Compartir

Semana 38 de embarazo

 
Por Equipo editorial. Actualizado: 14 agosto 2019
Semana 38 de embarazo

¡Enhorabuena! Tu embarazo ha llegado a término. El bebé está desarrollado y preparado para vivir en el exterior. Has entrado en la llamada zona de parto, ya que este puede producirse en cualquier momento durante las siguientes 4 semanas. En este artículo de paraBebés, te explicamos todo lo que debes saber en la semana 38 de embarazo: síntomas, desarrollo, cambios y cuidados.

También te puede interesar: Semana 1 de embarazo

Semana 38 de embarazo: ¿cuántos meses son?

Debido a las diferentes medidas que se utilizan para calcular el embarazo, es normal que te preguntes: ¿de cuántos meses estoy? o la semana 38 de embarazo, ¿cuántos meses son? Las semanas de embarazo comienzan el primer día de la última menstruación y tras 38 semanas estás de 8 meses y 3 semanas, en el tercer trimestre y finalizando el embarazo.

Otra de las pregunta más realizadas sobre el embarazo es: ¿a las cuántas semanas nace un bebé? o ¿cuántas semanas son de embarazo 38 o 40? Es normal que el embarazo dure entre 38 y 42 semanas. Además, solo el 5% de los bebés nacen en la fecha prevista. Por tanto, a partir de esta semana debes estar preparada.

¿Qué pasa en la semana 38 de embarazo?

En esta semana, el embarazo ha llegado a término. En la semana 38 de embarazo el bebé ya está capacitado para vivir con normalidad en el exterior. Sus órganos ya funcionan correctamente y el desarrollo prenatal ya se ha realizado. Sin embargo, puede tardar todavía hasta 4 semanas en nacer y, de todas maneras, se seguirá desarrollado después del nacimiento.

Cuando los pulmones han llegado a cierto nivel de madurez, empiezan a segregar una proteína al líquido amniótico que altera la producción de hormonas. Entonces, la placenta reduce la segregación de progesterona y aumenta la producción de oxitocina, encargada de regular las contracciones y la dilatación. El bebé, con la fuerza realizada durante el parto, vacía sus pulmones y libera adrenalina. Esta hormona ayuda a cerrar los canales cardíacos fetales.

A estas alturas del embarazo, el líquido amniótico va disminuyendo y la placenta va envejeciendo. La placenta de una mujer fumadora envejece y se califica precozmente. Los grados de envejecimietno de la placenta pueden ser I, II, III y IV. Cuanto mayor es el grado, más avanzado está en envejecimiento de la placenta. En la semana 38 de embarazo el grado es III.

Semana 38 de embarazo: síntomas y signos

¿Qué se siente en la semana 38 de embarazo? Las embarazadas sienten que el embarazo está llegando a su final. Este hecho puede producir multitud de emociones: ilusión por ver al bebé, cierto miedo a los retos de la maternidad, nostalgia por finalizar el embarazo, etcétera. Por otro lado, las molestias suelen aumentar durante las últimas semanas de embarazo. Los más habituales síntomas en la semana 38 de embarazo son los siguientes:

  • Dolor pélvico, descrito por las embarazadas como pinchazos o dolores de regla.
  • Contracciones de Braxton Hicks, que son puntuales y molestas, y no frecuentes, rítmicas y dolorosas como las contracciones de parto.
  • Ganas de orinar frecuentemente.
  • Cansancio y agotamiento que se debe a la dificultad de dormir.
  • Sensación de pesadez.
  • Dificultad para dormir.
  • Tobillos con edema, es decir, con líquido acumulado debido a la dificultad del retorno venoso.
  • Hinchazón en la cara y las manos.
  • Síndrome del túnel carpiano: la compresión del nervio mediano de la muñeca produce dolor en el cuarto o quinto dedo de la mano.

