos indican que dejar llorar a un bebé en su cama hasta que se duerma tiene consecuencias negativas en su personalidad. A continuación, te explicamos algunos de los beneficios de dormir con el bebé:

  1. Facilita el sueño, más y mejor. Los bebés se suelen despertar muchas veces por la noche y eso conlleva tener que levantarse cada una de las veces para ir a su cuna. Con el colecho, aunque los bebés duermen mejor, si se despiertan, es mucho más fácil calmarlo y volver a dormir. Además, como más corto es el período en el que nos despertamos, más fácil es volver a dormir otra vez. En este artículo, te explicamos cómo dormir a un bebé rápido.
  2. Favorece la creación de un vínculo afectivo de calidad. Evitando las peleas, berrinches y lloros de cada noche antes de ir a dormir se fortalece el vínculo entre el bebé y los padres, es menos estresante para todos.
  3. Reduce el riesgo del síndrome de muerte súbita del lactante. El SMSL es la muerte inesperada y repentina de un menor de un año aparentemente sano. El colecho, si se practica de manera correcta y siguiendo las recomendaciones establecidas, permite detectar qué le pasa a tu bebé y actuar de manera rápida.
  4. Facilita una lactancia materna a demanda. Si el bebé realiza múltiples tomas por la noche, con el colecho no hace falta levantarse cada vez, es cuestión de sacar el pecho y amamantar. Además, está demostrado que practicar colecho prolonga la lactancia materna.
  5. Permite atender las necesidades emocionales y afectivas del bebé. Después de nueve meses dentro del vientre materno, el bebé, en una cuna, se siente solo y vulnerable. Atendiendo a estas necesidades, se están evitando posibles carencias emocionales y afectivas, ya que los bebés que duermen con los padres lloran mucho menos que los bebés que están obligados a dormir en su cuna. El colecho se basa en una crianza respetuosa.
  6. Regula la temperatura. Sobre todo si se realiza colecho con un bebé recién nacido, la temperatura corporal del bebé y del cuidador se regulan y se complementan, es decir, un bebé que colecha nunca pasará frío, ya que un cuidador le dará el calor que necesita.
  7. Aporta tranquilidad para los padres. Para un padre o madre no hay nada más tranquilizante que tener a su bebé cerca, saber que todo está bien, además de no tener que levantarse ante las demandas del pequeño. Además, el colecho ayuda a reducir el insomnio en las madres lactantes.
  8. Permite pasar más tiempo en familia. Hoy en día, ante la escasa baja maternal y paternal del que disponemos y la poca conciliación familiar que permiten los trabajos, pasar tiempo con la familia es algo muy valioso, ¿se va a emplear el poco tiempo del que se dispone en obligar al bebé a dormir en su cuna sí o sí?, gracias al colecho, se pasa más tiempo en familia.
  9. Proporciona practicidad. Si hay 2 bebés en la familia, en vez de tener que hacer 3 camas, solo se va a hacer la cama en la que se realice el colecho, significa practicidad, ahorro de tiempo, de lavadoras y de energía.

Desventajas del colecho

El colecho, como ya hemos visto, tiene muchos beneficios o ventajas pero, como todo, también tiene algunas desventajas:

  1. Dificultad para dormir. En general, el colecho aporta una mayor facilidad para dormir, aun así, si se duerme con un bebé muy movido, puede dificultar que se concilie el sueño para el adulto. Por otro lado, si la cama es muy pequeña, puede causar incomodidad.
  2. Disminución o pérdida de la intimidad en la pareja. Cuando se duerme con uno o más hijos en la cama, está claro que la intimidad disminuye. Se deberán buscar otros momentos del día para que la pareja no pierda esos momentos íntimos.
  3. Posibles dependencias y miedos en los niños. Es frecuente que los niños que han dormido los primeros años de vida con los padres tengan miedos, pesadillas y terrores nocturnos cuando se enfrentan a dormir solos. Si el paso del colecho a la habitación propia no se hace de manera respetuosa y organizada, se podrían causar posibles problemas, traumas o dependencias en el niño.
  4. Exposición a peligros. Si no se siguen una serie de recomendaciones para la práctica de un colecho seguro, se expone al bebé a riesgos. Te lo contamos a continuación.

Recomendaciones y consejos para un colecho seguro

Para practicar colecho de manera segura se deben seguir una serie de recomendaciones y consejos que se pueden cumplir fácilmente para evitar posibles accidentes, así como reducir el Síndrome de Muerte Súbita en el Lactante. A continuación, te explicamos qué debes hacer si practicas o quieres practicar colecho seguro:

