Compartir

Padres permisivos: características y consecuencias para sus hijos

 
Por Sara Sanchis. 31 julio 2020
Padres permisivos: características y consecuencias para sus hijos

Los padres permisivos constituyen un estilo educativo parental que se encuentra en el extremo opuesto de la rigidez y censura del estilo autoritario. Como tal, los extremos no suelen ser positivos y es por ello que este modo de crianza puede provocar prejuicio sobre los hijos al no establecer límites claros sobre cuál es el camino adecuado para transitar sus vidas.

Desde paraBebés queremos hablar sobre las características de los padres permisivos y las consecuencias negativas que generan en los hijos y de qué modo resulta conveniente intervenir sobre los padres para re-estructurar su estilo educativo hacia un modo más asertivo y con autoridad democrática.

Tipos de padres y madres

Desde la psicología existen 4 tipos de padres y madres, refiriéndose con ello a cuatro estilos de crianza diferentes que llevan a los padres a adoptar diferentes actitudes, conductas y respuestas ante la educación y comportamiento de sus hijos. Estos cuatro estilos son:

  1. Estilo democrático: constituye el modo de educación deseable para todos los hijos ya que supone un estilo en el que la autoridad se encuentra en manos de los padres, en tanto que se consideran guías en la vida de sus hijos, pero en sus acciones siempre intervienen el proceso conciliador, comunicativo y empático, considerando importantes las necesidades y opiniones de sus hijos.
  2. Estilo autoritario: supone uno de los estilos más agresivos que hace uso de la imposición y, en ocasiones, de la fuerza (a través del castigo) para educar a sus hijos. En este estilo, la comunicación es unidireccional y no tiene en cuenta las necesidades de sus hijos ni las consecuencias que sus actos tienen sobre ellos. Aquí puedes ver en profundidad las características de los padres autoritarios y las consecuencias negativas que generan en los hijos.
  3. Estilo indulgente: se trata de un estilo completamente pasivo en el que la figura paterna se muestra ausente e inalterable ante las necesidades de sus hijos, incluso ante sus conductas (positivas o negativas). Como resultado de ello, no son capaces de establecer normas de conducta ni muestran ningún tipo de afecto ni emocionalidad sobre sus hijos.
  4. Estilo permisivo: son padres o madres que son incapaces de poner límites adecuados a sus hijos. Pueden ser muy afectuosos, incluso llegar a la protección excesiva. La premisa que dirige sus actos es evitar a toda costa el sufrimiento o malestar de sus hijos.

Características de los padres y madres permisivos con ejemplos

Los padres y madres permisivos son personas que intentan evitar a toda costa el sufrimiento y malestar de sus hijos. Suelen ser personas muy sensibles al sufrimiento ajeno y esto puede deberse, en muchos casos, a que el sufrimiento de los demás, y en este caso de sus hijos, les re-conecta con sus propio sufrimiento infantil. En estos casos, su estilo educativo es un modo inconsciente de evitar volver a sentir su propio dolor reflejado en sus hijos.

En realidad, se trata del extremo contrario al estilo educativo autoritario en el que el control y los límites son excesivos. En este caso, por evitar el dolor que produce este tipo de disciplinas autoritarias y en un intento por ser respetuosos con sus hijos, evitan cualquier tipo de limitación e imposición a sus hijos, negando la posibilidad de ofrecer una guía de conducta adecuada que, en ocasiones, supone el necesario establecimiento de límites.

Los padres y madres permisivos suelen ser personas, igualmente, con una gran dificultad de contacto con sus propias necesidades y límites de los que, por su experiencia de vida, se han desconectado. Este hecho les lleva a no ser capaces de reconocer, en muchos casos, cuando resulta necesario poner un límite porque la propia demanda personal así lo requiere (por ejemplo, en el caso de estar cansados y no estar capacitados en ese momento para atender ciertas demandas de los hijos; cuando la madre/padre tiene cierta necesidad contraria a la de su hijo y no es respetada, una vez tras otra, por no ser conscientes de esa necesidad interna, etc.).

Estas situaciones, pueden llevar a los padres y madres permisivos a sobrecargarse, debido a su imposibilidad de autorregulación interna lo que suele provocar consecuencias emocionales negativas a largo plazo (angustia, depresión, frustración, etc.) que pueden acabar descargándose en la pareja, en uno mismo o en los/as hijos/as.

En muchas ocasiones, este modelo permisivo ha sido interiorizado a través del inconsciente colectivo con respecto a la asunción de roles de género: al hombre le corresponde el poder y la madre el cuidado y la sumisión.

Ejemplos

Sea cual sea el origen de dicha actitud parental, esta les lleva a realizar conductas demasiado permisivas, en muchas ocasiones, y no muy beneficiosas para sus hijos:

  • No saber decir no, para no afrontar el malestar y enfado de su hijo.
  • No penalizar de manera asertiva las malas conductas.
  • Cuando han penalizado estas malas conductas, las despenalizan posteriormente por considerar que están hiriendo a sus hijos.
  • No les motivan a realizar tareas por ellos mismos como modo de ir adquiriendo responsabilidades acordes a su edad. En este artículo hablamos sobre cómo motivar a los niños y las niñas.
  • Les disculpan siempre de sus errores, evitando que se responsabilicen de ellos.
  • En muchas ocasiones, no se sienten autorizados a establecer límites, confundiendo estos límites necesarios con coartar la libertad de sus hijos.

