Compartir

Cómo quitar las náuseas en el embarazo

 
Por Sheila Peón. 30 junio 2020
Cómo quitar las náuseas en el embarazo

Las náuseas son una afección bastante común durante el embarazo. Las sufren la mayoría de las mujeres al menos en alguna ocasión desde las primeras semanas, debido al gran cambio hormonal que supone estar creando vida. De hecho, algunas mujeres intuyen que pueden estar embarazadas al sentir náuseas ante determinados olores o sabores con los que antes no les pasaba, por lo que se convierte en uno de los síntomas más tempranos, a veces haciéndose demasiado molesto.

En este artículo de paraBebés vamos a ver cómo son las náuseas de embarazo, en qué momento comienzan, por qué razón aparecen las náuseas durante la gestación, cómo se pueden evitar y de qué formas se pueden aliviar con total seguridad.

Cómo son las náuseas de embarazo

Las náuseas de embarazo son también conocidas como “náuseas matutinas”, aunque este nombre no sea del todo cierto porque pueden aparecer en cualquier momento del día, no necesariamente solo por las mañanas.

Estas náuseas se sienten como un repentino malestar en el estómago junto con ganas de devolver, que pueden terminar en vómito o no, y en alguna ocasión se puede acompañar de mareos. Pueden surgir de forma inesperada sin causa aparente, mientras se viaja en algún medio de transporte o después de un olor o sabor en concreto que produzca asco en la embarazada.

Cuándo empiezan las náuseas en el embarazo

Esto va a depender de cada organismo, pero generalmente estas molestas náuseas suelen comenzar en la 5ª semana de embarazo, situándose su pico máximo alrededor de la semana 9. El pico máximo significa que el nivel de una de las hormonas causantes se encuentra en lo más alto, por lo que pueden hacerse mucho más frecuentes y molestas.

A partir de ese pico máximo, va descendiendo poco a poco su frecuencia hasta desaparecer, en algunos casos, alrededor de la semana 16. En otros casos, aunque por suerte no muy frecuentes, las náuseas no llegan a desaparecer hasta que el embarazo finaliza.

Por qué se dan las náuseas en el embarazo

La principal causa de las náuseas durante el embarazo es el gran cambio hormonal al que está sometido el cuerpo de la futura mamá.

Una hormona producida por la placenta, llamada gonadotropina coriónica humana (GCH) se empieza a producir poco después de que el óvulo ya fecundado anide en el útero. Esta hormona es la que se detecta en las pruebas de orina, que si existe embarazo aparecerán las dos famosas rayitas. Además, la GCH es la principal responsable de todos los síntomas tempranos del embarazo, entre ellos las náuseas, y a medida que sus niveles van descendiendo también lo hacen estos síntomas.

Las mujeres que tienen niveles más altos de esta hormona (por ejemplo si el embarazo es múltiple) por lo general van a sufrir más náuseas y vómitos que las demás.

Cómo evitar las náuseas en el embarazo

Como hemos visto, las náuseas durante la gestación se deben a la acción de una de las hormonas que hacen que el embarazo siga su curso normal, por lo que no podemos influir sobre ella y de forma directa no podemos evitar esas molestas náuseas. Hay mujeres que las sufrirán en mayor medida que otras, y no hay de lo que preocuparse ya que estas no afectan al bebé, salvo que se vomite intensamente en repetidas ocasiones durante el día, exista riesgo de deshidratación y se pierda peso, donde sí que sería necesario un tratamiento médico.

Lo que sí que podemos hacer es intentar llevarlas de la mejor manera posible, aliviarlas cuando ya estén instauradas e intentar reducirlas lo máximo que se pueda, como veremos en el próximo apartado.

Cómo aliviar las náuseas en el embarazo

A continuación vamos a ver unos cuantos consejos para tolerar y sobrellevar mejor las náuseas propias del embarazo:

