Salud del bebé

Qué pasa si mi bebé no eructa y lo acuesto

 
Leidy Mora
Por Leidy Mora. Actualizado: 3 junio 2024
Qué pasa si mi bebé no eructa y lo acuesto

Los bebés suelen tragar aire mientras son alimentados o ante episodios de llanto excesivo. Para ayudarlos a expulsar este aire, los padres y cuidadores dan palmaditas en su espalda antes de acostarlos con el fin de hacerlos eructar. Esto puede ser útil para prevenir problemas comunes como los gases y la regurgitación, que suelen afectar su bienestar y descanso. Sin embargo, esta práctica no siempre es necesaria, todo depende de como se muestre el bebé luego de ser alimentado.

Qué pasa si mi bebé no eructa y lo acuesto En este artículo de paraBebés te explicaremos porqué es importante que el bebé eructe antes de dormirlo y qué debemos hacer si se duerme sin eructar. ¡Conoce más!

Índice
  1. ¿Es peligroso acostar a mi bebé si no eructa?
  2. Por qué es importante que mi bebé eructe antes de acostarlo
  3. Qué pasa si mi bebé se duerme sin eructar
  4. Cómo acostar a un bebé si no eructa
  5. Cómo sacarle los gases a un bebé cuando está dormido

¿Es peligroso acostar a mi bebé si no eructa?

Sí, en el caso de que el pequeño se muestre inquieto e irritable podría ser peligroso acostar a un bebé que no ha eructado. Esto se debe a que durante las tomas de leche del biberón o pecho los bebés suelen tragar aire que se acumula en el estómago, aunque en el caso del pecho es menos frecuente. Cuando los gases que se quedan atrapados suelen causar dolor y malestar abdominal en el bebé.

Para evitar estas manifestaciones, es recomendable estimular el eructo tras alimentarlo, pues de esta forma el bebé puede expulsar este aire de una manera rápida y así, dormir con tranquilidad. Acostar al bebé sin eructar, incluso cuando muestra malestar, puede provocar que se intensifiquen los síntomas digestivos mientras duerme, además de afectar su bienestar y su descanso.

Qué pasa si mi bebé no eructa y lo acuesto - ¿Es peligroso acostar a mi bebé si no eructa?

Por qué es importante que mi bebé eructe antes de acostarlo

Es importante que el bebé eructe antes de acostarlo pues de esta forma se evita en gran medida la aparición de síntomas que pueden generarse por la acumulación de aire en el estómago, como el dolor abdominal, pesadez, gases, regurgitación y cólicos. Estas molestias provocarán que el bebé se muestre inquieto, irritable, con el abdomen distendido y llore en exceso.

Además de generar preocupación en padres y madres, esto también puede afectar el ciclo de sueño del bebé y su comodidad. Ahora bien, también es posible que el bebé no eructe y se muestre tranquilo al acostarlo. En estos casos, es probable es que no haya tragado gran cantidad de aire durante la toma y, por ende, no tenga ningún tipo de malestar.

Qué pasa si mi bebé se duerme sin eructar

Es habitual que los bebés se queden dormidos sin eructar, especialmente durante la noche. En estos casos, puedes estimular el eructo de una manera sutil sin interrumpir su sueño. Si, por el contrario, se muestra tranquilo y no quieres despertarlo, no debes preocuparte demasiado, ya que lo más seguro es que expulse los gases por sí solo/a durante la noche y duerma bien.

Esto es posible porque el esfínter esofágico inferior, ubicado entre el esófago y estómago, es bastante flexible en los bebés. Esto permite que se abra y cierre con facilidad, liberando poco a poco el aire atrapado en el estómago. Pese a que este es un mecanismo fisiológico en los bebés, puede no ser tan eficiente cuando las cantidades de aire que traga son excesivas.

Por ello, en la medida de lo posible, se debe ayudar a expulsarlos antes de acostarlo, especialmente en aquellos bebés que sufren de gases, regurgitaciones y cólicos frecuentes. Aquí te explicamos las Diferencias entre el cólico del lactante y los gases en bebés.