Consecuencias del estilo permisivo con ejemplos

Las consecuencias del estilo permisivo sobre los hijos no suelen ser muy positivas por dos motivos principalmente:

La falta de límites

  • Puede suponer un gran obstáculo para el desarrollo positivo de los hijos. Estos niños carecen de una guía necesaria sobre la cual andar sus pasos de manera segura y confiada.
  • Como consecuencia de ello, pueden mostrarse inseguros ante nuevos caminos en su vida fuera del contexto familiar o bien pueden frustrarse al encontrarse con límites a los que no están acostumbrados.
  • Este aspecto puede obstaculizar el inicio de la socialización de los niños cuyo egocentrismo infantil se ve aumentado por este estilo parental permisivo.
  • Puede ocurrir que desde bien pequeños estos niños aprenden que ellos mandan, lo que puede provocar consecuencias muy negativas sobre los padres durante la adolescencia. Los hijos se imponen a sus padres porque están acostumbrados y por el rencor inconsciente que sienten hacia ellos por no haber recibido de su mano los límites y guía necesaria.

La sobreprotección

  • El cuidado excesivo de los hijos, entendido como sobreprotección, no les permite auto-regularse, conocer sus límites y fortalezas, estar motivados a emprender nuevas acciones para obtener nuevos aprendizajes, etc.
  • Este aspecto puede generar en estos niños pasividad, cierto temor a experimentar ciertas situaciones, somatizaciones continuas, baja motivación de logro, no responsabilizarse de sus actos, etc.
  • Como aspecto positivo, podemos decir que estos niños sí que reciben afecto y cariño, con los beneficios de cierta seguridad y confianza en los demás que esta vivencia les ofrece.

Consecuencias de padre autoritario y madre permisiva

Debido al patriarcado, esta combinación de estilos de crianza ha estado muy presente en los últimos siglos, como consecuencia de una degradación de los roles originales de género en donde el padre ocupa el lugar activo, de fuerza y decisión, y la mujer, de cuidadora y protectora. Sin embargo, el patriarcado ha deteriorado estos valores humanos en beneficio de la supremacía del rol masculino sobre el femenino.

De este modo, en muchas familias, se han dado crianzas con padres autoritarios y punitivos, en donde la ley únicamente estaba en sus manos, y madres sumisas y permisivas que protegían a sus hijos, incluso, de sus padres. Las consecuencias que esto ha generado sobre los hijos de estas familias han sido:

  • Niños temerosos con poca iniciativa y capacidad resolutiva, por la gran censura que han recibido de manos de su padre
  • Únicamente se sienten seguros en el seno de su madre, con personas con características similares a ella o en ambientes cálidos y tranquilos.

Cómo ayudar a padres y madres permisivos/as

Al igual que con cualquier otro tipo de estilo parental educativo disruptivo, resulta importante intervenir sobre la conducta de los padres para evitar las consecuencias negativas que este estilo de crianza puede suponer para sus hijos. Entre las recomendaciones e intervenciones que se podrían realizar con padres y madres permisivos estarían:

  • Hacerles conscientes de cómo su manera de educar puede suponer grandes déficits y obstáculos para el óptimo desarrollo de sus hijos, a pesar de su creencia en que les ayudan portegiéndoles.
  • Realizar un trabajo de indagación personal en donde tomen consciencia de sus creencias limitantes y del origen de su miedo a sufrir, que les lleva a sobre-proteger a sus hijos
  • Trabajar sus fortalezas e ir modificando las limitaciones por estos nuevos y reales potenciales.
  • Ayudarles a establecer límites claros para sus hijos e indicarles el modo de ir integrándolos en la vida de sus hijos
  • Animar y acompañar en el fomento de la autonomía de sus hijos, lo que les permitirá valerse por sí mismos.
  • Ayudarles a discernir entre el necesario cuidado y protección paternal, como base para establecer confianza y seguridad en sus hijos, de la necesidad de auto-regulación de sus hijos que les lleva a querer explorar, conocer y aventurarse por ellos mismos a conocer el mundo, sin que esto pueda suponer un peligro real para ellos.

Si deseas leer más artículos parecidos a Padres permisivos: características y consecuencias para sus hijos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Educación infantil.

Bibliografía
  • García Bueno, M.P. (2018). Estilos educativos parentales. Gabinete de orientación infantil Colegio Villalkor.
  • Guerrero, L. (2019). Los estilos parentales y cómo se manifiestan en el aula. Ciudadanía y convivencia. Eduforics.
  • Henao López, G.C. y cols. (2007). Las prácticas educativas familiares como facilitadoras del proceso de desarrollo en el niño y la niña. AGO. USB Medellin-Colombia. V7, nº2, Pag.199-385.

Escribir comentario sobre Padres permisivos: características y consecuencias para sus hijos

¿Qué te ha parecido el artículo?

Padres permisivos: características y consecuencias para sus hijos
Padres permisivos: características y consecuencias para sus hijos

Volver arriba