menu
Compartir

Qué es la sobreprotección infantil

 
Por Lorena García Vega. 25 enero 2021
Qué es la sobreprotección infantil

Una madre o un padre tiene como objetivo principal garantizar la seguridad y bienestar de sus hijos. Es por este motivo que harán todo lo que esté en sus manos para que sus pequeños o pequeñas no lo pasen mal y gocen de una infancia llena de felicidad.

Quizá desde hace algún tiempo, se ha ido creando más consciencia en torno a ofrecer una crianza más respetuosa y amable a los hijos, procurando evitar cualquier tipo de conducta o actitud punitiva que pueda hacerles sentir mal o humillarles. Este desde luego, ha sido un gran avance en cuanto a relaciones afectivas y de confianza se refiere, sin embargo, la tendencia es que, cuando los padres evitan ser muy estrictos o rígidos, caen en una permisividad y sobreprotección que tampoco es beneficiosa ni positiva para el niño o la niña. En este artículo de paraBebés, os contamos qué es la sobreprotección infantil, ejemplos y qué consecuencias tiene .

¿Qué es la sobreprotección infantil?

El concepto de sobreprotección infantil se refiere a la tendencia de algunos padres de solucionar y permitir todo lo que hacen sus hijos/as, evitando que estos puedan sentirse mal. Rechazan cualquier tipo de comportamiento estricto y controlador, mostrándose cercanos y accesibles a su descendencia.

Las relaciones entre padres e hijos se caracterizan por ser horizontales y no existen demasiadas normas dentro del núcleo familiar, puesto que las tareas que puedan ser encomendadas a sus hijos, por regla general las hacen ellos. Los padres sobreprotectores, suelen estar esperando a cuando éstos los menores les puedan necesitar para ofrecerles una solución y, en muchas ocasiones, actuar por ellos.

Las actitudes de sobreprotección suelen ir acompañadas de una gran carga afectiva, por lo que las relaciones que establecen padres e hijos se fundamentan en el amor. Cuando la sobreprotección es excesiva puede ocurrir que los niños o niñas desarrollen una baja tolerancia a la frustración al tener todas sus necesidades y situaciones resueltas. Por otra parte, puede que se vuelvan cómodos y con ello exigentes, esperando que sus padres siempre estén detrás para solucionar todo lo que hacen. La sobreprotección es una de las consecuencias de los padres permisivos.

Ejemplos de sobreprotección infantil

La sobreprotección puede darse en multitud de ocasiones, no teniendo que estar directamente relacionada con alejar al niño o a la niña de un peligro. Descubre qué son los padres helicóptero y cómo afecta a los niños.

  • "No me sale": cuando los niños o las niñas están adquiriendo una nueva habilidad o competencia, es normal que al principio no sean capaces o no les salga bien del todo y recurran a las famosas frases de "no puedo" o "no me sale". En una situación de este tipo, y con el fin de que el menor no se frustre, el padre o la madre sobreprotector irá a poner solución, haciéndolo ellos mismos.
  • Caídas: hay caídas y caídas, si el niño o la niña se cae de la bici, se hace sangre, le duele o se asusta, lo normal es que el padre acuda e intente aliviar el malestar de su hijo. Sin embargo, hay contextos similares en que los padres suelen tomar a su hijo en brazos y acompañan de un gran dramatismo la situación, generando en el niño o la niña el susto y el llanto.
  • Conflictos: las relaciones de amistad en la infancia se caracterizan y se van forjando por alegrías y enfados. A veces los niños o niñas no quieren hablar con uno de sus amigos y al rato hacen las paces y vuelven a jugar juntos y felices. Los padres sobreprotectores intervienen en los conflictos de sus hijos tratando de mediar y posicionándose a favor de su niño/a.
  • Trato diferente: no todos los padres sobreprotectores actúan de la misma forma, sin embargo, son más vulnerables a considerar que en el colegio no recibe el mismo trato que el resto, o que su hijo tiene más dificultades. Son más frecuentes las tutorías con el profesor o profesora, tratando de que éste pueda estar más atento a las necesidades o circunstancias de su pequeño/a.
  • Temores: un padre sobreprotector tiene más miedo a que su hijo pueda realizar alguna actividad fuera de lo común y que le ponga en peligro. No dudarán en transmitirles a sus hijos su miedo para que no realicen el ejercicio o la actividad.

Consecuencias de la sobreprotección infantil

Cuando la sobreprotección es muy pronunciada en los padres, puede ocasionar una serie de consecuencias en los hijos que no son beneficiosas para ellos ni para la construcción de su autoconcepto. Tomando como referencia los ejemplos anteriores, a continuación, veremos cuáles son las consecuencias de la sobreprotección infantil:

  • Sensación de incapacidad: cuando a un niño no le sale algún ejercicio o tarea que está realizando, si la respuesta del padre es hacérselo, está evitando que el niño aprenda a hacerlo y, inconscientemente, está enviando el mensaje de "trae hijo que te lo hago yo porque tú no eres capaz". El niño no lo recibe como una ayuda por sus padres, sino como una incapacidad por su parte.
  • Imagen de debilidad: si un niño o niña se cae, busca la protección de sus padres para que le den consuelo y alivien el susto o el dolor, sin embargo, quizá no sea necesario cogerle en brazos o exagerar la situación. Si la caída se produce por un tropezón y no hay más, es preferible acercarse al niño y preguntarle si está bien y si necesita ayuda. Si el padre o la madre da una respuesta exagerada a la situación, el niño puede construir una imagen de sí mismo de debilidad.
  • No aprenden a resolver conflictos: la resolución de conflictos tiene que ser autónoma. Otro motivo es que sea un problema en el que tengan que intervenir los adultos, pero si son conflictos puntuales entre amigos, estos deben aprender a gestionarlos y a adquirir estrategias para solucionarlos. La intervención del padre o madre, evita que el niño desarrolle habilidades para enfrentarse a distintas circunstancias. En este artículo, te contamos cómo resolver un conflicto entre niños.
  • Efectos en el desarrollo del niño/a en el aula: los efectos escolares de la sobreprotección infantil, no permiten que el desarrollo del niño/a en su aula transcurra con normalidad, ya que el docente puede terminar sintiéndose cohibido o condicionado por los padres, evitando algunas situaciones en las que el menor pueda ejercitar la tolerancia a la frustración.
  • Inculcar miedo: la sobreprotección infantil genera inseguridad del menor hacia sus capacidades y competencias. No se trata de que los padres permitan que se exponga a todo tipo de peligros, pero sí deben mostrar confianza de que su hijo o hija será capaz de lograr lo que se proponga y que, si no lo consigue, siempre va a contar con sus padres para apoyarle.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué es la sobreprotección infantil, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Familia.

Bibliografía
  • García Vega, L. (2020). Castigar no es educar: Todas las ventajas de la Disciplina Positiva. La Esfera de los Libros.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Qué es la sobreprotección infantil
Qué es la sobreprotección infantil

Volver arriba