menu
Compartir

Qué son las habilidades parentales positivas en la primera infancia

 
Por Sara Sanchis. Actualizado: 19 marzo 2021
Qué son las habilidades parentales positivas en la primera infancia

Las habilidades parentales son aquellas características, actitudes y destrezas que son recomendables en los padres para poder ejercer sus paternidades de un modo responsable, respetuoso y positivo. Todas las personas están dotadas internamente con capacidades suficientes para ejercer como buenos padres y madres. Aun así, las peculiaridades personales y los ambientes sociales en los que se desenvuelven, en muchas ocasiones, obstaculizan la posibilidad de manifestar dichas habilidades parentales.

En este artículo de Psicología-online, vamos a ver qué son las habilidades parentales positivas en la primera infancia, cuáles son y la importancia de su desarrollo como medio para favorecer la constitución de sociedades más justas y solidarias.

¿Qué son las habilidades parentales positivas?

Cuando te preguntas qué son las habilidades parentales positivas, la respuesta es que forman parte, junto con las capacidades parentales, de las llamadas competencias parentales que constituyen los recursos y características de que disponen los padres para hacer frente a la crianza de sus hijos e hijas de una manera adecuada. Se constituyen como referentes de seguridad y afecto para ellos y ellas, garantizándoles un desarrollo íntegro y saludable de sus pequeños y pequeñas.

En muchas ocasiones, los términos habilidades parentales, estilos de crianza, parentalidad positiva o estilos de apego son utilizados de manera indistinta para hacer referencia a un mismo concepto global de competencias parentales.

Concretamente, las capacidades parentales hacen referencia a la dotación personal concreta de los padres con respecto a sus conductas parentales. Las habilidades parentales suponen la manifestación práctica de las capacidades parentales. Resulta importante tener en cuenta dicha diferencia de conceptos, ya que es importante anotar que todos los padres y madres están capacitados para ejercer una paternidad positiva con sus hijos e hijas, sin embargo, no todos poseen las habilidades adecuadas ejercitadas para llevarlo a cabo.

Las competencias parentales son la empatía, la capacidad de establecer un apego seguro con los niñas y niñas, modelos de crianza positiva respetuosos, positivos y democráticos y la capacidad de participar en redes sociales para favorecer la socialización de sus hijos e hijas.

Tipos de habilidades parentales positivas en la primera infancia

Las habilidades parentales en la primera infancia deben contribuir a un desarrollo óptimo y positivo de los hijos e hijas para favorecer su completo bienestar. Esto suele darse a través de actitudes y conductas propias de la denominada parentalidad positiva: altruismo, empatía, autoestima, flexibilidad, autogestión emocional, tolerancia, capacidad de establecer relaciones positivas, tolerancia a la frustración, asertividad y capacidad de resolver problemas.

Hay distintas conductas propias de los padres con altas y positivas habilidades parentales. Los tipos de habilidades parentales positivas en la primera infancia son:

  • Establecer vínculos afectivos cálidos: fundamental para ofrecer la sensación de seguridad afectiva en los hijos y las hijas.
  • Entorno estructurado: otorga calma y seguridad interna y externa.
  • Estimulación y apoyo: favorece el desarrollo de las potencialidades internas de los niños y niñas.
  • Reconocimiento: imprescindible para asentar las bases para una autoestima positiva.
  • Capacitación: necesario para inducir la importancia del esfuerzo y desarrollar la capacidad de logro personal y social.
  • Educación sin violencia: debe estar presente indudablemente como requisito imprescindible para crear sociedades justas y no violentas.

Consecuencias de las habilidades parentales en la primera infancia

La importancia de las habilidades parentales en la primera infancia radica en el hecho de la posibilidad de formarlas y desarrollarlas en los padres a través de programas de formación familiar. La adquisición de las habilidades parentales por parte de los padres y madres resulta fundamental por sus consecuencias sociales a medio y largo plazo:

  • Consecuencias primarias: la puesta en práctica de las habilidades parentales en la primera infancia beneficia directamente a la salud física, psicológica y emocional de los hijos e hijas. Favorece un desarrollo más íntegro y saludable en ellos y ellas. Igualmente, los padres y madres se sienten más confiados al adquirir dichas habilidades. Eso les dota de una mayor seguridad y calma a la hora de ejercer su paternidad.
  • Consecuencias secundarias: los padres educan de manera mucho más sosegada y respetuosa a sus hijos e hijas. Con ello, los niños y niñas crecen de modo mucho más calmado y alegre integrando modelos de conducta caracterizados por el respeto, la solidaridad y el afecto real. Todo ello desembocará en que cuando sean adultos sean personas más equilibradas que construirán sociedades mucho más justas y fraternales.

Funciones de la habilidades parentales positivas en la primera infancia

Por otro lado, las habilidades parentales ceben cumplir tres propósitos concretos en su tarea de parentalidad positiva. A continuación, veremos las funciones de las habilidades parentales positivas en la primera infancia:

  1. Función nutriente: ofrecer alimento emocional y sensorial a los hijos e hijas favorece un apego seguro que garantizará su sensación de protección y seguridad afectiva.
  2. Función socializadora: contribuir a la construcción del "sí mismo o misma" y a las interacciones positivas con su entorno. El objetivo es que se conviertan en modelos de aprendizaje constructivos para que los niños y niñas interioricen conductas sociales adecuadas que les permitan funcionar de manera respetuosa y armónica en la sociedad.
  3. Función educativa: utilizar las herramientas culturales adecuadas para transmitir los principios y valores morales y éticos a sus hijos e hijas que les permitan convivir de manera pacífica y respetuosa con sus prójimos, con la naturaleza y con su entorno.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué son las habilidades parentales positivas en la primera infancia, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Familia.

Bibliografía
  • Capano, A. y Ubach, A. (2013). Estilos Parentales, Parentalidad Positiva y Formación de Padres. Revista Ciencias Psicológicas, Vol.7, nº1. Montevideo. Recuperado de: http://www.scielo.edu.uy/scielo.php?pid=s1688-42212013000100008&script=sci_arttext
  • Moya Alulema, M.A. y Pinós Arizaga, G.I. Relación entre las habilidades parentales y el bajo rendimiento académico en una muestra de adolescentes. Artículo de investigación, Desarrollo y Transformación Social. Universidad Internacional SEK. Quito. Recuperado de: https://repositorio.uisek.edu.ec/bitstream/123456789/3779/1/Art%c3%adculo%20Moya%20Alulema%20Mayra%c2%a0A.%20-%20Pinos%20Ar%c3%adzaga%20Gloria%20I..pdf

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Qué son las habilidades parentales positivas en la primera infancia
Qué son las habilidades parentales positivas en la primera infancia

Volver arriba