Compartir

Semana 26 de embarazo

 
Por Equipo editorial. Actualizado: 14 agosto 2019
Semana 26 de embarazo

Si estás embarazada, ¡enhorabuena! Ya has pasado la mitad del embarazo, de hecho, estás finalizando el segundo trimestre y preparándote para entrar en el último trimestre y recta final. En la semana 26 de embarazo ocurre uno de los hechos más impactantes del embarazo: empezar a visualizar los movimientos del bebé en la superficie de la barriga.

En paraBebés te explicamos todo lo que ocurre en la semana 26 de embarazo: síntomas, desarrollo, cambios y cuidados.

También te puede interesar: Semana 1 de embarazo

Semana 26 de embarazo: ¿cuántos meses son?

Los ginecólogos, actualmente, empiezan la cuenta de las semanas de embarazo en la primera semana del ciclo menstrual, es decir, en la fecha de la última menstruación. Sin embargo, la gestación empieza más tarde, pues tras la menstruación debe ocurrir la ovulación, la fecundación y la implantación. Cuando empieza la gestación, empieza a contar la edad gestacional, que es diferente a las semanas de embarazo. Por ello, puede ser confuso calcular los meses de embarazo en base a las semanas y es normal que te preguntes "en la semana 26 de embarazo, ¿cuántos meses son?" Son 6 meses de embarazo y pertenece al segundo trimestre.

¿Qué pasa en la semana 26 de embarazo?

A las 26 semanas de embarazo el bebé sigue su desarrollo, el útero crece y la madre presenta los síntomas del embarazo, que son molestos debido al tamaño de la barriga y la presión que ejerce el crecimiento del útero. Es posible observar los movimientos del bebé en la superficie de la barriga. Por otro lado, el bebé ya presenta detalles como el color del iris de los ojos.

Semana 26 de embarazo: síntomas y signos

¿Qué se siente en la semana 26 de embarazo? Sentirás al bebé y sus intensos movimientos, además, sentirás los síntomas derivados de la presión que ejerce el crecimiento del útero, sobre la vejiga, los nervios y el sistema circulatorio.

  • Ganas de orinar frecuentes: de debe a la presión que ejerce el útero sobre la vejiga, pues el útero cada vez es mayor.
  • Tobillos y pies hinchados: la barriga cada vez pesa más y repercute en el cuerpo. Es habitual que los pies y tobillos se hinchen, especialmente si es verano.
  • Dolor de espalda: el aumento de la barriga afecta a la repartición del peso del cuerpo y es habitual padecer dolores en la espalda.
  • Contracciones de Braxton-Hicks: pequeñas contracciones en las que el útero se contrae entre 30 y 60 segundos y sirven como preparación para el parto.
  • Pesadez en las piernas.
  • Dolor de cabeza.

Cambios en tu cuerpo

  • El útero crece: en esta semana mide aproximadamente 26 centímetros y seguirá creciendo un centímetro cada semana.
  • La areola se oscurece: aumenta su tamaño y se vuelve más oscura.
  • Glándulas de Morgagni: aparecen pequeños bultos que segregan una sustancia para lubricar y proteger el pecho durante el embarazo y la lactancia.
  • Aparecen estrías: marcas en la piel totalmente normales debido a la tensión que sufre esta.

26 semanas de embarazo: peso de la madre

El peso va aumentando progresivamente, del mismo modo que crece el bebé y la barriga. En este punto, se debería aumentar aproximadamente 350 gramos por semana y acabar el embarazo con unos 10 quilos más que en el inicio del mismo.

Desarrollo del bebé en la semana 26 de embarazo

El bebé sigue su crecimiento y desarrollo. Algos de los hitos más importantes del desarrollo del bebé en la semana 26 de embarazo son los siguientes:

  • La piel, que hasta el momento era fina y traslúcida, cada vez es más gruesa y opaca.
  • Se pigmenta el iris del ojo gracias a los melanocitos, unas células que producen melanina.
  • El bebé tiene ciclos de sueño y vigilia. Aunque pasa muchas horas dormido.
  • Su sistema nervioso sigue madurando y se van desarrollando capacidades como controlar la temperatura corporal y realizar movimientos respiratorios. Aunque todavía no respire, irá practicando los movimientos.
  • Acumula tejido adiposo bajo la piel, un mecanismo que le ayudará a mantener el calor una vez fuera de la madre.
  • Ingiere líquido amniótico, aproximadamente medio litro diario, que le permite seguir desarrollando el sistema digestivo y respiratorio.

¿Cuánto pesa y mide el bebé?

