Compartir

Mi bebé comía muy bien y ahora no quiere comer, ¿por qué?

 
Por Eva Martínez Fierro. Actualizado: 6 marzo 2020
Mi bebé comía muy bien y ahora no quiere comer, ¿por qué?

A lo largo del desarrollo, los bebés, niños y niñas pasarán por ciertas crisis y brotes de crecimiento que afectarán directamente a su alimentación. Pueden pasar de comer fenomenal, a no querer comer absolutamente nada o a volverse muy selectivos con los alimentos que les ofrecemos. ¿Cuál es nuestro papel como adultos en estos casos? ¿qué podemos hacer para que nuestro hijo o hija coma?

En este artículo de paraBebés vamos a ver qué pasa si nuestro bebé no quiere comer nada, causas por las que un bebé no quiere comer de repente a los 2, a los 3 meses, a los 4 meses, a los 7 meses y al año de edad. También indicaremos pautas y consejos para cuando un bebé no quiere comer.

Mi bebé no quiere comer nada

La alimentación infantil es una de las cuestiones que más preocupan a las familias hoy en día. Desde el momento del nacimiento, los padres y madres muestran una gran preocupación por que sus hijos e hijas se alimenten de una forma adecuada y que acepten alimentos de todo tipo.

Los primeros 6 meses de vida, esta cuestión es más sencilla de llevar a cabo, ya que los bebés se alimentan únicamente de leche materna o de fórmula.

Una vez que empieza la alimentación complementaria, muchos niños y niñas muestran rechazo a los alimentos que se les presentan creando una gran angustia a sus progenitores. La alimentación es un proceso que necesita un tiempo de adaptación progresivo por parte del bebé, que tendrá que ir acostumbrándose a nuevos sabores y texturas que se irán incorporando a su dieta. Pero, en este momento, debemos plantearnos una cuestión: ¿el bebé no come nada o no come lo que a nosotros nos gustaría que comiera?

Su estómago es muy pequeño y no podemos crearnos altas expectativas en cuanto a la cantidad que deben ingerir. Comerán lo que necesiten. Si nuestro hijo o hija rechaza cualquier tipo de alimento, presentado en diferentes formatos (sólido o triturado) y se niega a comer, en un principio no debería preocuparnos, ya que hasta el año de edad su alimento principal es la leche materna o la leche de fórmula, por lo que, de momento, sus necesidades nutricionales están cubiertas.

Causas por las que un bebé no quiere comer de repente

Son muchos los motivos que llevan a los bebés a dejar de comer en ciertos períodos de tiempo. Entre el nacimiento y los 6 meses de edad, las causas más frecuentes de dejar de comer suelen ser por crisis de lactancia o por la salida de los primeros dientes. Las crisis de lactancia suelen ser más evidentes en aquellos bebés alimentados con leche materna, pero también las pueden presentar los que toman leche de fórmula. Vamos a ver las causas por las que un bebé no quiere comer en diferentes meses:

2 meses

Alrededor de las 7 semanas de vida, se produce una crisis de lactancia en la que el bebé necesita mayor cantidad de leche para su crecimiento. La leche materna, por su parte, cambia de composición para adaptarse a las necesidades del bebé y, también, se modifica ligeramente su sabor. El bebé llora cuando come, le cuesta agarrarse al pecho, arquea la espalda… con esto consigue aumentar la producción de leche aunque, a vista de los adultos, de la sensación de que no quiere comer.

3 meses

Si el bebé no quiere comer de repente a los 3 meses de edad aproximadamente, puede deberse a la crisis de crecimiento más marcada en los lactantes. El bebé no come tan a menudo y reduce el tiempo de las tomas. Los padres y madres confunden este hecho con que el bebé no come, pero él ya sabe succionar perfectamente y extrae la leche muy rápido. Además, empieza a recibir los estímulos del exterior con mucha claridad, lo que hace que se distraiga con facilidad. Hace años, cuando no se sabían todas estas cosas, la mayoría de los bebés eran destetados a esta edad, ya que coincidía con el total establecimiento de la lactancia materna, donde las mujeres dejan de notar los pechos duros y, sumado al comportamiento de los hijos e hijas, se atribuía a una retirada de leche. Hoy en día, se sabe que es una crisis que puede durar hasta un mes, por lo que solo queda tener paciencia.

