Consejos para embarazadas

¿Puedo comer allioli estando embarazada?

 
Yurisbeth Zanotty
Por Yurisbeth Zanotty. 4 marzo 2024
¿Puedo comer allioli estando embarazada?

El allioli, también conocido como alioli, es una salsa muy famosa en la cocina catalana y mediterránea que tradicionalmente se realiza con ajo, aceite de oliva virgen extra y sal, aunque en algunas ocasiones también puede añadirse huevos o limón a la preparación para ayudar a integrar los sabores y conseguir la textura deseada. La asombrosa combinación de ajo emulsionado y mezclado con aceite, deleita el paladar y por supuesto, agrada a muchas personas. Durante el embarazo es posible que no sepas qué comer o cuales alimentos te conviene evitar, por ello el allioli genera dudas en las mujeres embarazadas.

En el siguiente artículo de paraBebés te explicaremos si puedes comer allioli estando embarazada, los riesgos y beneficios de comerlo y cómo hacerlo de forma segura.

También te puede interesar: ¿Puedo comer sepia estando embarazada?
Índice
  1. ¿Es seguro comer allioli en el embarazo?
  2. Riesgos de comer allioli en el embarazo
  3. Beneficios de comer allioli en el embarazo
  4. Qué pasa si como allioli en el embarazo
  5. Cómo comer allioli en el embarazo de forma segura

¿Es seguro comer allioli en el embarazo?

En la mayoría de ocasiones, el consumo moderado de allioli casero durante el embarazo no está asociado con ningún riesgo para la salud de la madre o del bebé porque, a diferencia de la mayonesa, no suele contener huevo. Por lo tanto, siempre que sea recién hecho o te asegures de que el que compres en el supermercado contenga ingredientes seguros, el allioli es completamente seguro durante esta etapa.

La receta tradicional de allioli contiene aceite de oliva, ajo, un poco de sal para resaltar el sabor y, de forma opcional, una cucharada de zumo de limón. Sin embargo, a pesar de que no debería elaborarse como una mayonesa, algunas personas pueden agregarle yemas de huevo o huevos enteros para conseguir una mejor textura. Aquí es donde radica el problema, ya que los huevos son peligrosos cuando se comen crudos, riesgo que aumenta durante el embarazo.

Por esta razón, es muy importante tomar algunas precauciones para minimizar los riesgos potenciales y asegurarte de que esté fresca, como prepararlo justo cuando vayas a consumirlo y no guardar la salsa sobrante para comer más tarde. De igual modo, se recomienda consumir allioli de forma ocasional en pequeñas cantidades, por ejemplo, entre 1 y 2 cucharadas por semana.

¿Puedo comer allioli estando embarazada? - ¿Es seguro comer allioli en el embarazo?

Riesgos de comer allioli en el embarazo

Lo más importante antes de comer allioli estando embarazada es asegurarte de que esté preparada con huevos pasteurizados, ya que el principal riesgo asociado a su consumo es la presencia de huevos crudos, que pueden contener salmonella. La salmonella se considera especialmente peligrosa porque provoca una infección conocida como salmonelosis, cuyos síntomas incluyen fiebre, diarrea y vómitos.

Por otro lado, los ingredientes también podrían provocar algunos reacciones:

  • Riesgos de intoxicación alimentaria: evita consumir allioli casero con huevos crudos o preparado en lugares de los cuales no estés segura dе la higiene γ calidad dе los ingredientes utilizados. Ten cuidado con el producto que adquieres en el supermercado o los que se preparan en restaurantes. En el caso del allioli procesado o de marca, al estar tratado térmicamente, no hay riesgo de intoxicación.
  • Efectos anticoagulantes: el consumo de grandes cantidades de ajo, uno de los ingredientes principales, puede tener efectos anticoagulantes que aumentan el riesgo de sangrado.
  • Molestias estomacales: el ajo, un ingrediente principal del allioli, puede causar molestias estomacales en algunas personas, especialmente si se consume en grandes cantidades. Esto puede incluir acidez estomacal o malestar gastrointestinal, que podrían ser más pronunciados durante el embarazo debido a los cambios hormonales.
  • Alergias o intolerancias: algunas personas pueden ser alérgicas al ajo, huevos u otros ingredientes utilizados en el allioli. Si tienes alergias alimentarias conocidas, es fundamental revisar los ingredientes cuidadosamente antes de consumir allioli.
  • Elevado aporte calórico y graso: el aceite de oliva es una fuente de grasas saludables, pero también de calorías, por lo que te recomendamos moderar su consumo para controlar el aumento de peso excesivo durante esta etapa, así como otros alimentos ricos en grasas.

Por otro lado, y aunque esto puede ser más una molestia que un riesgo directo para la salud, el ajo también puede contribuir al mal aliento. En este sentido, durante el embarazo a menudo puedes ser más sensibles a los cambios en la salud bucal debido a las fluctuaciones hormonales.