Cómo acostar a un bebé si no eructa

Si tu bebé se duermen sin eructar te recomendamos acostarlo en una posición adecuada que ayude a liberar el aire de forma fácil. Lo mejor es recostarlo sobre los hombros y mantenerlo en posición erguida por unos 15 minutos. Esto, además, ayuda a prevenir la regurgitación. Si después de este tiempo el bebé no expulsa el aire deberás cambiarlo de posición.

Por ejemplo, si está sobre los hombros, debe acomodarse en el regazo o en el pecho por unos minutos. Cambiarlo de posición o hacer algunos movimientos suaves, facilita que expulse los gases por si solo. Posteriormente, se puede acostar en su cuna boca arriba sobre su espalda, que es la posición recomendada por los especialistas.

Cómo sacarle los gases a un bebé cuando está dormido

Algunos bebés pueden despertarse con facilidad cuando se les hace eructar. Si esto ocurre, suele ser complicado hacer que vuelva a conciliar el sueño. Para hacer eructar a un bebé dormido sin que despierte por completo, puedes probar algunas de las siguientes técnicas:

  • En el hombro: si el bebé está completamente dormido, esta técnica es la ideal. Para esto colócalo sobre los hombros y apóyalo sobre el pecho, que su cabeza quede por encima del mismo. Luego, dá suaves palmaditas en su espalda entre los omoplatos de abajo hacia arriba. También funciona frotar la espalda.
  • En el pecho: otra opción para hacer eructar a un bebé dormido es colocarlo sobre el pecho. Coloca una mano en la espalda del bebé y la otra sosteniéndolo por sus nalgas. Luego, frota la espalda o realiza movimientos circulares con el fin de favorecer la expulsión de aire.
  • En el antebrazo: esta técnica puede ser útil en bebés recién nacidos que se quedan dormidos con facilidad tras las tomas de leche. Posiciona al bebé boca abajo y hazlo descansar sobre el antebrazo. La cabeza debe quedar en la curva del codo, y la mano entre las piernas para darle estabilidad. Con la mano libre, dá suaves palmaditas en la espalda, movimientos circulares o solo frótarla. De estas 3 maneras se estimula el eructo.
  • En el regazo: este método consiste en posicionar al bebé dormido boca abajo sobre los muslos. Coloca el brazo debajo de la barbilla y el pecho del bebé para darle estabilidad. Levanta ligeramente la parte superior de su cuerpo y con la otra mano da suaves palmaditas en su espalda. En esta técnica no es necesario que el bebé esté erguido, por lo tanto, suele resultar más cómoda y relajante para que no despierte. No obstante, no es adecuada en infantes que regurgitan con frecuencia.

A partir de los 6 meses, los bebés adquieren la habilidad de sentarse por si solos, esto ayuda a que pueda eructar y expulsar los gases con facilidad. En esta etapa, ya no es tan necesario ayudar al bebé a eructar antes de dormir. Si tu bebé no eructa con facilidad y muestra con frecuencia síntomas como regurgitación y cólicos, es necesario consultarlo con el pediatra. Aunque estos problemas son bastantes frecuentes durante los primeros 3 meses por la inmadurez digestiva, siempre es conveniente la valoración y consejos del especialista.

Qué pasa si mi bebé no eructa y lo acuesto - Cómo sacarle los gases a un bebé cuando está dormido

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué pasa si mi bebé no eructa y lo acuesto, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud del bebé.

Bibliografía
  • Academia americana de pediatra (2022) Cómo mantener seguro a su bebé cuando duerme: explicamos la política de la AAP. https://www.healthychildren.org/Spanish/ages-stages/baby/sleep/Paginas/a-parents-guide-to-safe-sleep.aspx
  • Mayo clinic (2023) La regurgitación en los bebés: qué es normal y qué no. https://www.mayoclinic.org/es/healthy-lifestyle/infant-and-toddler-health/in-depth/healthy-baby/.
  • National health services NHS (2024) Burping your baby. https://www.nhs.uk/start-for-life/baby/feeding-your-baby/breastfeeding/how-to-breastfeed/burping-your-baby/
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
Qué pasa si mi bebé no eructa y lo acuesto