Síntomas de parto

Conviene estar atenta a los síntomas de parto, desde días antes de la fecha establecida, ya que es habitual que el parto se adelante o se atrase. Los síntomas que indican que el parto está próximo son los siguientes:

  • El cuello del útero madura: se ablanda y se acorta.
  • Dolor de espalda, concretamente, un dolor lumbar agudo, repentino y fuerte causado por las contracciones uterinas.
  • Diarrea antes del parto: las hormonas que relajan los músculos que rodean el cuello uterino también relajan los intestinos, por ello, es habitual que aparezca diarrea en los últimos días se embarazo.
  • Malestar digestivo: también se puede presentar falta de apetito, náuseas, vómitos.
  • Tapón mucoso: ha estado sellando el útero todo el embarazo y antes del parto el cuerpo de desprende de él. Puedes observar una secreción acuosa, mucosa o gelatinosa. Significa que el parto está cerca, pero no que es inminente, puede tratarse de horas o de días.
  • Rotura de aguas: expulsión de líquido acuoso, el líquido amniótico, a través de la vagina, que ocurre de repente cuando se rompe la bolsa amniótica. La cantidad es variable, puede ser abundante o escasa. Puedes poner una toalla para ver si se va mojando o no. Una vez has roto aguas, el parto de producirá entre las 24 y 48 horas siguientes. Ante este signo, se debe acudir al centro médico.
  • Sangrado antes del parto: es posible que la expulsión del tapón mucoso o la rotura de la bolsa produzcan un leve sangrado antes del parto. Lo normal se consideran pequeñas manchas, si el sangrado es abundante se recomienda acudir al hospital para que lo valore un médico.
  • Necesidad de defecar: la presión del bebé hacia el útero produce ganas de ir al baño. Es normal defecar durante el parto, los médicos y sanitarios que asistan el parto están acostumbrados a ello.
  • Contracciones de parto: estas contracciones se sienten como calambres ya que los músculos se tensan y el útero se endurece. Las contracciones de parto ocurren cada 5-10 minutos y duran entre 30 y 60 segundos. Van aumentando su intensidad, proximidad y duración progresivamente. Si tienes este tipo de contracciones debes acudir a tu centro médico.

Cambios en tu cuerpo

El cuerpo de la embarazada las últimas semanas de embarazo se encuentra hinchado. Notarás la barriga más baja, debido a la posición del bebé, con la cabeza encajada en la pelvis. Además, el volumen de la tripa dificulta el movimiento y encontrar la posición para conciliar el sueño.

En estas últimas semanas ya no se producen cambios evidentes en tu cuerpo. Puede ser que sigas aumentando levemente de peso o que no.

Desarrollo del bebé en la semana 38 de embarazo

Algunos de los cambios en el desarrollo del bebé en la semana 38 de embarazo son los siguientes:

  • Ha desarrollado el tono muscular.
  • La piel es más lista y suave.
  • Tiene mayor cantidad de grasa subcutánea.
  • El lanugo (vello) y el vérnix caseoso (sustancia grasosa que recubre la piel) van desapareciendo.
  • Aumenta la longitud y grosor del cabello.
  • Las uñas de las manos sobrepasan la punta de los dedos.
  • Su cráneo es adaptable y su cuerpo flexible, preparado para el parto.

¿Cuánto pesa y mide el bebé?

semana 38 de embarazo peso del bebe

Movimientos del bebé

En la semana 38 de embarazo, los movimientos del bebé se han reducido considerablemente. La disminución de los movimientos fetales en la semana 38 es totalmente normal y se debe a que el bebé ya está en la posición adecuada para el nacimiento y no tiene mucho espacio para hacer cambios de posición. Sin embargo, puede mover las extremidades.

Cuidados en la semana 38 de embarazo

Cada embarazo es diferente, igual que cada mujer lo es. Por ello, es esencial seguir las indicaciones personalizadas pautadas por los profesionales sanitarios que realizan el seguimiento. No obstante, mencionamos los cuidados generales en la semana 38 de embarazo.

