Compartir

Caca negra en bebés: causas y tratamiento

 
Por Sheila Peón. 9 marzo 2020
Caca negra en bebés: causas y tratamiento

Las cacas de los niños y niñas, al igual que las de los adultos, pueden llegar a ser un buen indicativo de salud, aportándonos una información muy valiosa y sirviendo de mucha ayuda para saber si existe alguna patología oculta. En el caso de los bebés, se convierte en algo muy habitual el cambio diario que se produce tanto en el aspecto, como en el color y textura de las heces, ya que su aparato digestivo aún no ha madurado por completo y debido también a los diferentes alimentos que ingieren al comenzar la alimentación complementaria, alrededor de los 6 meses.

En este artículo de paraBebés nos centraremos en la caca negra, vamos a ver a qué se deben las heces oscuras en bebés, qué es la arenilla que podemos observar a veces en las cacas y qué hacer si tu bebé hace caca negra.

También te puede interesar: Caca verde en bebés: causas y cómo actuar

A qué se deben las heces oscuras en bebés

Hay veces que en el cambio del pañal nos podemos encontrar por sorpresa unas deposiciones de un color muy oscuro casi negro, y esto puede ser debido a diferentes razones. Vamos a ver las principales causas por las que un bebé puede hacer cacas oscuras:

  • Suplementos de hierro. Si el pediatra ha recetado un suplemento de hierro y actualmente lo está tomando, es totalmente normal que haga caca oscura. De hecho es un signo de que el hierro se está asimilando de forma correcta por el organismo.
  • Diferentes alimentos consumidos. Una vez que el bebé comienza a tomar alimentos nuevos a parte de la leche, estos pueden dar diferentes coloraciones o tonalidades a las heces. En el caso de cacas negras, pueden estar relacionadas con la ingesta de alimentos como chocolate, galletas oscuras, carnes rojas o hígado, y otros productos no comestibles como plastilina, tierra, carbón, tinta, etc.
  • Presencia de sangre. Un color oscuro en las deposiciones puede estar indicando la presencia de sangre, tanto en niños como en adultos. Esta sangre puede provenir de la boca, la garganta, el esófago o el estómago, es decir, desde la primera parte del sistema digestivo. Por otra parte, si se observa sangre de color rojo quiere decir que esa sangre no se ha digerido, por lo tanto su origen será el final del aparato digestivo, en el intestino grueso, recto o ano. En este artículo encontrarás las causas de las heces con sangre en bebés y qué hacer al respecto.

Qué es la arenilla negra en las heces del bebé

En ocasiones puede ocurrir que en la caca de tu bebé se observe una especie de arenilla, y te pongas a pensar si es posible que el día anterior haya comido algo de tierra, arena, o algo similar a lo que estás viendo en el pañal. Pero puede que no tenga nada que ver una cosa con la otra.

La arena que se observa en las deposiciones suele ser almidón precipitado, que puede estar causado por una dieta muy rica en arroz (sobre todo antes de llegar a los 6 meses de vida) o por una ingesta de demasiada fibra. Cuanta más cantidad de almidón haya en las deposiciones, mayor hiperperistaltismo ocurre en el sistema digestivo, es decir, que ha habido un aumento de los movimientos de contracción propios del estómago y del intestino. Sucede también en casos de diarrea crónica.

Además, nos podemos encontrar con otro caso: ver en la caca del bebé unas cositas negras como si fueran hilos o hebras. No hay que preocuparse, ya que lo más normal es que se deba a los restos de un plátano que le hayas dado para comer ese día o el día anterior. Así que si ves algo así, recuerda si ha comido esta fruta hace poco tiempo.

 

Qué hacer si la caca de mi bebé es negra

Si te encuentras en la situación de que tu bebé hace caca negra, lo primero que debes hacer es mantener la calma, ya que la mayoría de las veces no indica nada grave.

Acto seguido, tendrás que hacer memoria para recordar si en las últimas horas el bebé ha podido comer algún alimento de los antes mencionados, o cualquier sustancia que pueda llegar a teñir de ese color las deposiciones del niño o la niña. También deberás tener especial precaución si ya gatea o camina y tiene fácil acceso a algo peligroso de color oscuro o negro que se pueda llevar a la boca sin darte cuenta.

Si piensas que no se trata de nada de lo anterior y estás dudando si es sangre o no, hay un truco que puedes hacer desde casa para salir de dudas: echar directamente un chorro de agua oxigenada sobre la caca de tu bebé, y si hay restos de sangre, habrá una reacción en la que saldrá espuma blanca. Si no se produce ningún cambio es que no se trata de sangre. Cuidado, porque si hay restos de sangre pueden ser del bebé o puede ser sangre de algo que haya comido, como por ejemplo hígado o carnes rojas.

Si tienes alguna duda o te preocupa el aspecto de las deposiciones de tu hijo o hija, acude a tu pediatra. Es posible que, para saber si es sangre o no, se realice un análisis que consiste en buscar sangre oculta en las heces.

Otras alteraciones relacionadas con las heces de los bebés que pueden interesarte son la caca con moco y la caca amarilla.

Si deseas leer más artículos parecidos a Caca negra en bebés: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud del bebé.

Bibliografía
  • Garrido García, J. (2010). Caca negra en niños.
  • Tormo Carnicé, R. (2015). Diarrea crónica.

Escribir comentario sobre Caca negra en bebés: causas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Caca negra en bebés: causas y tratamiento
Caca negra en bebés: causas y tratamiento

Volver arriba