Compartir

Semana 24 de embarazo

 
Por Equipo editorial. Actualizado: 14 agosto 2019
Semana 24 de embarazo

Si estás embarazada, ¡enhorabuena! El embarazo y ha cruzado su ecuador. En la semana 24 de embarazo el cuerpo de la embarazada sigue cambiando. Es importante conocer las pautas saludables que se deben seguir, especialmente en relación a la ciática, la diabetes y la anemia: los tres puntos débiles en cuando a salud en esta etapa del embarazo.

En paraBebés te comentamos todo lo que pasa en la semana 24 de embarazo: síntomas, desarrollo, cambios y cuidados.

También te puede interesar: Semana 1 de embarazo

Semana 24 de embarazo: ¿cuántos meses son?

Actualmente, las semanas de embarazo se cuentan por los ginecólogos a partir de la semana de la última menstruación. Tras esa semana, ocurre la ovulación, la fecundación y la implantación, dando inicio a la gestación. Las semanas de embarazo y la edad gestacional no es exactamente lo mismo. Por ello, calcular meses de embarazo es más complicado y es normal que te preguntes "a la semana 24 de embarazo, ¿de cuántos meses estoy?" Ya tienes 5 meses y medio de embarazo y estás en el segundo trimestre.

¿Qué pasa en la semana 24 de embarazo?

La semana 24 de embarazo se considera la edad legal de viabilidad del feto. A partir de esta semana, el bebé es viable y, si naciera de forma prematura, los médicos tiene la obligación de atenderle con el objetivo de salvarle la vida mediante los cuidados especiales pediátricos. Sin embargo, el bebé no está suficientemente desarrollado todavía y un nacimiento prematuro en ese punto conllevaría muchos riesgos.

Semana 24 de embarazo: síntomas y signos

¿Qué se siente en la semana 24 de embarazo? En esta semana es normal sentir los síntomas propios del embarazo, especialmente, del crecimiento del útero. Además, hay cierta tendencia a padecer anemia, ciática y diabetes gestacional, que producen molestos síntomas. Los posibles síntomas en la semana 24 de embarazo son los siguientes:

  • Dolor de espalda: el útero puede comprimir el nervio ciático provocando debilidad, hormigueo y dolor que se irradia a las piernas.
  • Dolor en la pelvis: debido al crecimiento del útero.
  • Posibilidad de falta de hierro: a partir de la semana 24 de embarazo, es habitual que desciendan los niveles de hierro en sangre, ya que las demandas del bebé son cada vez mayores. En caso de presentar anemia, te sentirás cansada y mareada. Es importante que un profesional sanitario lleve el control de los niveles de hierro mediante análisis de sangre.
  • Posibilidad de diabetes gestacional: durante el embarazo, se producen múltiples hormonas y muchas de ellas inhiben la acción de la insulina, eso eleva el nivel de azúcar en sangre. Dicho incremento puede afectar al crecimiento y bienestar del bebé. Se debe controlar la posible aparición de diabetes gestacional, especialmente, en mayores de 25 años, si se poseen antecedentes personales o familiares de azúcar alto y sobrepeso. Generalmente, la diabetes gestacional desaparece tras el parto.
  • Sofocos y mayor sudoración.

Cambios en tu cuerpo

  • La barriga aumenta: la piel de la misma se estira y produce picor o escozor
  • El pecho aumenta su tamaño.
  • Aumento de la pigmentación en la areola, el pezón y la línea alba.
  • Estrías: es habitual y totalmente normal que aparezcan estrías en la barriga, el pecho o los lúteos debido a la distensión de la piel.
  • Aumento de peso: seguirás aumentando de peso conforme siga avanzando el embarazo.

Desarrollo del feto en la semana 24 de embarazo

El feto sigue creciendo y desarrollándose. Algunos de los hitos más importantes de desarrollo del feto en la semana 24 de embarazo, son los siguientes:

  • La piel deja de ser traslúcida y se va volviendo opaca.
  • La mayoría de órganos están bastante desarrollados, excepto los pulmones que aún no son suficientemente maduros.
  • Desarrollo de los pulmones. Es en la semana 24 de embarazo cuando los pulmones más se desarrollan. Esta semana se inicia la producción de surfactante pulmonar. Dicha sustancia ayuda al intercambio de oxígeno en los pulmones.
  • Las dimensiones del cuerpo y la cabeza están cada vez más proporcionadas.
  • Los órganos de los sentidos prácticamente han alcanzado su madurez, puede captar olores y sabores, sin embargo, todavía no puede ver debido a la oscuridad en la que se encuentra dentro del útero.