Pruebas médicas en la semana 38 de embarazo

  • Exámenes ginecológicos y ecográficos a través de los cuales se valora el estado de salud del bebé. Es común realizar cardiotocografía, con la que se puede detectar los latidos del corazón del bebé.
  • También se pretende valorar la dilatación del cuello del útero y su grado de borramiento mediante la exploración del cuello del útero.
  • Durante las últimas semanas también se puede realizar una amnioscopia cuyo objetivo consiste en visualizar la bolsa amniótica, ya que el color del líquido puede indicar el estado del bebé.

Alimentación en la semana 38 de embarazo

  • La alimentación debe seguir siendo saludable y equilibrada. Incluyendo las cantidades adecuadas de los nutrientes. Especialmente, se debe asegurar la cantidad de consumo adecuada de proteína, vitamina C, ácido fólico, hierro y calcio.
  • No consumir carne o pescado crudos, tampoco embutidos, patés, huevo crudo o queso sin pasteurizar.
  • Se recomienda ingerir cantidades pequeñas con mayor frecuencia, para evitar las dificultades digestivas.
  • Beber agua: se recomienda beber 2 litros de agua diarios, para mantener la hidratación, mover los intestinos y eliminar desechos a través de los riñones.
  • Evitar las bebidas gaseosas para no favorecer la acumulación de gases.
  • Lavar bien las verduras y frutas, las manos y los utensilios para cocinar.

Recomendaciones en la semana 38 de embarazo

  • Procurar generar un ambiente tranquilo.
  • Dormir y descansar.
  • Acostarse sobre el lado izquierdo.
  • Practicar las técnicas de respiración aprendidas en las clases preparto.
  • Elevar las piernas.
  • Utilizar el cinturón de seguridad del coche.
  • Informarse sobre cómo aliviar los dolores de parto. Es importante conocer las estrategias existentes para aliviar los dolores de parto, entre ellas se encuentran, por un lado, las técnicas no invasivas, como la relajación, los masajes, la respiración, la visualización y la música. Por otro lado, las técnicas médicas como la medicación y la anestesia, por ejemplo, la anestesia epidural. Lo importante es que recojas información y la valores par poder tomar la mejor decisión para ti y tu bebé.
  • La persona que acompañe en el parto, que suele ser la pareja de la embarazada, debe conocer cómo ayudar en el parto. Pues su tarea no es solo ofrecer soporte psicológico, sino que también incluye ayudar en los ejercicios de respiración, practicar masajes, explicar lo que está ocurriendo, etcétera.
  • En caso de pretender practicar la lactancia materna, se recomienda comprar sujetadores específicos para la lactancia.
  • Preparar los objetos y productos necesarios para cuando el bebé llegue a casa, como la cuna.
  • Preparar la bolsa o maleta para ir al hospital.
  • Visitar el hospital para conocer con el recorrido, el aparcamiento, etcétera. Para ver dónde tendrás que aparcar y dónde se realizará la admisión.
  • Si quieres inmortalizar el momento, ten lista la cámara de fotos o de vídeo y el cargador.
  • Instalar la silla de seguridad para el coche.

Si deseas leer más artículos parecidos a Semana 38 de embarazo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Embarazo semana a semana.

Bibliografía
  • Figueroa, R. (1996). Nutrición durante el embarazo y la lactancia. Revista Peruana de Ginecología y Obstetricia, 42(3), 14-16.
  • Hodnett, E. D., Gates, S., Hofmeyr, G. J., & Sakala, C. (2008). Apoyo continuo para las mujeres durante el parto. Revisión Cochranae traducida en La Biblioteca Cochrane Plus, 1, 1.

Escribir comentario sobre Semana 38 de embarazo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Semana 38 de embarazo
Semana 38 de embarazo

Volver arriba