Beneficios de comer allioli en el embarazo

Por lo general, el allioli es una salsa saludable que puedes incluir en la dieta durante el embarazo, puesto que el ajo y el aceite proporcionan nutrientes importantes para los bebés. No obstante, para reducir riesgos deberás asegurarte de que esté elaborada con la receta tradicional.

Además de ser deliciosa, el allioli tradicional aporta vitaminas, minerales y ácidos grasos, entre ellos:

  • Propiedades antibacterianas, antivirales y antiinflamatorias: el ajo tiene propiedades antibacterianas, antivirales y antiinflamatorias. Por otro lado, el ajo también contribuye a mejorar la circulación sanguínea, un hecho muy interesante para prevenir la hipertensión arterial durante el embarazo o la preeclampsia.
  • Contiene vitaminas E y C: el aceite de oliva es rico en vitamina E y es un antioxidante importante para la salud del feto. Por su parte, el ajo contiene vitamina C, que ayuda a fortalecer el sistema inmunológico dañado durante el embarazo y a prevenir enfermedades.
  • Aporta ácidos grasos esenciales: la grasas saludables del allioli aportan ácidos grasos esenciales beneficiosos para el desarrollo fetal. En este sentido, aceite de oliva es rico en ácidos grasos exclusivos cardiovasculares saludables.
  • Contiene hierro, calcio y potasio: los minerales como el hierro, calcio y potasio son positivos para la embarazada y correcto desarrollo del feto.

Qué pasa si como allioli en el embarazo

Si consumes allioli en el embarazo y no tomas las precauciones necesarias, existe un pequeño riesgo de que puedas contraer salmonelosis. Los síntomas de la salmonelosis suelen aparecer entre 12 y 72 horas, después de la ingesta del alimento contaminado y pueden durar hasta una semana.

En este sentido, en algunos casos el allioli puede ser peligroso por su contenido de huevos crudos, que podrían llegar a infectar a la madre con salmonelosis y tener graves consecuencias para el feto, entre ellas la posibilidad de ocasionar un aborto espontáneo. En cualquier caso, si experimentas síntomas de salmonelosis durante el embarazo, es importante que consultes a tu médico de inmediato.

Cómo comer allioli en el embarazo de forma segura

A continuación encontrarás algunas recomendaciones para comer allioli en el embarazo de forma segura:

  • Prepara allioli en casa con huevos frescos y pasteurizados: los huevos pasteurizados han pasado por un proceso para matar la bacteria salmonella. Puedes encontrar huevos pasteurizados en la mayoría de los supermercados.
  • Evita el allioli comercial o de dudosa procedencia: el allioli comercial generalmente contiene huevos crudos y es mejor evitarlo durante el embarazo.
  • Cocina el ajo: Si no quieres utilizar huevos crudos, puedes cocinar el ajo antes de añadirlo al allioli. Esto ayuda a reducir el riesgo de salmonelosis.
  • Guarda el allioli en el refrigerador: el allioli debe guardarse en un recipiente hermético en el refrigerador y consumirse dentro de los 2 a 3 días posteriores a su preparación. Consejos adicionales:
  • Mantén una buena higiene en la cocina: lava bien tus manos antes de manipular los alimentos.
  • Observa cómo reacciona tu cuerpo: cada persona puede reaccionar de manera diferente a ciertos alimentos durante el embarazo. Si experimentas molestias digestivas, acidez estomacal u otras reacciones adversas después de consumir allioli, es posible que desees limitar su consumo.

Por otro lado, evita consumir allioli acompañado de otros alimentos que puedan suponer un riesgo para tu salud o la de tu bebé, como carnes crudas o poco cocidas que puedan contener salmonela, aves de corral crudas o poco cocidas, huevos crudos o poco cocidos y leche sin pasteurizar. Si tienes preocupaciones específicas sobre tu dieta durante el embarazo, es crucial discutir tus opciones y preferencias alimenticias con tu médico o profesional de la salud.

En definitiva, es seguro comer allioli durante el embarazo siempre que se tomen las precauciones necesarias para evitar la salmonelosis. Ante todo, recuerda que lo más importante es tener un embarazo saludable y seguro, para ti y para tu bebé.

¿Puedo comer allioli estando embarazada? - Cómo comer allioli en el embarazo de forma segura

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Puedo comer allioli estando embarazada?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Consejos para embarazadas.

Bibliografía
  • Madjunkov M, Chaudhry S, Ito S. Listeriosis during pregnancy. Arch Gynecol Obstet. 2017 Aug; 296(2): 143-152. doi: 10.1007/s00404-017-4401-1.
  • Martínez P, Martín E, Velamazán D. Listeriosis y gestación. Revisión de la evidencia científica actual. Matronas hoy. 2016; 4(2):36-46.
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
¿Puedo comer allioli estando embarazada?