4 meses

Con esta edad, los bebés pasan por una crisis de sueño que se traduce en múltiples despertares que afectan a la alimentación, ya que la succión les relaja, pero muchas veces no quieren comer.

7 meses

Si el bebé no quiere comer de repente a los 7 meses de edad, puede deberse a que la alimentación complementaria ha empezado hace un mes, aproximadamente, y muchos niños muestran gran interés por los nuevos alimentos, aunque coman muy poquita cantidad, y pueden rechazar la leche momentáneamente.

1 año

Se produce una desaceleración en su crecimiento, ya que no pueden seguir evolucionando al ritmo vertiginoso que lo hacían hasta ahora. Al crecer menos, también necesitan ingerir menos cantidad de calorías y, además, se vuelven más selectivos con los alimentos. Normalmente, la demanda de leche se mantiene o, incluso, aumenta.

Además de estas crisis de crecimiento, los niños y niñas que pasen por alguna enfermedad o dolencia, pueden mostrar inapetencia durante días. Por tanto, otra de las causas por las que un bebé no quiere comer de repente puede ser un problema de salud o malestar. Vamos a ver a continuación qué hacer si nuestro bebé no quiere comer.

Qué hacer si mi bebé no quiere comer

Como podemos ver, nuestro bebé puede dejar de comer, como lo hacía habitualmente, de un momento a otro, por múltiples causas. Lo que debemos valorar, es que nuestro bebé esté activo y contento, signos que nos mostrarán que lo poco que come, es suficiente en su etapa de desarrollo. Aquí te dejamos unas pautas a tener en cuenta ante esta situación:

  • No obligar a comer: cuanto más forcemos a los niños y niñas peor. No queremos crear una relación negativa con la comida.
  • Seguir ofreciendo variedad y con diferentes presentaciones: a mayor oferta de comida, mayores posibilidades habrá de que coma en algún momento. Aquí encontrarás ideas de papillas para bebés de 6 meses y 10 ideas de desayunos para bebés de 1 año.
  • No usar la comida como premio o castigo ni enfadarse si no come.
  • Predicar con el ejemplo: comer en familia, que vea como comen las personas de su entorno, fomentará su imitación y favorecerá sus ganas de comer.
  • Respetar los signos de saciedad: si nuestro bebé no quiere comer más, no presionarle. Por mínima que sea la cantidad que coma, es suficiente para él.
  • Evitar distracciones como la televisión o los teléfonos que puedan desviar su atención de la comida.
  • Paciencia: será nuestra mejor aliada para afrontar estas situaciones.

En el siguiente artículo encontrarás otros Consejos para que los niños muestren interés en los alimentos sólidos.

No obstante, desde paraBebés te recomendamos que acudas al pediatra o a la pediatra ante cualquier tema que te preocupe sobre tu hijo o hija, ya que debe valorar cada caso particular y descartar algún tipo de patología.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi bebé comía muy bien y ahora no quiere comer, ¿por qué?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Alimentación del bebé.

Bibliografía
  • Coulthard, H., Emmett, P., Harris, G. (2017). ¿Existen períodos sensibles para la aceptación de alimentos en la infancia?, 5(1):75-85. DOI 10.1007 / s13668-017-0203-0
  • Gomez M. (2018). Recomendaciones de la Asociación española de pediatría sobre la alimentación complementaria. Recuperado de https://www.aeped.es/comite-lactancia-materna/documentos/recomendaciones-aeped-sobre-alimentacion-complementaria
  • Padró, A (fecha desconocida). Crisis o brotes de crecimiento. Recuperado de: https://albalactanciamaterna.org/lactancia/tema-4-cuando-los-ninos-crecen/crisis-o-brotes-de-crecimiento/

Escribir comentario sobre Mi bebé comía muy bien y ahora no quiere comer, ¿por qué?

¿Qué te ha parecido el artículo?

Mi bebé comía muy bien y ahora no quiere comer, ¿por qué?
Mi bebé comía muy bien y ahora no quiere comer, ¿por qué?

Volver arriba