A la semana 26 de embarazo el bebé mide unos 35,6 centímetros y pesa 760 gramos aproximadamente. Teniendo en cuanta que si es niño puede ser que pese un poco más.

Movimientos del bebé

En la semana 26 de embarazo, los movimientos del bebé siguen siendo notables e intensos, además, pueden apreciarse desde el exterior. Seguramente, los podrás visualizar en la superficie de la barriga. Puede moverse y estirarse como reacción a una posición de la madre en la que no se encuentra cómodo. Sin embargo, cada vez tiene menos espacio para moverse. En la semana 26 de embarazo, el bebé se coloca en posición fetal, es decir, con las piernas y brazos flexionados hacia el tórax y también empieza a a practicar el movimiento de succión con los labios.

Semana 26 de embarazo - Desarrollo del bebé en la semana 26 de embarazo

Cuidados en la semana 26 de embarazo

Durante el embarazo conviene realizar un seguimiento médico y seguir las pautas que dicten los profesionales de la salud en cada caso. En cuanto a los consejos generales y recomendaciones en la semana 26 de embarazo, encontramos los siguientes:

Pruebas médicas en la semana 26 de embarazo

  • Test de sobrecarga oral de glucosa: cuando los resultados de la prueba O'Sullivan indican que existe alguna alteración, se realiza el test de sobrecarga oral de glucosa para confirmar o no el diagnóstico de la diabetes gestacional.
  • Tensión arterial: en la semana 26 de embarazo se controla la tensión arterial.
  • Análisis de orina: también se realiza un análisis de orina para examinar si hay proteínas en la orina, signo de preeclampsia, una complicación grave del embarazo que puede conllevar riesgos para la madre y el bebé.

Alimentación en la semana 26 de embarazo

  • Alimentación saludable: dieta que incluya los nutrientes necesarios. Es preferible consumir alimentos con fibra y bajos en grasa para prevenir la diabetes gestacional. También es importante consumir las cantidades suficientes de calcio, omega 3, vitamina B12, yodo y ácido fólico.
  • Hierro: consumir especialmente alimentos que contengan hierro, para evitar la anemia, como por ejemplo carne y legumbre.
  • No se debe consumir carne ni pescado crudo, ni embutido, patés, huevo crudo, ni lácticos sin pasteurizar para evitar el riesgo de contagio de toxoplasmosis.
  • Disminuir la ingesta de pescados con alto contenido de mercurio como el atún y el pez espada.
  • Lavar bien las frutas y verduras, así como las manos y los utensilios que están en contacto con los alimentos.

Recomendaciones la semana 26 de embarazo

  • Piel hidratada y seca: se recomienda aplicar crema hidratante para mantener la piel de la barriga hidratada y aliviar la tirantez y el picor. Además de mantener la piel hidratada, también es importante mantenerla seca, especialmente en los pliegues, para evitar que se irrite.
  • Actividad física: realizar ejercicio durante el embarazo ayuda a mantenerte saludable. Se recomienda realizar unos 30 minutos diarios de ejercicio moderado. También ayudará a prevenir la diabetes gestacional.
  • Para aliviar la ciática se recomienda aplicar frío las primeras 48 horas y después calor, así como caminar, nadar, practicar yoga y no pasar demasiado tiempo en la misma posición.
  • Si viajas en coche, debes utilizar el cinturón de seguridad, ya que también es obligatorio para embarazadas, siempre y cuando el médico no diga lo contrario.
  • Seguimiento del peso: se recomienda acabar el embarazo con 10 quilos más de los que se inició. Es importante llevar un control del peso y se observa un aumento muy por encima de los valores considerados normales, se deberá detectar la causa y aplicar las medidas necesarias.
  • Ropa y calzado cómodo: es importante utilizar ropa holgada y confortable, así cómo calzado adecuado para no agravar los dolores de espalda. Otro aspecto importante en cuanto a la ropa es el sujetador: es necesario un sujetador adecuado que no agrave las molestias del pecho.
  • Dormir y descansar correctamente las horas necesarias.
  • Limitar el consumo de café, te y bebidas estimulantes.
  • Eliminar las sustancias tóxicas como el alcohol, el tabaco y otras drogas.

Si deseas leer más artículos parecidos a Semana 26 de embarazo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Embarazo semana a semana.

Bibliografía
  • Rodríguez, J. G. (1998). Prevención y control de la carencia de hierro en la embarazada. Revista Cubana Aliment Nutr, 12(2), 125-33.

Escribir comentario sobre Semana 26 de embarazo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Semana 26 de embarazo
1 de 2
Semana 26 de embarazo

Volver arriba