  • Colechar debe ser una decisión consensuada. Para que el colecho sea seguro, la decisión debe estar previamente consensuada y que las personas que van a dormir en la misma cama con el bebé estén de acuerdo. Cuando se toma la decisión, los cuidadores suelen estar más alerta y son más conscientes de que se tiene que proteger al bebé.
  • No beber alcohol. Se debe evitar a toda costa beber alcohol si se va a practicar colecho. Un estado de embriaguez podría provocar el descontrol del propio cuerpo, de la situación y poner en peligro al bebé.
  • No fumar. No se debe fumar en la habitación antes ni mientras se practica colecho, ya que el cuerpo se impregna de substancias tóxicas que son desaconsejadas para el bebé. Si uno de los dos cuidadores fuma, debe evitar colechar durante los primeros 14 días del bebé, ya que aumenta el riesgo de muerte súbita.
  • Dormir sobre una superficie firme. Es recomendable que el espacio donde se realice el colecho sea un lugar amplio, firme y sin obstrucciones. Se evitarán los colchones blandos o de agua.
  • El bebé boca arriba y con la cabeza de lado. La posición en la que es aconsejable que duerma el bebé es sobre su espalda con la cabeza hacia un lado. Es la posición más segura para evitar el Síndrome de la Muerte Súbita del Lactante.
  • Fuera de la cama posibles obstrucciones. La superficie donde se realiza el colecho debe ser firme y con los elementos necesarios para dormir: dos almohadas y una sábana fina que en ningún caso llegará a tapar al bebé. Se deben evitar los nórdicos, mantas, peluches y objetos que puedan provocar asfixias.
  • La temperatura debe ser agradable. Como se deben evitar los edredones y mantas, el ambiente debe ser agradable. El bebé se puede colocar dentro de un saco sin mangas, que le permite tener los brazos y la cabeza libres .
  • Los recién nacidos junto con mamá. Según la OMS, para realizar colecho seguro con un recién nacido es recomendable que duerma entre la pared o en la cuna sidecar y la madre, ya que durante las primeras semanas los padres no tienen el sexto sentido tan desarrollado.
  • Se evitará dormir con hermanos o mascotas. Sobre todo durante el primer año, se debe evitar dormir con hermanos más mayores o mascotas al lado. En el caso de que no haya más opción, el bebé más pequeño dormirá entre la cuna de colecho y la madre, entre la pared y la madre o entre los padres, con el hermano al otro lado del adulto.
  • El pelo largo recogido. Si uno de los cuidadores tiene el pelo largo es aconsejable recogerlo para evitar asfixias.
  • En el sofá no se realiza colecho. Un sofá, normalmente, es blando, tiene múltiples agujeros y es estrecho, así que no se debe practicar colecho en un sofá.
  • Evitar dormirse con el bebé en brazos. Dormirse con el bebé en brazos podría provocar que se cayera o que quedase con las vías aéreas obstruidas.
  • Si el bebé ya se mueve, poner barreras en la cama. Como podemos observar en la foto, el bebé podría volcarse y caer de la cama. Si el bebé es más mayor y ya puede girarse, es aconsejable poner barreras para evitar que se pueda caer.
Qué es el colecho seguro y cómo practicarlo - Recomendaciones y consejos para un colecho seguro

¿Hasta cuándo practicar colecho?

Si estás esperando un bebé o ya practicas colecho y quieres saber hasta cuándo se puede practicar colecho, debes saber que la respuesta depende de ti. Puede que te preguntes ¿cuándo duerme un bebé en su cuna? hay bebés que a, partir de una cierta edad, si los pasan a su cuna ya son capaces de dormir solos y, por el contrario, hay familias que llevan a cabo colecho con niños mayores, ya que siguen teniendo la necesidad.

No hay una edad para pasarlo a su habitación y tampoco está mejor o peor realizar colecho hasta que a una familia le apetezca. Es totalmente aceptable llevar a cabo un colecho prolongado y será la familia, al igual que con la lactancia, la que va a decidir cuál es el momento idóneo para terminar. Mientras se pueda y se quiera, es aconsejable disfrutar de la experiencia y, si en algún momento el colecho se hace cuesta arriba, pensar que ese bebé solo será bebé una vez en la vida. ¡Tranquilos!, no hay niños que duerman con sus padres a los 20 años.

Qué es el colecho seguro y cómo practicarlo - ¿Hasta cuándo practicar colecho?

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué es el colecho seguro y cómo practicarlo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Familia.

Bibliografía
  • Landa Rivera, L., Díaz-Gómez, M., Gómez Papi, A., Paricio Talayero, J. M., Pallás Alonso, C., Hernández Aguilar, M. T., ... & Lasarte Velillas, J. J. (2012). El colecho favorece la práctica de la lactancia materna y no aumenta el riesgo de muerte súbita del lactante: Dormir con los padres. Pediatría Atención Primaria, 14(53), 53-60.
  • Olcina, M. J. E., & Galdeano, M. P. A. (2010). Amamantar al bebé y compartir la cama con él a los tres meses de vida se relaciona con una mayor prevalencia de lactancia materna al año. Evidencias en pediatría, 6(1), 9.
  • Sánchez Ruiz-Cabello, J. (2014). Novedades en colecho y SMSL. Pediatría Atención Primaria, 16, 61-63.

Escribir comentario sobre Qué es el colecho seguro y cómo practicarlo

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Cristina
El colecho es lo mejor!!!!
Júlia Ortiz (Editor/a de paraBebés)
Hola Cristina, me alegra que te guste practicar colecho!!!

Qué es el colecho seguro y cómo practicarlo
1 de 3
Qué es el colecho seguro y cómo practicarlo

Volver arriba