¿Cuánto pesa y mide el feto?

En la semana 24 de embarazo el feto mide 30 centímetros y pesa 590 gramos aproximadamente, mientras Sin embargo, estos valores se consideran aproximados, ya que es habitual que en caso de ser un niño pese más que si es una niña.

Movimientos del bebé

Todavía dispone de suficiente espacio para moverse libremente. Cambia de postura varias veces al día, además, ya puede abrir y cerrar los ojos, también sacar la lengua.

Semana 24 de embarazo - Desarrollo del feto en la semana 24 de embarazo

Cuidados en la semana 24 de embarazo

Durante el embarazo es importante realizar un seguimiento médico y aplicar las pautas que los profesionales de la salud consideren en cada caso. A continuación se recogen los consejos generales para los cuidados en la la semana 24 de embarazo.

Pruebas médicas en la semana 24 de embarazo

  • Control de la glucosa: el test de la glucosa, también conocido como test de O'Sullivan, sirve para detectar el riesgo de desarrollar diabetes en las mujeres embarazadas, en el que se comprueba el nivel de glucosa a través de un análisis de sangre. La prueba sirve para saber si presentas diabetes gestacional.
  • Analítica del segundo trimestre: a través del análisis de sangre se valora si existe anemia o toxoplasmosis, además de analizar los valores habituales del hemograma.

Alimentación en la semana 24 de embarazo

  • Alimentación saludable: una dieta que incluya los nutrientes necesarios, preferiblemente con alimentos ricos en fibra, con bajo contenido graso y pocas calorías para prevenir la diabetes gestacional. También es importante consumir las cantidades suficientes de calcio, omega 3, vitamina B12, yodo y ácido fólico.
  • Hierro: el bebé cada vez demanda más hierro, por ello, la anemia es frecuente en el embarazo. Para evitarla, es importante comprobar los niveles de hierro en sangre mediante análisis de sangre periódicos. Puedes comer alimentos que contengan hierro, como por ejemplo la carne, las legumbres y la leche. En caso que sea necesario tu médico te recetará un suplemento de hierro.
  • No consumir carne cruda, ni pescado crudo, embutido, huevo crudo, patés, queso sin pasteurizar, etcétera.
  • Lavar bien las frutar y verduras, también las manos y las superficies y utensilios que estén en contacto con los alimentos a consumir.

Recomendaciones en la semana 24 de embarazo

  • Piel hidratada y seca: se recomienda aplicar crema hidratante para mantener la piel de la barriga hidratada y aliviar la tirantez y el picor. Además de mantener la piel hidratada, también es importante mantenerla seca, especialmente en los pliegues, para evitar que se irrite.
  • Actividad física: realizar ejercicio durante el embarazo ayuda a mantenerte saludable. Se recomienda realizar unos 30 minutos diarios de ejercicio moderado. También ayudará a prevenir la diabetes gestacional.
  • Para aliviar la ciática se recomienda aplicar frío las primeras 48 horas y después calor, así como caminar, nadar, practicar yoga y no pasar demasiado tiempo en la misma posición.
  • Seguimiento del peso: es importante llevar un control del aumento del peso durante el embarazo para asegurar que se encuentre dentro de los parámetros de la normalidad.
  • Si viajas en coche, debes utilizar el cinturón de seguridad, ya que también es obligatorio para embarazadas, siempre y cuando el médico no diga lo contrario.
  • Limitar el consumo de café, te y bebidas estimulantes.
  • Eliminar las sustancias tóxicas como el alcohol, el tabaco y otras drogas.

Si deseas leer más artículos parecidos a Semana 24 de embarazo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Embarazo semana a semana.

Bibliografía
  • Casini, S., Sáinz, G. A. L., Hertz, M., & Andina, E. (2002). Guía de control prenatal. Embarazo normal. Revista del Hospital Materno Infantil Ramón Sardá, 21(2), 51-62.
  • Fescina, R. H. (1983). Aumento de peso durante el embarazo. Método para su cálculo cuando se desconoce el peso habitual.

Escribir comentario sobre Semana 24 de embarazo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Semana 24 de embarazo
1 de 2
Semana 24 de embarazo

Volver arriba