  1. Llevar una dieta sana y equilibrada. En la dieta de una mujer embarazada debe consumirse abundante verdura, fruta, pescado, yogures y cereales, evitando todo lo posible alimentos muy grasos, fritos, muy condimentados o ultraprocesados, que no ayudan a realizar unas buenas digestiones, sino que hacen que sean más lentas. Las mejores formas de cocinar son a la plancha, al horno o al vapor. Aquí encontrarás los alimentos prohibidos en el embarazo y el por qué.
  2. Realizar comidas ligeras. Aléjate de las comidas copiosas y opta por comer de manera más frecuente en pequeñas porciones, ya que cuanto más tiempo se pase en ayuno más fácil será que aparezcan las náuseas.
  3. Cuidar la hidratación. Bebe sorbos de agua y líquidos saludables cada cierto tiempo para prevenir además la acidez típica de esta etapa.
  4. Preparar en la mesita de noche alimentos de “emergencia”. Al despertarse por la mañana, es cuando se tienen los niveles de glucosa más bajos en sangre, lo que puede provocar que no te sientas bien y algún mareo. Antes de levantarte de la cama, come algún alimento seco y salado como pan tostado o galletas.
  5. No realizar movimientos bruscos. Cuando vayas a levantarte de la cama, del sofá o de una silla, hazlo despacio para evitar una bajada de tensión brusca al cambiar de postura tan rápido.
  6. Airear a menudo el ambiente del hogar. Los olores estancados en las habitaciones puede provocar una sensación desagradable en las embarazadas.
  7. Consumir galletas o infusiones de jengibre. Está demostrado que el jengibre ayuda a disminuir las náuseas. Su consumo se recomienda al principio de la gestación en muy pequeñas cantidades (como máximo 1 gramo fresco al día). Aquí encontrarás cómo tomar el jengibre en el embarazo.
  8. Reposar la comida. Hay que procurar esperar un tiempo después de comer antes de irse a dormir, ya que son más probables los reflujos.
  9. Descansar cuando lo pida el cuerpo. El embarazo, sobre todo en el primer trimestre, puede causar más sueño de lo habitual. Por ello, conviene de vez en cuando echarse una pequeña siesta si te lo puedes permitir, ya que con el cansancio se tiene más riesgo de sentir náuseas.
  10. Masticar chicle. Muchas mujeres se sienten más aliviadas cuando mastican chicle de menta, pero se debe optar por chicles sin azúcar para cuidar el peso y evitar la diabetes gestacional.
  11. Evitar medios de transporte que puedan provocar mareos. El movimiento de los barcos, los autobuses llenos de personas o viajes en coche con muchas curvas pueden provocar mareos, náuseas y vómitos, sobre todo si ya eres propensa antes de quedarte embarazada.
  12. Conocer lo que produce repulsión. Durante el embarazo, puede que un alimento u olor concreto que antes te agradaba o simplemente te resultaba indiferente, se haya transformado en algo que te produce rechazo o asco, incluso puede llegar a provocar náuseas o vómitos. Si lo conocemos, podremos evitarlo previamente.
  13. Eludir ambientes o lugares de altas temperaturas. Si nos encontramos en la piscina, en la playa o en la calle durante el verano lo mejor es quedarse en la sombra, y rehuir de ambientes demasiado calurosos si no se dispone de aire acondicionado, ya que pueden provocar bajadas de tensión, golpes de calor, deshidratación, mareos, náuseas, entre otros.
  14. Alejarse de los olores demasiado fuertes y desagradables. En estos meses no es buena idea acercarse a vertederos, depuradoras o explotaciones de ganado, ya que favorecerán la aparición de naúseas.
  15. Dejar a un lado el estrés. Llevar un ritmo de vida demasiado estresante empeora los síntomas propios del embarazo, por lo que conviene relajarse y practicar alguna técnica de relajación, meditación o yoga unos minutos cada día. Aquí encontrarás estrategias para gestionar el estrés.
  16. Evitar lugares con grandes concentraciones de personas. Los conciertos, manifestaciones, centros comerciales en periodos de rebajas, etc. Hacen que en un mismo lugar se concentren muchas personas a la vez, lo que puede producir un gran agobio a la futura mamá y llegar a sentirse mal.
  17. Probar cubitos de hielo. El hecho de chupar cubitos de hielo disminuye las náuseas. Para añadir un poco de sabor, puedes probar a añadir un poco de zumo de limón cuando se vayan a preparar.
  18. Piruletas de sabores. Existen en el mercado unos caramelos llamados “Preggie pops” utilizados para reducir las náuseas. Hay de diferentes sabores: limón, manzana, frambuesa, entre otros.
  19. Acupuntura. Algunas mujeres embarazadas notan alivio cuando las tratan con acupuntura, es decir, inserción de agujas finas en determinados puntos del cuerpo. Aunque en realidad no tiene evidencia científica de su eficacia.
  20. Acupresión. Se trata de un antiguo método oriental que consiste en ejercer una presión con los dedos u otros dispositivos (bandas, pulseras…) sobre el interior de la muñeca. Al igual que la anterior, no cuenta con evidencia científica.
  21. Medicación específica para las náuseas del embarazo. Si después de todos estos consejos no sientes alivio o no consigues mantener a raya esas molestas náuseas, tu médico puede recetarte un fármaco en pastilla o en jarabe que no compromete la salud del bebé y ayuda mucho a reducir los síntomas. Son los conocidos “Cariban” y “Emenea”.

 

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo quitar las náuseas en el embarazo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Consejos para embarazadas.

Bibliografía
  • American Pregnancy Association. (2015). Alivio de las náuseas del embarazo: tratamiento y suplementos.
  • Sevilla Martínez, M.; (2016). Nutrición para corregir las náuseas en el embarazo.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo quitar las náuseas en el embarazo
Cómo quitar las náuseas en el embarazo

Volver arriba