menu
Compartir

Qué embutidos puede comer una embarazada

 
Por Leidy Mora. 16 junio 2021
Qué embutidos puede comer una embarazada

Al momento de quedar embarazadas, debemos hacer una lista de alimentos que no están permitidos comer por el riesgo que representan para nuestra salud y la del bebé. Entre estos están los embutidos, los aperitivos más provocativos cuando hablamos de antojos.

Por suerte, hay algunos embutidos que si podemos comer por la forma como son elaborados. En este artículo de paraBebés, te diremos qué embutidos puede comer una embarazada, cuáles se deben evitar y cuáles son los riesgos e infecciones a los que nos exponemos al consumirlos durante el embarazo. Es importante tener toda la información al respecto para evitar contratiempos durante la gestación.

Embutidos permitidos en el embarazo

Los embutidos son piezas de carne vacuno o cerdo, preparadas a partir de mezclas de hierbas, condimentos y grasas. Para su elaboración, la pieza pasa por distintos procesos donde se busca mantener intacto su sabor, como es el caso de la curación, donde la pieza cruda es madurada por un tiempo determinado para que pueda ser consumida, sin pasar por calor. Otras, en cambio, son cocidas y ahumadas. Todo depende del producto.

La importancia de su consumo en el embarazo radica en que estos embutidos curados no pasan por un proceso de cocción a altas temperaturas que elimine los agentes patógenos, esto hace que bacterias y parásitos puedan transmitirse al comer estos productos contaminados, poniendo en riesgo el bienestar del embarazo.

Ciertamente, aunque la incidencia de estas enfermedades infecciosas por consumo de embutidos es baja, no se debe desestimar la importancia que tiene, pues estas infecciones suelen ser más fuertes en la embarazada. Algunas infecciones incluso traspasan la barrera placentaria infectando al bebé, como en el caso de la toxoplasmosis y la listeriosis.

Entonces, ¿qué embutido se puede comer en el embarazo? En este sentido, una embarazada solo debe comer embutidos que sean cocidos, es decir, que las altas temperaturas le garanticen que estos gérmenes hayan sido eliminados. Además, debe buscar productos empacados al vacío, que garanticen la higiene y calidad del mismo.

Existen embutidos en el embarazo que se puede comer sin problema. Veámoslos:

  • Jamón cocido y jamón york.
  • Mortadela.
  • Pechuga de pavo.
  • Chopped.
  • Otros jamones de aves cocidos.
  • Bacon cocido o ahumado.
  • En el caso de las salchichas, debes optar solo por salchichas cocidas.

Qué embutidos están prohibidos en el embarazo

En el embarazo no se pueden comer embutidos crudos, es decir, los que no hayan pasado por una cocción a altas temperaturas, como es el caso de los embutidos curados. Entre los embutidos prohibidos en el embarazo están:

  • Jamón serrano.
  • Salchichón.
  • Chorizo.
  • Lomo.
  • Otros como foie gras, pates o productos en gelatina.

También debes evitar el consumo de embutidos secos o semi secos, pues muchas bacterias son resistentes al proceso de salado de los alimentos.

Varios estudios confirman que los gérmenes que puedan tener estos embutidos se eliminan congelándolos a -20ºC por tres días. No obstante, los refrigeradores caseros generalmente no llegan a estas temperaturas de congelación, por lo que se corre el riesgo de que no se eliminen. Además, hay bacterias que son resistentes a bajas temperaturas, como la bacteria causante de la listeriosis, que solo se elimina al cocinar los alimentos a 60ºC.

Riesgos de comer embutidos en el embarazo

¿Qué pasa si como embutido en el embarazo? Los riesgos de ingerirlos durante el embarazo son contraer enfermedades como la toxoplasmosis y la listeriosis, pues los agentes responsables de estas enfermedades permanecen por largos periodos de tiempo en la carne cruda y solo son eliminados a temperaturas por encima de 60ºC. En el embarazo estas infecciones pueden traer graves complicaciones, como malformaciones congénitas y en algunos casos la muerte del bebé.

Toxoplasmosis

Uno de los riesgos de comer embutidos en el embarazo es la toxoplasmosis, una infección zoonótica causada por el parasito Toxoplasma gondii. Se transmite a través del consumo de alimentos contaminados, ya sea con carne cruda del animal que lo hospeda, por el consumo de alimentos o agua contaminada con heces de gato o por transmisión placentaria de la madre al bebé.

En el embarazo es donde esta infección cobra importancia, pues este parásito es extremadamente dañino para el bebé, pues si se contrae en el primer trimestre hay probabilidad de abortos espontáneos, en el segundo trimestre hay afectación del sistema nervioso central y en el tercer trimestre el bebé puede nacer además con problemas a nivel de hígado, pulmón y corazón.

Listeriosis

En relación a la listeriosis, esta enfermedad es causada por una bacteria llamada Listeria Monocytogenes. Se encuentra en alimentos contaminados como carnes cruda y leche sin pasteurizar. Aunque es una infección poco común, puede ser muy grave en la embarazada y en personas de alto riesgo. Se caracteriza por fiebre, escalofríos, dolores musculares y diarrea. Durante el embarazo puede producir aborto espontáneo, muerte fetal y nacimientos prematuros. En bebés recién nacidos infectados, la enfermedad es mortal.

Se debe mencionar que el consumo de embutidos en el embarazo dependerá también, de los resultados del toxotest, una prueba sanguínea que detecta si la madre ya le ha dado toxoplasmosis antes del embarazo. De ser así, la madre ya tiene anticuerpos, por lo tanto, esta infección no supone un riesgo para el embarazo y el médico puede permitirte comer ocasionalmente todos los embutidos.

Aunque muy ricos, los embutidos pueden tener un alto contenido en grasas y sodio, siendo este un factor de riesgo para padecer de obesidad y la hipertensión en el embarazo. Lo importante es no abusar del consumo de los embutidos permitidos y favorecer la alimentación sana y el cuidado de la salud en esta etapa.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué embutidos puede comer una embarazada, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Consejos para embarazadas.

Bibliografía
  • Administración de drogas y alimentos de Estados Unidos FDA. (2017). Seguridad alimentaria para futuras mamás. Guía de Recursos del educador. Recuperado de: https://www.fda.gov/media/76431/download
  • López, C. (2017). Situación actual de la Toxoplasmosis en España. Recuperado de: https://idus.us.es/bitstream/handle/11441/64659/L%C3%93PEZ%20LUNA%2C%20CRISTINA.pdf?sequence=1&isAllowed=y
  • Mayo Clinic. Infección por listeria. Recuperado de: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/listeria-infection/symptoms-causes/syc-20355269

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Qué embutidos puede comer una embarazada
Qué embutidos puede comer una embarazada

Volver arriba