Compartir

Caca con moco en bebés: por qué y qué hacer

 
Por Sheila Peón. 17 febrero 2020
Caca con moco en bebés: por qué y qué hacer

Las cacas de los bebés son muy variables: hoy puede que nos encontremos en el pañal unas heces de determinadas características, y a la mañana siguiente pueden cambiar completamente en cuanto a forma, color, consistencia y en su aspecto en general, e incluso presentando a veces una cierta mucosidad que desconcierta y preocupa a los padres y a las madres. ¿Nos tenemos que preocupar? ¿Es grave que aparezcan mocos en las deposiciones de los bebés?

En este artículo de paraBebés vamos a resolver las dudas. Veremos por qué razón sale moco en las heces de un bebé, qué pueden indicar las deposiciones con moco acompañado de gases, estreñimiento o diarrea y qué debemos hacer si el bebé ha hecho caca con moco.

También te puede interesar: Mi bebé no hace caca: por qué y qué hacer

Por qué sale moco en las heces

¿Por qué motivos puede aparecer mucosidad en las heces de los bebés? Las causas dependerán de la cantidad y el color de los mocos.

Si se observa una cantidad pequeña de moco en nuestras heces o en las de nuestros bebés, lo habitual es que no se trate de ninguna patología. Esta mucosidad es producida por nuestro intestino para mantenerlo lubricado, favoreciendo así el movimiento de las heces por el final del aparato digestivo. Pero si por el contrario aparece de forma abundante o excesiva, puede que indique que existe algún problema que hay que analizar.

El moco en unas cantidades normales, puede aparecer recubriendo en parte a las deposiciones y se puede presentar en diferentes tonalidades: blanco, verde, amarillo o transparente, haciéndose más visible en los casos de catarros y/o diarreas. Mucha mucosidad que el bebé no puede expulsar a través de la nariz o la boca, pasa al estómago y se observa más tarde en las cacas, siendo esta una de las vías de eliminación.

Moco en las heces con gases, estreñimiento o diarrea

En el caso de que aparezca mucosidad en las heces y se acompañen de gases, estreñimiento o diarrea, puede ser debido a varias causas:

  • Intolerancia, alergia o mal absorción de alimentos. Estas situaciones, como la intolerancia a la lactosa o la alergia a la proteína de la leche de vaca, provocan un aumento de la cantidad de moco en las deposiciones, además de estreñimiento o diarrea, gases e hinchazón de vientre, por culpa de la inflamación que se desencadena en las paredes del intestino. Si te preguntas si la leche materna tiene lactosa la respuesta es sí.
  • Gastroenteritis. Es una infección causada por un virus estomacal o una bacteria, que ocasiona diarrea, vómitos, dolor en el abdomen y fiebre.
  • Fisura en el ano. Es un pequeño desgarro en la mucosa del ano, que se acompaña a veces de un ligero sangrado, dolor y moco. Está producida sobre todo por defecar heces duras y de gran tamaño, habituales si el bebé está estreñido.
  • Obstrucción intestinal. Se trata de un bloqueo que impide que pase con normalidad el material digestivo a través de los intestinos, generando estreñimiento y mucosidad.
  • Enfermedad de Crohn. Es una patología de carácter inmunológico que produce inflamación en mayor parte sobre el colon.
  • Colitis ulcerosa. Se caracteriza por la inflamación y la aparición de úlceras en el colon, provocando una irritación con dolor, diarreas y mucosidad en las heces.

Qué hacer si el bebé hace caca con moco

En principio no hay que darle mucha importancia si la cantidad no es excesiva, sobre todo si el bebé está acatarrado en ese momento ya que, como hemos visto antes, parte de los mocos se eliminan a través de las cacas.

Sin embargo, si esta mucosidad en las deposiciones aumenta considerablemente o si se acompaña de otros síntomas como dolor intenso de barriga, sangre, hinchazón del vientre o diarrea que no termina por desaparecer, habrá que llevar al pequeño o pequeña al pediatra para conocer el origen y poder tratarlo correctamente, ya que estos síntomas pueden ser indicios de patologías más graves.

  • Si la causa es una intolerancia, alergia o mal absorción de algún alimento, la solución será evitar dichos alimentos. Por ejemplo, si el niño o la niña son alérgicos a la proteína de la leche de vaca, se deberá eliminar de la dieta los lácteos y sus derivados, así como en intolerancias a la lactosa.
  • En los casos de gastroenteritis, lo más importante es mantener al bebé en un nivel adecuado de hidratación, reponiendo los líquidos que haya perdido. Se le puede ofrecer más a menudo el pecho o el biberón. Si ya es más mayor, se le puede dar más agua, caldo suave, etc.
  • Si el bebé tiene una fisura anal, se aconsejan los baños de asiento, que consisten en sentarlo sobre agua tibia hasta las caderas durante 5 o 10 minutos para favorecer que evolucione correctamente.
  • En las obstrucciones intestinales, el médico tendrá que valorar la situación para ver las posibles complicaciones. Se suele recomendar ingerir una buena cantidad de líquidos.
  • Si se padece la enfermedad de Crohn, la principal actuación será vigilar la dieta para que ingiera menor cantidad de grasas, fibra, lácteos y sus derivados.
  • Si se trata de colitis ulcerosa, será el pediatra quien valore el mejor tratamiento para tu hijo o hija. Normalmente suele recomendarse la ingesta de más cantidad de fibra.

Si deseas leer más artículos parecidos a Caca con moco en bebés: por qué y qué hacer, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud del bebé.

Bibliografía
  • Morillo, G. (2019). ¿Cuáles son las causas de la presencia de moco en las heces?
  • Ramírez, G. (2019). ¿Qué puede causar moco en las heces?

Escribir comentario sobre Caca con moco en bebés: por qué y qué hacer

¿Qué te ha parecido el artículo?

Caca con moco en bebés: por qué y qué hacer
Caca con moco en bebés: por qué y qué hacer

Volver arriba